Palco de Prensa: El “disco rayado” PDF Imprimir E-mail
Noticias - El Mundo
Escrito por Gilberto Lavenant   
Jueves, 03 de Mayo de 2012 05:20

El candidato presidencial de las izquierdas, Andrés Manuel López Obrador, estuvo en Tijuana esta semana. Lunes y martes. La verdad, lo más notable de esta visita, fue el mítin en la zona centro de la ciudad. Aunque nadie se pone de acuerdo, las cifras estimadas van de 10 mil a 20 mil personas. Por lo demás, el discurso fue más de lo mismo. Como si fuese un “disco rayado”.

Pero esperen, porque de inmediato surgen por ahí las críticas por parte de los simpatizantes de “el peje”. El tabasqueño no es el único que trae un discurso repetitivo. Los cuatro candidatos presidenciales hacen lo mismo. Lo único que cambia es el escenario. El “rollo” es el mismo que utilizan en cada lugar que visitan.

Que las encuestas están “copeteadas”, que están “cargados los dados” a favor del candidato priísta, que Pena Nieto, Josefina y Quadri, son más de lo mismo, que el mexiquense es producto de una televisora, que el exgobernador del Estado de México tiene miedo de participar en los debates, pues no articula ideas. Hasta parece que usa “play back”.

Quizás la novedad es que Andrés Manuel manifestó una aparente confianza de que el 1 de julio próximo va a ganar los comicios presidenciales. Sin embargo, evidentemente le incomodó y desagradó el que uno de los reporteros, durante la conferencia matutina, le lanzara la pregunta : ¿Y qué pasará si no gana? De inmediato respondió : “Cambie de ejemplo, nos va a ir bien y en caso de que los ciudadanos decidan que quieren más de lo mismo, sí se dá una especie de masoquismo colectivo”.

Andrés Manuel dice que conoce todos los municipios de México, que ha recorrido el país al menos dos veces. Sin embargo, llegó aquí y habló más de lo mismo que ha hablado no sólo durante la actual campaña, sino de siempre.

Habría qué responsabilizar a sus colaboradores –alguien debe tener la culpa- que no le informaron que Tijuana es una de las fronteras más importantes del mundo, que la corriente migratoria en esta zona es intensa, que todos los días llegan decenas de cientos de mexicanos en busca de un mejor nivel de vida. Nada dijo sobre el tema migratorio.

Tal parece que tampoco le informaron que esta frontera sufre por las medidas federales centralistas. Que no aguanta absurdos como el Siave, la restricción en el manejo de dólares, el desempleo, la carencia de viviendas y tantos temas más, que tampoco tocó.

Para nada habló sobre la Zona Económica Estratégica que reclaman los empresarios, para tratar de frenar el flujo de consumidores locales hacia el vecino país.

A López Obrador, le ha pasado lo que a la panista Josefina Vázquez Mota –el candidato del Panal, Quadri, ni sufre, ni se acongoja- están obsesionados porque no logran desplazar al mexiquense Enrique Peña Nieto de las encuestas sobre preferencias electorales o intención del voto. Sus fijaciones mentales, son estrictamente de índole política.
 
Se queja de que no recibe un trato equitativo, de parte de los medios masivos de difusión, por ejemplo, que todos están a favor de Peña Nieto, que de este no se puede esperar mucho,    

que no articula ideas, que es un candidato prefabricado por las televisoras mexicanas, que lo quieren proteger de que no cometa algún error en el próximo debate programado para el domingo 6 de mayo.

También tuvo para doña Josefina Vázquez Mota, de quien dijo que se rodea de estrategas y asesores extranjeros, que cobran una millonada y que se dedican a copiar propuestas ajenas. A Quadri, del Panal, ni en el mundo lo hace.

Además del señalar el posible cambio, en caso de que el voto de los mexicanos le favorezca el 1 de julio próximo, Andrés Manuel desaprovechó dos eventos importantes, durante su estancia en Tijuana. Primero, el mítin en la zona central, con la presencia de miles de tijuanenses, superiores a los que ha logrado reunir Vázquez Mota en sus actos en Baja California y que representa un reto para el priísta Enrique Peña Nieto.

El otro evento, fue la conferencia de prensa. Obligó a los periodistas a madrugar a las 7:00 de la mañana, para la entrevista colectiva, en donde hubo más de lo mismo, de lo mismo que ha venido expresando en las diversas partes del país que ha recorrido en su campaña. Como si fuese “disco rayado”.

Para que no se incomoden los seguidores o simpatizantes de Andrés Manuel, lo que hizo  esta semana en Tijuana, también lo han hecho el priísta Enrique Peña Nieto, la panista Josefina Vázquez Mota y el candidato de la maestra Gordillo, Gabriel Quadri. Puro “rollo”.

Ninguno de ellos ha tenido la visión de promover y celebrar reuniones regionales, en donde se aborden los principales problemas que aquejan a los mexicanos, desde empleo, educación, fomento económico, corrupción, simplificación administrativa, los reclamos de agricultores y pescadores.


Eso de que tuvo mucho público en el evento de la zona centro, no es del todo relevante. Quizás evidencia que son muchos los tijuanenses que se interesan en su discurso y que probablemente voten a su favor en los comicios de Julio próximo. Pero los “rollos” no solucionan nada.

Falta que hagan propuestas concretas. Posibles soluciones para cada problema. Tratamiento que se pretende dar a problemas tan agudos como la pobreza extrema, el desempleo y la inseguridad pública.

En las condiciones críticas en las que vive México, las viejas y tradicionales campañas políticas a base de simples discursos, descalificaciones o ataques a los rivales, son un desperdicio de tiempo y de recursos. Mucho más si recurren al “disco rayado”. Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

 

El Clima