Juan Díaz De la Torre deja la dirigencia del SNTE; Alfonso Cepeda Salas, designado interino PDF Imprimir E-mail
Noticias - El País
Escrito por Redacción   
Jueves, 22 de Noviembre de 2018 19:11

 

El SNTE designó a Alfonso Cepeda Salas como dirigente interino del gremio magisterial; Gordillo con intención de retornar al mando del sindicato.

 

Ciudad de México.- Durante los trabajos de la 47 sesión extraordinaria del Consejo Nacional del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Juan Díaz De la Torre, solicitó licencia al cargo como presidente del gremio magisterial.

 

En sesión a puerta cerrada, se confirmó que el dirigente magisterial se separó de su cargo, en el que fue reelecto en febrero pasado por un lapso de seis años.

 

El SNTE designó a Alfonso Cepeda Salas como dirigente interino del gremio magisterial. Se prevé que convoque a sus órganos de gobierno para una posible reforma a sus estatutos.

 

Abre Gordillo su intención de retornar al mando del SNTE

 

La ex presidenta del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Elba Esther Gordillo Morales, afirmó que el futuro del gremio está más allá de protagonismos personales, vamos unidos, sin miedo, vamos por él, con lo que dejó entrever su intención de regresar al gremio que encabezó por 24 años.

 

Afirmó que, aunque mis derechos están siendo conculcados, por encima de mis intereses particulares antepongo el interés general de todos los trabajadores de la educación. A ellos debo mi lucha.

 

En un video difundido en redes sociales, Gordillo Morales, quien encabezó por más de dos décadas al gremio magisterial hasta su detención en febrero de 2013, aseguró que a nadie conviene un SNTE débil y dividido, por eso anunció que para retomar la fuerza y unidad, le tomamos la palabra al presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, con el fin de buscar la construcción de nuevos liderazgos dentro del gremio a través del voto libre, incluyente, secreto y universal de todos los trabajadores de la educación.

 

Gordillo aseguró que México cambió en la forma de hacer y entender la política. Consideró que quienes representaron la farsa y la simulación han agotado su tiempo, deben irse, se están yendo. No se trata sólo de un cambio de personas, sino la reivindicación de las luchas perdidas y de los anhelos frustrados, porque ninguna organización debe estar ajena y menos aún contraria a las aspiraciones de sus representados.

 

En su mensaje, destacó que la fortaleza del SNTE está en su pluralidad, que nadie quede excluido, que nadie renuncie a ser parte de la historia. Ante los acontecimientos por venir en el SNTE, mi posición es la de contribuir a que el nuevo momento garantice las mejores condiciones a los agremiados. En el pasado debemos encontrar la fortaleza para el derrotero arduo, pero fructífero al que el futuro nos reta.

 

Agregó que “sin uno y otro, no seremos nada, perderemos el camino, no le serviremos a México. Aunque mis derechos están siendo conculcados, por encima de mis intereses particulares, antepongo el interés general de todos y cada uno de los trabajadores de la educación, a ellos debo mi lucha. El futuro del SNTE está más allá de protagonismo personales, vamos unidos, vamos sin miedo, vamos por él. (La Jornada)

 

El Clima