Los presidentes y la justicia peruana PDF Imprimir E-mail
Opinión - Columnas
Escrito por Eduardo Fernández   
Domingo, 21 de Abril de 2019 14:50

Eduardo Fernández.

 

Perfil humano.

 

La detención del ex presidente peruano Pedro Pablo Kuczynski (PPK) la semana pasada muestra una vez más la aplicación de justicia que se da en Perú, donde además de Kuczynski fue detenido antes por nueve meses el ex presidente Ollanta Humala y su esposa.

 

Los dos ex mandatarios peruanos son acusados de recibir sobornos de la constructora brasileña Odebrecht. También está acusado por lo mismo el ex presidente Toledo y también estaba en proceso de investigación el ex presidente Alana García.

 

PPK, como es conocido popularmente quien era el presidente hasta ser destituido por sobornar a varios diputados para obtener su voto, tiene 80 años y fue ministro de Toledo además de banquero en Wall Street.

 

Martín Vizcarra era el vicepresidente en el gobierno de Kuczynski y asumió la presidencia después de que fuera destituido este último. Keiko Fujimori, la acérrima enemiga y adversaria de PPK, fue sentenciada a tres años de prisión preventiva acusada por recibir sobornos de la constructora brasileña.

 

En este siglo todos los mandatarios peruanos han sido acusados, investigados y algunos arrestados por haber participado en el mayor caso de corrupción en Latinoamérica protagonizado por la constructora Odebrecht.

 

En cambio, en México hasta la fecha no ha sido enjuiciado ningún alto funcionario por sus nexos ilegales con la citada empresa brasileña. Al parecer menos procederá el actual gobierno para investigar y procesar a algún ex presidente pues la política vigente es dejar sin castigo legal las corruptelas de los sexenios pasados.

 

El gobierno de Perú con su prestigiado fiscal y sus eficientes jueces está aplicando la justicia sin contemplaciones para los ex jefes del ejecutivo, por lo que el próximo iba a ser Alán García pero la muerte se les anticipó por lo que solo queda el  ex presidente Toledo, también implicado con Odebrecht, el cual se encuentra prófugo y fuera del país.

 

Otros dos ex presidentes peruanos que también han sido procesados y sentenciados a prisión son Alberto Fujimori (25 años) y el dictador militar Francisco Morales que gobernó de 1975 a 1980. Este último a pesar de ser condenado por tribunales italianos a cadena perpetua en el 2017 por el asesinato de 42 personas continúa libre en Perú.

 

La justicia peruana funciona pues enjuicia a sus presidentes corruptos como también ocurre en otros países sudamericanos como Brasil. En cambio en México continúa vigente el fuero y la impunidad para quienes estuvieron en la presidencia, por lo que el primero se intenta abolir por parte del legislativo debido a la iniciativa presidencial. ¿Y la impunidad cuándo?

 

El Clima