Roberto Campos RoCa: Fallaron los pronósticos polìticos en Juárez PDF Imprimir E-mail
Política - Elecciones 2010
Escrito por Roberto Campos RoCa   
Viernes, 12 de Marzo de 2010 17:29

Tendremos que reconocer que, ninguno de los politólogos dio una, en esto de los pronósticos políticos de la sucesión municipal en Juárez. Mencionaron a todos, pero sus finalistas no llegaron. Claro que el problema no es de ellos, sino de la “lupa” que utilizan casi todos los “analistas” políticos, y que nunca se pone en la perspectiva de los ciudadanos desinteresados, quienes vemos con toda claridad, qué es lo que verdaderamente se disputan todos estos personeros de los Narcopoliempresarios que se adueñaron del estado desde los dos inefables sexenios entreguistas; El de Oscar Órnelas (que le dio al PAN las principales ciudades del estado Verde, salvo Búfalo), y el surgido del inolvidable fraude “patriótico”, el del tío incómodo (Fernando el católico), que tuvo que entregar la gubernatura a quien se la había ganado seis años antes, al terrible Pancho Barrio y su pandilla feliz.

 

El tema no es menor, y es quizás hasta más importante que la gubernatura, pues lo que sigue y está en disputa es el control de la puerta de acceso y salida para todos los nuevos y viejos oficios del crimen organizado, como lo son, entre otros, contrabando de: Drogas, mercancías, autos chuecos o robados, piratería, inmigrantes, y trata de blancas e infantes.

Con este panorama, no es una sorpresa que el payaso Teto cabalgue de nuevo, y que en un aparente descenso jerárquico (primero fue senador, luego bajo a diputado para ser alcalde, y ahora volvió a ascender a diputado para descender nuevamente a alcalde) ahora pretenda tener nuevamente la llave de la Línea en su mano.

Desde luego que esto pudo suceder, por la propia debilidad de la candidatura impuesta de Cesar Duarte, quien desde “enantes”, cedió poder y territorio a sus adversarios temporales, comprometiéndose con Teto a dejar en sus manos la zona fronteriza, ya por medio de Serrano, o directamente por él mismo, como sucedió ante la cuarteadura inesperada que se presentó desde el 31de Enero, donde hasta la propia federación tuvo que voltear hacia la frontera, y ahora hasta intervenirla, dada la coyuntura electoral que la distingue.

Si el PAN (en otra Línea, aunque más chapita), se comportara con mas inteligencia política, podría, no sin dificultades, recuperar el estado y la frontera, cediendo la capital, pues la debilidad de Duarte, “sumada” a la vulnerabilidad del Teto, son factores ideales para propinarle tremenda derrota a los tricolores chihuahueños, quienes aparte de extraviar ya sin remedio su olfato político, fatalmente adquirieron un desaforado gusto por el muy redituable negocio de los enervantes.

Podríamos decir, sin errar casi nada, que la primera caída de tres, la ganó Duarte, al lograr imponerse como candidato de “unidad” vía don Beltroni. La segunda, está siendo ganada por la mafia Delicias, donde los Baeza lograron imponerse en la capital, con su compadre Marco Quezada, y en Juárez, aunque perdiendo por el tsunami de Enero a su gallito Valencia, lograron pactar, en sociedad 30-70, la indeseable postulación del “capricho real”. La tercera caída, será la buena, pero no será ganada por ninguno de estos, sino por el Cartel de Juárez o por el Cartel de Sinaloa, los verdaderos protagonistas y adversarios de esta función de circo, maroma y teatro de barriada.
 
Después de todo lo dicho por todos los protagonistas, tanto en los mentideros políticos, como en la prensa y la radio, así como en los propios partidos, quien se atreverá a dar la cara (sin hipocresía) en defensa y justificación de la vergonzante y claudicante postulación del payaso Teto como “candidato de unidad”.

Y Señores Panistas: Ustedes tienen la palabra, pero están condicionados a dejar fuera de esta posible jugada, a los Barrios, a los Corrales, a los Pérez Cuellar, a los Jáureguis, a los yunques, a los H Álvarez, y demás santones del panismo, y decidirse por un buen candidato, no charrasqueado, y sin importar que sea o no miembro del blanquiazul.
 
Digo, si es que algo les quedara de la inteligencia política de la que no han presumido desde que decidieron convertir a su partido en gobierno.
 
Roberto Campos Roca

 

El Clima