Abominable, repulsivo y condenable el crimen de la niña Camila PDF Imprimir E-mail
Opinión - Devenir
Escrito por Isaías Orozco Gómez   
Domingo, 28 de Octubre de 2018 11:28

Isaías Orozco Gómez.

 

Indudablemente, ante el atroz crimen de la niña Camila, de siete años de edad, que cursaba el segundo grado de educación primaria, al igual que los ocurridos a otras criaturitas en similares hechos del 2016 a la fecha, aquí en la ciudad capital, en Ciudad Juárez y en otras partes del estado; debe generar en nosotros, en la población toda, lo que tal parece se estaba o está perdiendo, la capacidad de asombro, pero ante todo: la capacidad de indignación.

 

No podemos, no debemos, independientemente de creencias o no creencias religiosas, de filosofías e ideologías políticas, seguir la brecha de la DESHUMANIZACIÓN DEL SER “HUMANO”; aceptando como cosa natural, como acciones consustanciales al HOMBRE y a la MUJER, el secuestro, la extorsión, la desaparición forzada, el desplazamiento obligado de familias enteras, los ASESINATOS del prójimo, del vecino, de los otros, sean de la edad que sean o sin discriminación de sexo; incluso, ya ni la condición económica se antepone a tales conductas delictivas, se van “parejo”, contra pobres y poderosos financieramente.

 

Cómo aceptar irresponsable y cobardemente el hacer “humano” irracional y desalmado –por aquello, de si, real y efectivamente, existe o se tiene ALMA–. Esa bestia pedófila que se llevó y masacró a la tan tierna e inteligente niña Camila, como el caníbal monstruo que recientemente violó y mató  a veinte mujeres adolescentes y jóvenes en el Ecatepec, Estado de México; como, tantos y tantos más criminales ¿natos?, si es que de veras existiera satanás, tales torvos  e indeseables criminales, debieran considerarse como ABORTOS DE SATANÁS. Y por tales causas evidentemente negativas, si son creyentes católicos, debieran ser EXCOMULGADOS. ¿O son tan bestiario su mundo, que ni a eso le temen?

 

Lo anterior nos hace pensar, que aun cuando se puede caer en el mismo estado de criminalidad que los señalados, quienes en estados como Puebla, Hidalgo, Estado de México… quizá llegaron a extremos hacerse justicia por su propia mano, llegando al linchamiento de los “presuntos” ROBACHICOS u otro tipo de violadores de la ley, dado que las autoridades en turno –de los tres niveles de gobierno– no garantizan eficaz, eficiente,  oportuna y coordinadamente la seguridad pública.

 

Nobleza obliga: en el caso específico del triste y muy lamentable crimen de la niña Camila, se reconoce la pronta (relativamente hablando) aprehensión y aclaración  del mismo, del Gobierno del Estado, así como de las respectivas dependencias policiacas del Poder Judicial local, esperando y deseando, que, efectivamente, el sujeto presunto asesino Juan Manuel V. G. de 25 años de edad, no vaya a resultar un “chivo expiatorio”. Que con esa misma celeridad, sean aprehendidos también los actores materiales e intelectuales de tanto asesinatos, como el más reciente del activista Rarámuri Julián Carrillo.

Ahora bien, considerando tan funesta realidad estatal y nacional, es imperativo dar a conocer a nuestros apreciables lectores el muy oportuno mensaje que nos fue reenviado: “INSEGURIDAD ¡YA BASTA! Si estas en una situación de posible riesgo haz doble clic en Teem se envía alerta a usuarios cercanos también a los miembros de tus redes. Tu ubicación es comunicada. Los usuarios interactúan con fotos, textos y voz. Juntos podemos acabar con  la inseguridad. Úsalos en casos de: violencia, secuestro, extorsión, accidentes, incendió, emergencia médica… ¡ÚNETE! DESCARGA: ‘TEEM SEGURIDAD’ Google play App Store visita www.teem.is” Durante el mensaje, aparece una señorita transitando por el desolado callejón de cierta población, perseguida de cerca por un hipotético delincuente, por lo que ella activa el botón de teem, y de pronto salen a las ventanas y a las puertas usuarios en su auxilio. Vale la pena probar.

 

Desde finales del siglo XX y en lo que va del siglo XXI, vemos avances dentro el campo de la electrónica, de la Cibernética, de la biogenética y la bioética;  una imparable carrera de descubrimientos y de “avances” que es difícil saber a dónde nos va a llevar. Pero lo que sí está claro, es, que, simultáneamente, estamos viviendo una violenta desintegración de lo que hasta ahora se había llamado ORDEN SOCIAL, y los pueblos dan enérgicas muestras de no tolerar por más tiempo los privilegios, las injusticias, las inequidades, por muy institucionales que éstas sean.

 

Y mientras nos acabamos de convencer de si tanto aparatito cibernético como los celulares, las tabletas, las computadoras, la televisión… son más benéficos que perjudiciales para la información y formación, para las mentes de todos los seres humanos, desde niños hasta ancianos; hay alrededor  nuestro (explícita o implícitamente) demasiado dolor, demasiada angustia, demasiada enfermedad y demasiado abusos contra nuestros hermanos sean éstos indígenas mestizos. Lo más grave, por todas partes se impone el imperio del dinero, el dios del becerro de oro y para conseguirlo se atropellan sin consideración alguna, las leyes de la naturaleza y la moral.

 

De ahí que con mayor razón, para detectar, diagnosticar y tratar posibles desajustes biopsicosociales en nuestros niños y adolescentes, todos los centros educativos del sistema educativo nacional, preeminentemente del nivel básico, tienen que contar con el servicio de atención y orientación psicológica y educativa.

 

Que los tres niveles de gobierno del Estado Mexicano, la clase patronal y/o empresarial y los verdaderos líderes y dirigentes de los sindicatos obreros, vena la gran necesidad y reales posibilidades de que los trabajadores, los empleados como padre y madre de familia, tengan y logren el máximo de tiempo para la atención de sus vástagos; pues éstos, no pueden seguir a la buena de Dios, sueltos, expuestos a  las asechanzas de los pederastas, pedófilos, en general enfermos sexuales, ya que hasta entre los propios sacerdotes católicos, van en aumento dichas conductas negativas e inmorales.

 

Insistimos, urge MATERNALIZAR a la sociedad, a la humanidad toda. Magnífica frase expresada hace unas semanas por la respetable señora esposa (que no primera dama) del presidente electo de México, Lic. Andrés Manuel López Obrador: ¡CON LOS NIÑOS NO!  

 

El Clima