El rival más débil PDF Imprimir E-mail
Opinión - Aída María Holguín Baeza
Escrito por Aída María Holguín Baeza   
Martes, 29 de Octubre de 2013 05:43

Ha pasado prácticamente un mes desde la tragedia del Aeroshow en la que 9 personas murieron, y casi cien resultaron heridas; algunas de ellas, aún continúan hospitalizadas.

Desde entonces, solo uno de los varios responsables de una vergonzosa cadena de negligencias está pagando su error con cárcel, y otros cuatro presuntos culpables están enfrentando el proceso en libertad.
Esa situación, me hizo recordar aquel famoso programa televisivo llamado “El rival más débil” que, cual cadena alimenticia, llevaba a "eliminar" a quien exhibiera debilidad en la aplicación de estrategias que garantizaran su permanencia en el concurso de conocimiento. Pues bien; en Chihuahua, la justicia pareciera aplicarse siguiendo estos cuestionables criterios ya que en el caso de la tragedia del Aeroshow, literalmente se fueron contra el más débil, y al parecer la estrategia sigue en el mismo sentido.
Fue evidente que la consigna por parte de las autoridades, era la de culpar de todo al eslabón más débil de la cadena de negligencias.   Fue así, como en menos de una semana, el conductor de la troca monstruo, Francisco Velázquez Samaniego, fue vinculado a proceso y encarcelado.
Como ciudadanos, no podemos cegarnos ante el hecho de que el conductor de la troca monstruo tuvo buena parte de la responsabilidad de lo sucedido durante el “Demolition Show” del pasado 5 de octubre; pero las autoridades tampoco pueden -ni deben- cegarse ante lo que pudiera terminar en el caso más grave de injusticia intencional que se haya presentado en el estado de Chihuahua.
Más allá de que actualmente solo otras cuatro personas estén bajo investigación, el hecho que causa indignación en la sociedad, se debe al trato que se le ha dado a los investigados; es decir, mientras que Francisco Velázquez Samaniego enfrenta su proceso privado de la libertad, el resto de los implicados están gozando de su libertad.
 
Claro está, que a diferencia de Don Panchito, los demás tuvieron toda la oportunidad de tramitar un amparo; es ahí, donde la injusticia comenzó a consolidarse.
De acuerdo a la información más reciente, el segundo rival más débil es el ex coordinador de Protección  Civil municipal, José Manuel Domínguez Castillo, quien aunque tramitó en tiempo y forma su respectivo amparo, “pinta” para ser el segundo en “caer” ante la “justicia”.
En una entrevista que -fuera de Audiencia- Domínguez le concedió a la periodista Patricia Mayorga, éste advirtió que no es político; por lo que no es de los protegidos por el sistema.  Además, aseguró que nunca se le pidió autorización o supervisión por parte de su jefe para inspeccionar el área, motivo por el cual --argumenta-- no tiene responsabilidad en lo sucedido durante el Demolition Show.
Aunque aparentemente el Fiscal Especial del caso Aeroshow, Noé Orlando Jiménez Holguín, tiene buenas intenciones para llegar hasta las últimas consecuencias; eso no es del todo cierto, debido a que para llegar hasta las últimas consecuencias y que caiga quien tenga que caer, hace falta salirse del círculo que ya tienen definido para realizar las investigaciones y fincar responsabilidades.
No basta con irse contra los rivales más débiles tan solo para callar los reclamos de la sociedad.  Para que en el caso del Aeroshow haya una verdadera impartición de justicia, será necesario investigar a quien se tenga que investigar -y sin importar las investiduras que hayan tenido- a fin de deslindar en su totalidad las responsabilidades de lo sucedido.  De no ser así, este será otro caso en el que aunque haya personas consignadas y purgando su sentencia en la cárcel, el hecho en sí, quedará en la impunidad.
Y porque el 5 de Octubre no se olvida, finalizo esta vez con lo dicho alguna vez por Napoleón Bonaparte: “Nada más imperioso que la debilidad, cuando se siente apoyada por la fuerza”.  Y la fuerza del clamor de los chihuahuenses para que no solo los débiles sean llamados ante la justicia, debe ser atendida a cabalidad por la autoridad.
 

El Clima