El precio de la transparencia PDF Imprimir E-mail
Opinión - Aída María Holguín Baeza
Escrito por Aída María Holguín Baeza   
Martes, 14 de Febrero de 2017 07:05

Aída María Holguín Baeza.

Para casi nadie es desconocido que el verdadero acceso a la información pública no es algo común en México.  Tan extraño resulta que exista la transparencia, que cuando eso sucede (como ahora está sucediendo en el estado de Chihuahua), pareciera que se tratara de una especie de misión kamikaze

En definitiva, la insólita misión de cumplir con las leyes (federal y estatal) de transparencia y acceso a la información pública no dejará sin vida a nadie (al menos no literalmente), pero es muy probable que el precio que varios funcionarios podrían pagar -por tan inusual práctica- se vea reflejado en la futura pérdida de su vida político-electoral.

Y es que, contrario a lo que sucedió en los sexenios anteriores, épocas en las que obtener información pública (particularmente en lo referente al gasto público) implicaba transitar por un viacrucis, la actual administración estatal ha puesto al alcance de todos (vía Internet) diversos reportes en los que se puede consultar a detalle cómo, con quién y en qué gasta el Gobierno del Estado los recursos públicos.  Esto, “curiosamente” ha desatado una ola de fuertes señalamientos (algunos -solo algunos- de ellos bien justificados) hacia el nuevo gobierno encabezado por Javier Corral Jurado.

Sin duda alguna, y como ya se ha dicho varias veces en este mismo espacio de análisis y reflexión, es importante que la sociedad señale y exija a sus gobernantes todo aquello que deba ser señalado o exigido; sin embargo, es más importante que esos señalamientos o exigencias se hagan de manera responsable, y no sólo con ánimos de desestimar al gobierno.

Pero bueno, aún y cuando haya quienes -por ver afectados sus intereses- no lo aceptan y buscan manipular a la opinión pública, es evidente e innegable que -por fin- una era de transparencia ha comenzado en Chihuahua, misma que -por obvias razones- posibilita y facilita el tan esperado inicio del combate a la corrupción.  Rubro de las problemáticas sociales que, por cierto -y con la gran ayuda de César Horacio Duarte Jáquez-, posicionó (durante los últimos años) a Chihuahua como la entidad federativa líder de incidencia en actos de esa vergonzante índole.

El caso es que (acéptenlo o no) al menos en el aspecto de transparencia, ahora en Chihuahua las cosas son muy distintas de lo que eran en el pasado inmediato.  Hoy, a tan solo unos meses de haber iniciado la administración estatal, Chihuahua ya es un referente nacional en materia de transparencia y acceso a la información pública.  Dicho en otras palabras, el tiempo de la opacidad y complicidades en el ejercicio indebido de los recursos públicos llegó a su fin, y con ello ha iniciado el tiempo de la nitidez (aunque esto implique que la administración en turno tenga que pagar un alto precio político).

Finalizo en esta ocasión con una frase atribuida a la monja católica de origen albanés (naturalizada india), Agnes Gonxha Bojaxhiu; mejor conocida como la Madre Teresa de Calcuta: “La honestidad y la transparencia te hacen vulnerable. Aún así, sé honesto y transparente.”

Aída María Holguín Baeza Correo electrónico:  Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

 

El Clima