Peligroso transporte de rastrojo PDF Imprimir E-mail
Opinión - Devenir
Escrito por Benito Abraham Orozco Andrade   
Sábado, 26 de Enero de 2019 19:27

Benito Abraham Gómez Andrade.

 

No resulta extraño ver por las carreteras del estado, en cualquier época del año y a cualquier hora, como se desplazan los vehículos que transportan rastrojo -residuos que quedan en los campos de cultivo- que seguramente es utilizado como alimento para el ganado, o sea como forraje.

 

No llamaría la atención si lo hicieran sin riesgo alguno, tanto para los propios choferes que lo transportan como para las demás personas que transitan por tales vías, pero dicho traslado lo llevan a cabo indistintamente en tractocamiones o en camionetas conocidas como pick up´s, cuyas plataformas o remolques son excedidas peligrosamente por la carga (hacia arriba, hacia los lados y hacia la parte trasera).

 

Diversas notas en los medios impresos o digitales han dado cuenta de los accidentes que se han provocado con motivo de la referida actividad: ya sea una volcadura del vehículo que la transporta y/o la caída de las pacas de rastrojo; o el incendio de la citada carga a consecuencia de la chispa o del fuego provocados por el mal estado de las llantas o de los frenos. No hay que descartar las colillas de cigarro.

 

Cuando se rebasa a alguno de esos vehículos y a simple vista se percibe un desacomodo en las pacas que transporta, principalmente por lo alto y excedido de su apilamiento, se hace con la preocupación de que se ladeen y caigan sobre uno. Es muy común que les gane el peso y la altura -principalmente en las curvas- y que se vayan hacia abajo esos grandes bultos de rastrojo, incluso jalando y volcando a la propia plataforma y al automotor que los remolca.

 

Para quienes habitualmente transitan por las carreteras de nuestro estado, como es el caso de la región de Cuauhtémoc, no es raro encontrarse de día o de noche con una o varias pacas de rastrojo sobre el camino, a las que con gran riesgo hay que esquivarlas (si no es que se impactan con ellas), o con alguna pick up o tráiler volcado y/o incendiado junto con la multicitada carga, obstruyendo total o parcialmente la rúa hasta que después de algunas horas (sin exagerar) se logra mover tal obstáculo.

 

La situación anterior es más que evidente y no se entiende el por qué se sigue permitiendo -¿o será que pecamos de inocentes?-. Queda el comentario para ver si la autoridad o autoridades competentes ponen cartas en el asunto, evitando así lamentables accidentes.

 

El Clima