Cae el tránsito de mexicanos en urbes fronterizas de Estados Unidos PDF Imprimir E-mail
Escrito por Redacción   
Lunes, 06 de Febrero de 2017 10:13

Garita internacional de San Ysidro, California, limítrofe con Tijuana, casi vacía, luego de que el movimiento Unas Horas por México difundió una iniciativa para no realizar compras en EU.

La depreciación del peso frente al dólar, el incremento al precio de las gasolinas y el diésel, las revisiones exhaustivas a turistas y la indignación por los amagos de Donald Trump contra México han alejado a habitantes de ciudades fronterizas de Coahuila, Sonora y Tamaulipas, de los comercios ubicados en localidades estadunidenses y, en algunos casos, mantienen a ese sector a punto del colapso.

Incluso, durante este fin de semana largo, por el día de asueto oficial con motivo del 5 de febrero, cuando se celebra la promulgación de la Constitución de 1917, la afluencia de vehículos por los puentes internacionales que comunican con el vecino país fue menor que en otras ocasiones.

Esto se debió en parte por las campañas en redes sociales para que los connacionales no ingresaran a Estados Unidos a fin de enviar un mensaje a Trump sobre el peso que tiene la comunidad mexicana en la economía de la región fronteriza y como muestra de que los paisanos tienen dignidad.

La Cámara de Comercio de Eagle Pass, frontera con Piedras Negras, Coahuila, puso en marcha un programa de protección al comercio que incluye estímulos fiscales y la promoción de sus productos a lo largo del cruce fronterizo.

La crisis para los comerciantes de esa localidad del sur de Texas se agudizó y desde de septiembre pasado cerraron 30 de los 92 comercios que ofrecen comida, artículos electrónicos, de limpieza, ropa, zapatos y productos baratos fabricados en China.

Crisis pasajera

Los vendedores de la que llegó a ser una pujante zona comercial estimaron que sólo entre diciembre y enero dejaron de funcionar 17 establecimientos comerciales de la zona centro, por la baja demanda de clientes, la mayoría provenientes de Coahuila, aunque las autoridades de Eagle Pass consideran que la crisis es pasajera.

Así como unos negocios cierran, otros se abren, pero el comercio de Eagle Pass está en condiciones de salir adelante, ya lo ha hecho en otras crisis por devaluaciones del peso, consideró José Cruz, director del programa para promover el centro de esa demarcación estadunidense.

Los comerciantes señalaron que mientras la disparidad del peso y el dólar se mantenga, la recuperación de las ventas no ocurrirá pronto.

La caída en las ventas viene del año pasado, cuando el precio del dólar empezó a aumentar; otro motivo es el incremento en el gas (el precio de la gasolina) en México, comentó Alonso Martínez, empleado de un centro comercial.

Les pegó mucho a los mexicanos, deben tener sus prioridades para gastar el dinero y lo estamos sintiendo porque ahora vienen menos a comprar, agregó Martínez.

Rosa María Jiménez acostumbraba cruzar cada fin de semana a Eagle Pass para comprar despensa, pues cree que hay más productos y de mejor calidad; llenaba el tanque de gasolina de su camioneta y aprovechaba la vuelta para comer y dar un paseo por el centro comercial. Casi siempre la acompañaba su hija María Alicia, quien se surtía allá de cuadernos y ropa para la escuela. La última vez que lo hicieron fue en diciembre; la economía familiar resintió la cuesta de enero, el incremento al precio de los combustibles y el encarecimiento del dólar, pero lo que terminó por desanimarlas fue la actitud del nuevo gobierno de Estados Unidos hacia los mexicanos.

Para qué arriesgarnos, en una de esas por alguna razón nos quitan las visas y ya no podríamos volver a ir, además ahorita todo está muy caro allá, relató Rosa María, corredora de bienes raíces.

Afectaciones en Arizona

Los comercios asentados en la entrada de Nogales, Arizona, fronterizo con Nogales, Sonora, registran una baja en ventas de alrededor de 40 por ciento.

Jorge Vidal Ahumada, secretario de Economía en Sonora, atribuye esta situación a las frecuentes amenazas y políticas antimigrantes contra México anunciadas por el presidente de Estados Unidos, el republicano Donald Trump.

Los comercios en Nogales, Arizona, que comúnmente son visitados por sonorenses durante los fines de semana, mantienen baja afluencia de clientes.

La economía en Arizona está siendo afectada por esta situación, creo que aquí será muy importante el contrapeso que las autoridades estadunidenses tengan que hacer contra esas decisiones, comentó el funcionario.

Indicó que la dependencia a su cargo se mantiene en contacto permanente con la encargada de Comercio del estado de Arizona, Sandra Watson, quien fue la primera en reconocer las afectaciones en los negocios asentados en Estados Unidos.

“Hace unos dos días me tocó ver unas fotografías de un mall (centro comercial) de Arizona, en Scottsdale, y estaba totalmente desolado; ellos ya reconocen las afectaciones y esperemos que tomen medidas”, subrayó Vidal Ahumada.

En los cruces a Estados Unidos por Sonora, sobre todo la carretera federal número 15, que comunica a los dos Nogales, se ha confirmado una disminución notoria en el tráfico de vehículos de connacionales al vecino país, incluso durante este fin de semana largo, en los que comúnmente se genera tráfico.

Este fenómeno también se observó en Nuevo León. Funcionarios de la Red Estatal de Autopistas reportaron una baja afluencia de vehículos de esa entidad rumbo a la frontera norte.

Operadores de casetas en la autopista Monterrey-Reynosa indicaron que la concurrencia de automotores en las casetas fue baja durante el sábado, en comparación con puentes largos pasados, cuando desde los viernes por la tarde aumentaba la afluencia de autos.

En tanto, personal del puente Anzaldúas, en la zona de Reynosa, Tamaulipas –limítrofe con McAllen, Texas–, informó en su cuenta de Twitter que pasadas las 17 horas del sábado el tiempo de cruce aproximado no rebasaba la hora, con cuatro líneas abiertas de revisión, cuando en un día de tráfico intenso el tiempo puede prolongarse de 90 minutos a dos horas.

Adiós McAllen

En las ciudades tamaulipecas de Reynosa y Nuevo Laredo, usuarios de las redes sociales, molestos e indignados por las declaraciones de Donald Trump, promueven la campaña denominada Adiós McAllen, con la finalidad de que los connacionales eviten cruzar a territorio estadunidense a comprar productos.

Miguel Ángel Caballero Barajas, dirigente de los comerciantes del centro histórico de Matamoros, informó que debido a la cotización del dólar y a los dichos del republicano contra los mexicanos, se han incrementado las ventas en las 10 ciudades de Tamaulipas que hacen frontera con Texas (Matamoros, Reynosa, Nuevo Laredo, Valle Hermoso, Río Bravo, Miguel Alemán, Díaz Ordaz, Camargo, Mier y Nueva Ciudad Guerrero).

Ya no se observan las largas filas de vehículos en los cruces de los 18 puentes internacionales entre Tamaulipas y Texas. Hemos tenido la visita de gran cantidad de clientes que adquieren lo mismo útiles escolares, ropa de vestir, comida y otros bienes, cuyo costo se incrementó en las tiendas del Valle de Texas, de Brownsville a Laredo, lo que ha provocado que esos negocios estén vacíos, refirió Caballero Barajas.

Ante esta situación, la cá- mara de comercio de McAllen reportó durante esta semana que las ventas disminuyeron un 4 por ciento y se prevé que continúan a la baja, luego de que Trump ha mantenido su promesa de construir un muro en la frontera con México y regular la emisión de visas para contener la migración.

Los empresarios texanos planean reforzar sus campañas y establecer alianzas en las urbes fronterizas con la finalidad de recuperar los 10 millones de compradores del lado mexicano que cada año consumen productos en sus centros comerciales y que paulatinamente los han dejado de frecuentar.

Ciudadanos mexicanos que compraron residencias en las principales ciudades texanas como San Antonio, Corpus, Houston, Austin, Victoria, ante la inseguridad que afecta a Tamaulipas, revelaron que ante los amagos de Trump y la eventual cancelación de visas para quienes adquirieron la ciudadanía estadunidense en calidad de migrantes dorados, han recurrido a bufetes jurídicos texanos para proteger sus capitales y su condición migratoria adquirida en los últimos 10 años.

Iniciativa Unas Horas por México

En el estado fronterizo de Baja California, la iniciativa Unas Horas por México hizo un llamado a la sociedad tijuanense a no cruzar a suelo estadunidense este 5 de febrero, con el objetivo de enviar un mensaje a la administración de Donald Trump sobre el peso que tiene la comunidad mexicana en la economía de la región fronteriza.

La iniciativa, difundida en redes sociales, llamó a darle un momento a México e invitó a los paisanos a no consumir ningún producto estadunidense ni acudir a laborar en el país vecino entre las 8 y las 15 horas del primer domingo de febrero, en repudio a las recientes medidas del presidente republicano y como muestra de que los mexicanos tienen dignidad.

La organización no gubernamental Unas Horas por México, originaria de Tijuana, encabezada por Carlos Barboza Castillo, autor de la iniciativa #UnasHorasPorMéxico, recordó que la zona Cali-Baja, aunque integrada por ciudades de diferentes países y dividida por un muro, es vista por los residentes como una misma región. (Con información de Leopoldo Ramos, Cristina Gómez, Martín Sánchez, Erick Muñiz y La Jornada Baja California )

 

El Clima

Más información sobre el tiempo en Chihuahua