Conmemoran el 91 Aniversario Luctuosos de Emiliano Zapata PDF Imprimir E-mail
Noticias - Chihuahua
Escrito por Redacción   
Domingo, 11 de Abril de 2010 04:19

Hasta los últimos momentos de su vida, Zapata guardó lealtad a sus principios y a su lucha a favor de los campesinos, señaló el orador oficial en la ceremonia cívica luctuosa en memoria del general Emiliano Zapata, en acto oficial organizado por la Secretaría de Educación y Cultura del Gobierno del Estado, que se llevó efectuó el sábado al conmemorarse el 91 aniversario de la muerte del líder revolucionario nacido en el estado de Morelos.

 

 

A la ceremonia asistió en representación del Gobernador del Estado, la secretaria de Educación y Cultura, Guadalupe Chacón Monárrez, en tanto que el discurso oficial estuvo a cargo del secretario de Desarrollo Municipal en la entidad, Jesús Ignacio Arrieta Aragón.

De igual forma estuvieron presentes representantes de agrupaciones campesinas, del Supremo Tribunal de Justicia, del Congreso del Estado, del Ayuntamiento de Chihuahua y de la V Zona Militar.

El orador oficial señaló que desde muy temprana edad, Zapata advirtió las grandes injusticias que se cometían en contra de quienes trabajaban la tierra.

En 1902 ayudó a campesinos del pueblo de Yautepec, quienes que tenían problemas con los hacendados del lugar, acompañándolos a la ciudad de México para exigir que se les hiciera justicia.

En 1906 asistió a una junta de campesinos en Cuautla, para discutir la forma de defenderse  de los hacendados.

Como represalia, en 1908 se vio forzado a incorporarse al Noveno Regimiento de Cuernavaca, forma de castigo, a la que se le conocía como “la leva”, la cual era frecuente durante el porfirismo.

En septiembre de 1909 fue electo presidente de la Junta de Defensa de las tierras de Anenecuilco.

Reunió un ejército de peones, la mayoría de ellos indígenas de Morelos y bajo el lema "Tierra y Libertad", como grito de lucha, pasó a formar parte en 1910 del movimiento de la Revolución Mexicana que pretendía acabar con el régimen de Porfirio Díaz.

Zapata comenzó su lucha en marzo de 1911, tomando Jojutla, Chinameca, y sitiando Cuautla que estaba defendida por los porfiristas. Más tarde toma Cuernavaca.

Al triunfo de los maderistas, Zapata se negó a deponer las armas ya que todavía no se habían devuelto las tierras a los campesinos.

Mientras tanto los hacendados comenzaron hacer una campaña en contra de Zapata, tratándolo como un bandido. Dejó de confiar en Madero, que comenzó a ejercer como presidente en 1911 y se declaró en su contra, formulando su propio programa de reforma agraria (conocido con el nombre de Plan de Ayala), a través del cual pensaba redistribuir la tierra entre los campesinos.

Junto a Pancho Villa, que había aceptado el Plan de Ayala, entró en la ciudad de México en 1914. Un año después se trasladó a Morelos, donde prosiguió con la defensa de sus posiciones, frente a las tropas constitucionalistas.

Zapata durante este tiempo creó las primeras Comisiones Agrarias, estableció el Crédito Agrícola y además inauguró la Caja Rural de Prestamos en Morelos.

Luego en octubre de 1915 el gobierno de la Convención promulgó la Ley Agraria. El 10 de abril de 1919 fue asesinado en una emboscada organizada por el coronel Jesús Guajardo, en la hacienda de Chinameca.

 

El Clima