“Asesinato político el de Miguel Cruz José”: Antorcha PDF Imprimir E-mail
Escrito por Redacción   
Viernes, 18 de Febrero de 2011 09:36

 

A 55 días de su muerte fallecido las autoridades no tienen pistas

 

México, DF.-

A casi dos meses de cumplirse el artero asesinato de Miguel Cruz José, dirigente Antorchista en la mixteca oaxaqueña, el líder nacional del Movimiento Antorchista, Aquiles Córdova Morán, señaló que a todas luces se trató de un “asesinato político bien meditado, bien planeado por gente que sabe de política, que ha manejado al país o cuando menos al estado de Oaxaca”.

 

 

Ante esto, dijo “No hay duda este hecho fue un asesinato político de graves repercusiones para el antorchismo y para  el país”. Por eso lo calificó como un agravio a la sociedad mexicana. Asimismo señaló que esta muerte se suma a una serie de asesinatos de líderes políticos y campesinos que han sucedido en el estado de Oaxaca en los últimos meses; muertes que no deben tomarse a la ligera, pues son síntomas graves “de que nos vamos despeñando poco a poco a una dictadura fascista de derecha”.

 

Aseguró que en cualquier estado democrático, aún cuando políticos son partidarios de la dictadura de la violencia y de la muerte para controlar a sus pueblos, “tienen cuidado con sus enemigos, porque sabe que sus opositores muertos pueden causarles más daño, más desprestigio y pérdida de poder, que si los dejan vivos”.

 

Pero en México, los que gobiernan “desde la derecha abierta o disimulada”, parece que han perdido este elemental sentido de sobrevivencia política. “No les importa agraviar abiertamente al pueblo mexicano, retándolo, desafiándolo, ofendiéndolo de la manera en que lo hicieron matando a Miguel Cruz José”, sentenció. En el marco de la clausura de la XVI Espartaqueada Cultural que se celebró en el municipio de Tecomatlán, Puebla, cuna del antorchismo, Aquiles Córdova recordó que aunque Miguel Cruz José no era candidato a la muerte, lo cegaron “balas asesinas de un grupo de matones”, el 24 de diciembre pasado.

 

Pero los menos culpables de su muerte son los gatilleros. “Hay otras fuerzas detrás de esta muerte, políticas y económicas”. Lo más lamentable es que otros grupos políticos (sobre todo los que se califican como de izquierda) hacen mofa de la situación y no toman con seriedad el asunto de los asesinatos. Con esa actitud –dijo—sólo están permitiendo que sucedan agresiones similares en otras filas políticas, sobre todo de las llamadas izquierdas, a las que calificó de hipócritas. “Están guardando cómplice silencio y a veces hasta grosero e insultante sólo porque le han pegado a un Antorchista”.

 

Reconoció, que aunque le pegan al antorchismo en el corazón con los asesinatos de su líder y otros militantes, el antorchismo crece “y más pronto podremos vengar la muerte de Miguel Cruz”. Aunque afirmó que esto lo harán teniendo como única arma la educación, la razón, y una profunda convicción de que el pueblo mexicano gobernará al país y lo sacará adelante, “esas son las armas de Antorcha”.

 

También dijo que es necesario cambiar al país porque no se puede seguir con 80 millones de pobres, aunque las diferentes “etiquetas” oficiales quieran esconderlos. La economía no crece, y por tanto no hay empleo, los salarios siguen deprimidos, los obreros no pueden comprar productos básicos. Y por ello un millón de mexicanos intenta cada año cruzar hacia EU. Con esos antecedentes –dice- no se puede pedir al mundo respeto por los derechos humanos de nuestros compatriotas, ni respeto por nuestra imagen. Para exigirlo, debemos construir un país diferente “y eso lo puede hacer Antorcha Campesina”.

 

Nuestras armas siempre han sido las ideas, y con esas armas vamos a exigir justicia para Miguel Cruz José y a todos los antorchistas que hayan caído víctimas de este sistema opresor y corrupto que tiene al 80 por ciento de los mexicanos en la miseria”. Al final, parafraseando al dramaturgo Bertolt Brecht, dijo que espera que no sucedan más desapariciones ni asesinatos, porque se corre el riesgo de que para entonces, ya no habrá nadie que proteste.

 

El Clima