Alta y Adentro: Grandes espectáculos, grandiosa afición PDF Imprimir E-mail
Deportes - Beisbol
Escrito por Jaime E. Rey   
Miércoles, 26 de Mayo de 2010 16:55

 

Los eventos que por este año mantuvieron aquí a Dorados LMB son históricos por ser la primera vez que se celebran en nuestro estado. Pero se necesita permanencia para crear historia real. El ganador de una batalla no es quien tira el primer disparo, gana quien tira el último. Ahora Chihuahua tiene el cañón, las bombas y todas las armas para tirarle con ganas al esfuerzo de dejar aquí permanentemente al equipo.

 

La semana pasada llamé arbitrariamente las series Dorados-Camargo y Dorados-Saltillo la guerra de las taquillas. El propósito fue hacer las asistencias a los juegos parte importante de toda nota o relato hecho público.

 

 Y así comprobar lo beisbolera que es esta ciudad. Con todo el que es alguien en la LMB camino a esta ciudad había que impresionarlos, pues de ellos depende el futuro de Dorados.

 

 Y ganó el beisbol. En cada uno de los seis juego de ambas series y en cada una de las cedes se superaron las entradas de todo juego del resto de los equipos de LMB. Aquí hablo de cada uno de los juegos de siete series. Palizas en cada uno de 21 partidos.

 

Esto costó al aficionado. Usualmente el derby de jomrones se celebra junto con el juego de estrellas. Dos eventos, un sólo boleto. Aquí se cobraron dos boletos y cada una de las asistencias superó las de los últimos 10 juegos de estrellas. Eso exige pronto anuncio de que el equipo se queda.

 

El pomposamente llamado derby es una práctica de bateo y asistieron a él más aficionados que a algunos de los últimos 10 juegos de estrellas en diversas ciudades. Dos boletos, una gran entrada y otra magnífica, extraordinaria.

 

El principal platillo del banquete fue bueno. Juego de 4-3 ganado por la Zona Norte. Pero la cereza en el pastel fue el lleno casi completo del estadio. Completo, para todo propósito, porque fueron pocos los huecos en las tribunas.

 

Y, que ambiente. ¿Qué fue esto, la Feria de San Marcos? No, no, ahí van más a emborracharse, aquí anoche fue la gente a ver y gozar beisbol. Fueron los que conocen el beisbol cuyo respaldo ha faltado a Dorados.

 

 Y volverán si nos dejan el equipo aquí. La LMB se ganó su apoyo con un gran espectáculo puramente beisbolero. Hubo tres mascotas de obvia calidad pues divirtieron sin las vulgaridades de las nuestras, a quienes les falta calidad y divierten ron ridículas leperadas. He creído que su propósito es divertir a los niños no pervertirlos.

 

Al estadio volvieron las familias que gustan de lo bueno y sano, de lo de verdad artístico, como las exhibiciones de esos  artistas. La vulgaridad vende pero no a todos. Pero ellos no fueron lo único artístico, el fildeo fue un elegante valet.

 

El juego empezó mal dos errores en una misma jugada en la primera entrada costaron dos carreras y algo de desilusión de algunos, después de todo se espera más de lo mejor.

 

En un ambiente saludable no podía faltar la “cabula.” Mis amigos de la Escuela de Beisbol Tarahumara, Bruno Ramírez, Piñon, y Richi, me gritaron en ese trance:

 

“Don Jaime, ¿trajo cachirules de Mazorqueros”? Después, “voltee a ver a las Tecatitas, son sus nietas”. Si sólo hubieran mandado cheves en lugar de saludos y bromas los gozaría más.

 

Pero ese fue por años el ambiente del beisbol, la camaradería, las bromas libres de vulgaridad, la convivencia que nos hacia hermanos a todos los aficionados.

 

Recuerdo en Juárez en tiempos de la Liga Arizona-México, sin saber contra quien jugaba Indios nos reuníamos en las tribunas a gozar el beisbol. Ahí no había guerra de barrios. El beisbol nos unía y sólo pedíamos beisbol.

 

Señores de la LMB y de Sultanes, anoche vieron la verdadera cara y corazón nuestro. Sí somos fieles pero no somos tontos, si nos dan el buen beisbol que merecemos ahí estaremos con ustedes.

 

Anoche se despertó un interés adormecido y se creo otro nuevo. Lo de anoche fue más histórico por eso que por lo nuevo de la fiesta.

 

Me burlo cuando escucho en los medios, “la siguiente historia es de un atropellado sin consecuencias graves en el Periférico”. Esa es una simple nota que ni noticia es. No señores ni eso ni un evento de dos días, que posiblemente jamás regrese son historias.

 

Historia será la que haremos si se queda aquí Dorados. LMB, gracias por la oportunidad de ser hospitalarios. Sé que se van contentos pero regresen para quedarse.

 

El Clima