Trump da luz verde a deportaciones masivas en todo el país PDF Imprimir E-mail
Noticias - El Mundo
Escrito por Redacción   
Martes, 21 de Febrero de 2017 19:43

Aplica 15 agentes de migración más. 

Ya es oficial. La administración de Donald Trump hizo hoy públicos los memorandos que dan carta de naturaleza a la detención y deportación de inmigrantes indocumentados, en el inicio de una intensa cacería de se extenderá desde su frontera sur y hasta el interior de Estados Unidos.

Como adelantó La Jornada, según las nuevas directivas el Departamento de Seguridad Interna (DHS) bajo la dirección de John Kelly, ha ordenado la contratación de hasta 15 mil agentes para los departamentos de inmigración y aduanas.

Además, ha ordenado la expansión del polémico programa de “comunidades seguras” (287g) para convertir a las policías estatales y locales en una extensión de la patrulla fronteriza en todo el país.

Este programa se ha enfrentado a las resistencias de numerosas “ciudades santuario” que ya han desafiado a la administración de Donald Trump y han prometido proteger a la comunidad inmigrante de una intensa campaña de redadas y expulsiones.

"No nos dejemos engañar. Este es un cambio radical que apuesta por las deportaciones a escala masiva", aseguró Maria Elena Hincapié, directora ejecutiva del National Immigration Law Center.

De igual forma, en los memorandos hechos públicos hoy se autoriza a los agentes de migración deportar a ciudadanos de terceras naciones a la nación contigua o desde la cual cruzó la frontera.

Es decir, aquellos ciudadanos que no sean de origen mexicano, pero que hayan ingresado desde México, podrán ser retornados de forma expedita.

En este capítulo, funcionarios de DHS citados por The New York Times reconocieron que el tema de los menores que huyen de la violencia en Centroamérica serán un caso especial que se discutirá con el gobierno de México quien, como estado soberano, deberá decidir si los acepta en calidad de refugiados mientras se deciden sus peticiones de asilo en EU.

Las nuevas directivas dejan sin efecto las que ordenó la administración Obama para dar prioridad a la detención y deportación de inmigrantes indocumentados con antecedentes criminales.

A partir de hoy, “cualquier ofensa criminal” será suficiente para ser detenido y deportado.

Hasta ahora la excepción es el Programa de Acción Diferida (DACA) que se mantendría sin cambios.

En junio de 2012, el presidente Obama anunció la creación del programa DACA (Consideración  de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia) que, posteriormente, fue expandido ese mismo año para evitar la deportación de más de 2 millones de jóvenes indocumentados.

Hasta ahora, entre 750 mil y 800 mil jóvenes se han acogido a ese programa.

Nada más hacerse públicas las nuevas directivas, organizaciones defensoras de la comunidad migrante manifestaron su rechazo y alarma. A pesar de que, desde DHS funcionarios enfatizaron en que lo último que se busca son deportaciones masivas, distintas organizaciones manifestaron su preocupación por el elevado grado de discreción con el que van a actuar los agentes de inmigración y los cuerpos policiales que se sumen al programa de "comunidades seguras".

"Las órdenes ejecutivas (difundidas hoy) difundidas convertirán a casi todos los inmigrantes indocumentados en una prioridad en la aplicación de la ley, distrayendo valiosos recursos legales de las verdaderas amenazas contra la seguridad pública, como los criminales violentos", aseguró Ali Noorani, del National Immigration Forum.

"Las órdenes, además, menoscabarán los esfuerzos de la policía local para crear confianza y mantenernos a todos seguros. Los trabajadores estadounidenses resultarán dañados, lo mismo que los dueños de negocios de los que dependen los inmigrantes y habrá muchas familias separadas.

"En suma. Los estadounidenses de amplios sectores sufrirán las consecuencias", advirtió Noorani. (La Jornada)

 

 

El Clima

Más información sobre el tiempo en Chihuahua