Perfil humano. Detrás de todo gobernador corrupto hay una legislatura corrupta PDF Imprimir E-mail
Opinión - Columnas
Escrito por Eduardo Fernández   
Domingo, 09 de Julio de 2017 17:48

Eduardo Fernández.

Los gobernadores corruptos que han saqueado en el actual sexenio las arcas de sus entidades lo han podido llevar a cabo debido a la complicidad de sus legislaturas locales.

Por consiguiente se puede afirmar que detrás de cada uno de los gobernadores corruptos existe una legislatura tal vez aún más corrupta pues no cumplió con su deber básico de vigilar el cumplimiento de las responsabilidades de los funcionarios del ejecutivo estatal.

Una muestra de esta lacerante y rampante corrupción que exhiben los diputados locales chihuahuenses es la confesión jurídica del ex legislador Fernando Reyes. Nominado por el partido Movimiento Ciudadano, del que además fue su dirigente estatal, Reyes declaró ante el juez haber recibido ilegalmente 2 millones 400 mil pesos del ex gobernador César Duarte.

Recientemente se publicó la información (proporcionada por un testigo protegido) de que Duarte les había entregado un millón de pesos a cada uno de los 22 diputados por votar a favor de la última bursatilización que realizó para obtener 6 mil millones de pesos. A Reyes al parecer se le dio un trato especial pues su recompensa fue la ya citada.

Además en una de las casas del ex gobernador se encontró una nómina secreta en la cual probablemente están anotados algunos de los legisladores que le aprobaron sus irregulares cuentas públicas y excesivos endeudamientos.

Lo mismo sucede en los otros estados del país pues no se puede explicar cómo sus mandatarios estatales hayan podido no solo sustraer impunemente miles de millones de pesos, algunos de ellos para financiar ilegalmente a su partido, sino también dejar endeudados por decenas de miles de millones de pesos a los siguientes gobiernos.

Por cierto la Fepade (PGR) acaba de emitir una orden de aprehensión con su respectiva ficha roja en contra de César Duarte por el delito electoral cometido al mandar descontarles durante su sexenio a 700 funcionarios una parte de su salario y destinarlo para la dirigencia estatal del PRI.

El 83 por ciento de los encuestados por el IMCO considera que sus diputados locales son corruptos, apreciación que desde luego está más que fundamentada. Además le agregaríamos son ineficientes y poco productivos debido al gran rezago de iniciativas que tienen archivadas.

Las legislaturas estatales dependen usualmente del gobernador en turno debido a que buena parte de sus integrantes fueron designados por él o por su equipo. Como la mayoría pretende continuar su carrera pública busca congraciarse con el ejecutivo para recibir el apoyo para futuras nominaciones o para recibir prebendas.

Un ejemplo de lo anterior es el citado Fernando Reyes, el cual llegó a su cargo no solo por dirigir a su partido sino también por ser yerno del que era secretario general de gobierno. La subordinación de este ex diputado quedó de manifiesto cuando públicamente le expresó a César Duarte con pesar “qué vamos a hacer cuando ya no esté, señor gobernador”.

Ahora Reyes y otros de sus ex colegas lo saben: enfrentar a la justicia. Ello lo tendrá que hacer con todo y fuero la actual diputada Karina Velázquez pues está al parecer implicada en el delito electoral citado por haber recibido dinero de Duarte cuando era presidente estatal del PRI.

El cese del fuero que han aprobado ya algunas legislaturas locales no basta para evitar que sus integrantes eludan las demandas judiciales, aunque indudablemente es un buen paso para lograrlo.

El círculo vicioso gobernador corrupto-legislatura corrupta se debe eliminar limitando sus facultades extra constitucionales y los otros poderes federales. En otros países latinoamericanos funcionan bien y eficazmente los fiscales independientes, los cuales han metido a la cárcel a ex presidentes o tienen sometidos a investigaciones a los actuales como Macri o Temer.

La ciudadanización de las elecciones es otra medida que puede propiciar una mejor selección de los diputados. Como lo predicaba Solón, el legislador es quien debe dar el ejemplo en el cumplimiento de las leyes y no como sucede ahora al convertirse en un corrupto cómplice del gobernador en turno. 

 

El Clima

Más información sobre el tiempo en Chihuahua