Expropiación petrolera: la industria, en franco declive; producción, la más baja en casi 50 años PDF Imprimir E-mail
Noticias - El País
Escrito por Redacción   
Lunes, 18 de Marzo de 2019 14:39

En 1938, de acuerdo con la historia, el presidente Lázaro Cárdenas del Río expropió las instalaciones de las empresas petroleras extranjeras.

 

El gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador conmemora hoy el 81 aniversario de la nacionalización de la industria petrolera en un entorno de producción de crudo que es el más bajo en casi medio siglo y con refinerías operando a menos de 40 por ciento de su capacidad, pero combatiendo la corrupción y el robo de combustibles.

 

Petróleos Mexicanos (Pemex), creada mediante decreto presidencial como la única empresa del país en el ramo en junio de 1938, atraviesa una situación financiera caracterizada por una deuda superior a 105 mil millones de dólares –pasivos que superan el total de sus activos– y bajo escrutinio de las agencias calificadoras crediticias, las cuales dudan del programa gubernamental para salvar a la compañía productiva del Estado.

 

Encontramos al país con una severa dependencia de combustibles, con ausencia de programas integrales para restablecer los procesos de refinación y caminar hacia una ruta de autoabastecimiento sustentable y sostenible, afirmó la secretaria de Energía, Rocío Nahle, en una comparecencia en la Cámara de Diputados en febrero pasado.

Pemex produjo en promedio 1.6 millones de barriles diarios en enero, la cifra más baja desde que existen datos disponibles de la petrolera, a partir de los años 90. De esa cantidad, casi 486 mil barriles al día fueron destinados a las refinerías mexicanas.

 

El gobierno mexicano proyecta rehabilitar las seis refinerías y construir una más en Dos Bocas, municipio de Paraíso, Tabasco, la cual tendrá un costo de entre 6 mil y 8 mil millones de dólares. Este año, el Presupuesto de Egresos de la Federación fijó 50 mil millones de pesos para la obra.

 

Uno de los objetivos de la actual administración federal es que las seis refinerías procesen 1.5 millones de barriles diarios, máxima cantidad para la cual están diseñadas. En tanto, la de Dos Bocas estará proyectada para procesar gasolina equivalente a 30 por ciento de las importaciones de este petrolífero.

 

Según el gobierno mexicano, Dos Bocas contará con 17 plantas de procesamiento y 93 tanques y esferas para producir 340 mil barriles diarios, de los cuales 170 mil serán gasolinas y 120 mil de diésel.

 

La ceremonia de conmemoración por el 81 aniversario de la nacionalización de la industria petrolera se realizará hoy en la refinería Miguel Hidalgo, ubicada en Tula, Hidalgo, inaugurada el 18 de marzo de 1976, con capacidad para procesar 150 mil barriles diarios. Para la rehabilitación de esta planta, López Obrador se comprometió a canalizar 5 mil millones de pesos.

 

En su portal en Internet, Pemex advierte: Por el rescate de la soberanía. A principios de siglo, Pemex produjo más de 3.4 millones de barriles diarios, pero en enero esa cifra alcanzó 1.6 millones; México depende de las importaciones estadunidenses de gas natural para la generación de electricidad, la cual, en el sur del país, ya registra apagones”.

 

En 1938, de acuerdo con la historia, el presidente Lázaro Cárdenas del Río expropió las instalaciones de las empresas petroleras extranjeras.

 

El 7 de junio de ese año, mediante un decreto del Ejecutivo, se creó Pemex, como la única empresa petrolera del país, y se le dotó de las facultades necesarias para realizar todos los trabajos de exploración, explotación, refinación y comercialización del petróleo en el territorio. (Julio Reyna Quiroz, La Jornada)

 

El Clima