La filiación de un menor PDF Imprimir E-mail
Opinión - Columnas
Escrito por Pablo Lozoya Pinedo   
Domingo, 19 de Marzo de 2017 21:18

Pablo Lozoya Pinedo.

Se observa hoy con un nuevo amanecer la noticia en varios medios de comunicación sobre un nuevo formato para las actas de nacimiento que va a expedir el Registro Civil, en el que se hace menos al padre y la madre, como también a los abuelos paternos y abuelos maternos. Está mal fundamentada.

El artículo 20 del Código Civil establece que la familia es la base del orden social, por lo que el estado debe garantizar su protección, constitución y autoridad como fundamento primordial de la sociedad, considerándose de orden público.

No sé qué piensan los legisladores, ya que no tiene sentido que se eliminen las figuras del padre y de la madre en el acta de nacimiento cuando todas las normas que se aplican son de ley para establecer la filiación de los infantes, lo cual se ha manifestado la realidad con evidencia de la existencia de un padre y una madre, que vienen siendo un fundamento natural y sólido de nuestra sociedad. En el matrimonio incluso se presumen hijos de los cónyugues los que nacen después de 180 días de que se ha celebrado el matrimonio y los nacidos dentro de los 300 días siguientes a la disolución del mismo, ya sea por nulidad, por muerte del marido o divorcio, por lo tanto queda establecida una presunción de pleno derecho de que el marido es el padre del hijo. Y la maternidad queda probada por el sólo hecho del nacimiento del infante.

Existe la seguridad social, siendo ésta la legitimación por el subsecuente matrimonio de los padres, cuando los hijos son nacidos de modo previo al nuevo enlace y se reconocen desde antes, en el momento del matrimonio o con posteridad, ellos adquieren los mismos derechos con filiación matrimonial, así mismo, los hijos nacidos fuera del matrimonio quedan afiliados solamente por medio del reconocimiento voluntario del padre, o por sentencia judicial en la que sea declarada la paternidad, como también queda probado por el sólo hecho del nacimiento.

Estos legisladores al no conocer la ley actúan con ignorancia ya que no tiene sentido que eliminen las figuras que por derecho tiene el padre y una madre sobre sus hijos, establecidas en un acta de nacimiento, cuando todas las normas que se aplican para establecer la filiación se expresan en una realidad evidente de la existencia de un padre y una madre que son el fundamento de la naturaleza solida de nuestra sociedad.

Debido a este formato de acta de nacimiento que va a expedir el Registro Civil, donde se extingue al padre y la madre, es seguro que habrá conflictos ya que se altera el orden natural de la vida por lo tanto todo lo que atente en contra del hombre y la mujer como Dios lo creó, o en contra del matrimonio, debe de ser rechazado por la sociedad.

Ya que estos cerebros maquiavélicos hablan del derecho de identidad a elegir la propia identidad, y se niega a los ciudadanos a que se consigne en sus actas de nacimiento su identidad primera, venida de su padre y madre, y ni siquiera las figuras de los abuelos maternos, y para colmo ni los testigos. Hay muchas personas que se sienten mal porque en la nueva acta de nacimiento no van a aparecer padre ni madre, nomás van a hacer filiación de ellos. Desaparecerán los nombres de los familiares si no se da marcha atrás. Y así nomas la historia de aquel momento en el que estuvo presente la familia con abuelos, tíos y vecina, en la foto de un bello momento del recuerdo quedará; pero en el documento de nacimiento algunos nombres desaparecerán.

Insisto y le pregunto al gobierno cuál es el fin, y el por qué se aferra a crear conflictos con nuevas reformas de la ley, que en lugar de beneficiar al ciudadano lo perjudican.                   

 

El Clima

Más información sobre el tiempo en Chihuahua