Marcha a los Pinos, por justicia y auténtico desarrollo social: Antorcha Campesina PDF Imprimir E-mail
Escrito por Redacción   
Lunes, 21 de Febrero de 2011 04:49

Al Lic. Felipe Calderón Hinojosa

Presidente de la República 

Al Lic. José Francisco Blake Mora

Secretario de Gobernación 

Al pueblo de México

  

Mañana, 22 de febrero, más de 20 mil antorchistas marcharemos desde el Ángel de la Independencia hasta la Residencia Oficial de Los Pinos en demanda de que el gobierno federal atienda de manera urgente cuatro problemas: Primero, que cumpla sus compromisos en materia de vivienda. Segundo: que intervenga para que se haga justicia en Oaxaca, donde hace casi dos meses fue asesinado Miguel Cruz José, destacado líder campesino y miembro de nuestra Dirección Nacional. Tercero: que se detengan las amenazas contra la vida de los dirigentes antorchistas en Hidalgo. Y cuarto: que se cumpla la palabra, firmada hace más de dos meses por altos funcionarios federales, de apoyar a los habitantes de Guaymas, Sonora, en su demanda de ajuste a los recibos con cobros injustificados de luz.

 

 

A la par de esta movilización en la Ciudad de México, nos manifestaremos en la Frontera Norte y en más de diez capitales del país.

 

Respecto al primer asunto, denunciamos una vez más las maniobras de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), quien el año pasado “desapareció” cerca de 50 millones de pesos correspondientes a programas de mejoramiento de vivienda en varios estados del país, particularmente en el municipio de Chimalhuacán, uno de los más marginados del país. Exigimos que se entreguen los recursos correspondientes al pasado y al presente años, a las miles de familias que los necesitan y que han comprobado sobradamente que cumplen con los requisitos del programa. De paso, aclaramos las calumnias que en este punto nos lanza el mentiroso profesional de nombre Ciro Gómez Leyva, quien nos acusa de recibir dinero federal y usarlo para otros fines, incluso para pagar desplegados en contra de él. Ni un solo centavo del dinero de ésos o de otros programas ha sido o será recibido por los dirigentes de la organización; el poco dinero que entregó a los antorchistas la Sedesol, después de muchas manifestaciones de nuestra parte, lo hizo directamente a cada beneficiario, mediante un bono que le hace efectivo una casa de materiales verificada por las autoridades federales.

 

En cuanto a la acusación de que los antorchistas pedimos “mucho dinero” para vivienda, basta recordar que fue el gobierno federal quien anunció profusamente que en este sexenio se haría un esfuerzo sin precedente para abatir el rezago de vivienda en nuestro país, así que lo que hicimos fue responder a esa expectativa del gobierno y hace cuatro años recabamos un padrón de más de 50 mil familias que viven en casas de cartón o hacinados en una habitación y que, por lo mismo, requieren urgentemente, por lo menos, 20 mil pesos cada una para hacer un cuarto modesto. Si el ofrecimiento que hace Sedesol es de 46 millones de pesos, a cada familia le corresponderían ¡920 pesos! Cualquiera, que no sea un vendido al gobierno, puede comprobar que eso no alcanza ni para una casa de cartón. Entonces, los antorchistas no pedimos mucho, ni lo queremos para los líderes, simplemente exigimos que el gobierno panista cumpla su palabra de abatir el rezago en vivienda, y seguiremos luchando hasta lograrlo. Por lo demás, es explicable que Gómez Leyva nos ataque así; es imposible que un mercenario como él, que todos los días refrenda su título de proxeneta de los medios, acepte las razones y los hechos que se le ponen delante de los ojos; a él le pagan para atacarnos con su lengua viperina, sin importar lo que hagamos o digamos.

 

Nuestra marcha también denunciará que el gobierno federal no ha intervenido para que se castigue a los responsables del asesinato del líder campesino Miguel Cruz José, ocurrido el 24 de diciembre del año pasado, en Oaxaca. Nuestro compañero fue víctima de un asesinato político de graves repercusiones para el antorchismo y para el país; por el desplazamiento hacia una dictadura fascista que implica, se trata de un verdadero agravio a toda la sociedad mexicana. Ese crimen se suma a una larga lista de asesinatos de líderes sociales de Oaxaca, cuya falta de castigo pone en peligro a otros dirigentes, entre los que está Gabriel Hernández García, líder estatal antorchista, que se encuentra amenazado de muerte.

Sobre el mismo problema, denunciamos que la Secretaría de la Reforma Agraria (SRA) y la de Gobernación (Segob) se han mostrado totalmente omisas en el cumplimiento de sus obligaciones para dar fin al conflicto agrario entre la comunidad antorchista de Yosoñama y la de Mixtepec, ambas en Oaxaca, que disputan 1,800 hectáreas en posesión de la primera de ellas. Dando muestra de una gran madurez y disposición a resolver el conflicto, y a pesar de que han sido víctimas de varios crímenes por parte de un grupo criminal que anida impunemente en Mixtepec, los comuneros de Yosoñama han aceptado la propuesta de la SRA, consistente en repartir equitativamente entre ambos pueblos la tierra y el dinero de la indemnización, pero los burócratas que laboran en estas dependencias no han movido un solo dedo para hacer que la otra comunidad acepte el único acuerdo posible y justo para ambas partes; y no sólo eso, sino que, dando pruebas de un cinismo inaudito, el delegado de la Reforma Agraria en Oaxaca, Mauricio Gijón Cernas, pretende encubrir su ineptitud echándonos la culpa de que no haya una solución.

 

También exigimos que el gobierno federal cumpla su compromiso de intervenir para poner un alto a la arbitrariedad del gobierno de Hidalgo, que ha tendido un manto de complicidad e impunidad hacia el presidente municipal panista de Tlanchinol, en la región serrana de ese estado. A pesar de nuestros múltiples llamados a la Secretaría de Gobernación, en Hidalgo se sigue atropellando a los ciudadanos organizados en nuestras filas, a los que por su militancia se les niegan apoyos en obras públicas; se les presiona y hasta se les tortura para que renuncien a su organización, se desaloja y se incendia su plantón. Tanta sordera e inacción política ya está escalando el conflicto a tales niveles que peligra la vida de la profesora Guadalupe Orona Urías, líder estatal, y de la compañera Evelia Bautista, líder en Tlanchinol. La primera de ellas recibió un mensaje siniestro mediante el allanamiento de su domicilio, mientras que la líder municipal recibió anónimos telefónicos donde le dicen que van a matarla y llamadas en donde lo único que se escucha son nutridas balaceras. Todo eso lo hemos denunciado a la Segob, sin que el atropello amaine.

 

Finalmente, exigimos que la Secretaría de Gobernación y la Comisión Federal de Electricidad cumplan el convenio firmado el 13 de diciembre del año pasado, en donde altos funcionarios de ambas dependencias se comprometieron a  enmendar los errores cometidos en el cobro de luz en el municipio de Guaymas, Sonora, sin que hasta la fecha eso haya ocurrido.

 

Nos dirigimos al Presidente de la República, porque a pesar de que llevamos más de dos semanas plantados frente a la Secretaría de Gobernación, cuyos funcionarios principales conocen perfectamente bien estos problemas, y en algunos casos (Sonora, Oaxaca e Hidalgo) son responsables directos del retraso de las soluciones y del agravamiento de los conflictos, nadie se ha tomado la molestia de instalar una mesa de negociación. En vez de responder de frente a cada problema y cumplir su obligación de autoridades federales, desde varias dependencias se ha iniciado una operación mediática para intentar deslegitimar los reclamos y para atribuirle intenciones electorales o de otro tipo a nuestro movimiento.

Finalmente, reclamamos respeto de todas las instancias políticas y policíacas a nuestro derecho a la manifestación pública. Nuestra protesta, y las molestias inevitables que traen nuestro plantón y el desplazamiento de contingentes numerosos por la capital del país, son responsabilidad de las autoridades aquí mencionadas. Si encontramos verdaderas alternativas y altura política para negociar a favor de la gente pobre, en vez de lodo mediático, estamos dispuestos a suspender de inmediato nuestras protestas; de lo contrario, seguiremos el tiempo y en la escala que sean necesarios.

 

MUY RESPETUOSAMENTE

 

LA DIRECCIÓN NACIONAL

DEL MOVIMIENTO ANTORCHSITA

 

El Clima