Medalla al Mérito Cultural del Estado de Chihuahua: Víctor Hugo Rascón Banda PDF Imprimir E-mail
Opinión - Columnas
Escrito por Isaías Orozco Gómez   
Domingo, 09 de Julio de 2017 17:51

Isaías Orozco Gómez.

Para la respetable familia Villasana Rosales, mi total solidaridad ante el sentido deceso del reconocido y estimado abogado Héctor Villasana Rosales.

Sin duda alguna,  son pocos los chihuahuenses que tienen la disciplina de la lectura, en general, que ignoran que Víctor Hugo Rascón Banda, nació  en el atractivo mineral de Uruachic, situado en la baja Tarahumara; cuyas características topográficas, sociales, económicas, antropológicas, culturales… fueron definitivas “en su obra, inscrita como ‘dramaturgia del norte’”.

Ahí en su querida Santa Rosa, terminó la Educación e Instrucción Primaria; y a la edad de 12 años, llegó a la ciudad de Chihuahua e ingresó a la Escuela Normal del Estado, recibiéndose como Profesor (Normalista) de Educación Primaria.  Posteriormente, se doctoró en Derecho por la UNAM. Sintiendo profundamente, la vocación del arte literario, ingresó al Centro de Arte Dramático, A.C. (CADAC), fundado en 1975 por Héctor Azar; precisamente, “para aprender teatro”, en donde tuvo la fortuna de recibir clases de los destacados maestros: Héctor Azar, Vicente Leñero y Hugo Arguelles, entre otros. A partir de la década de los años 70 del S. XX, ingresa a la llamada “nueva dramaturgia mexicana” conformada por otros reconocidos autores. Como muestra de su vasta creación dramática, de guiones y argumentos, novela, cuento y crítica teatral, escribió alrededor de 58 obras, que en su mayoría fueron llevadas a los escenarios nacionales e internacionales.

Por esos y demás méritos, el Congreso del Estado (H. Cuerpo Colegiado), “el 25 de junio del año 2008, aprobó el Decreto No. 280/08 II P.O., mediante  el que se otorgó el reconocimiento de Chihuahuense Distinguido al Dramaturgo Víctor Hugo Rascón Banda, quien con su impecable pluma desarrolló una labor literaria que traspasó fronteras haciéndole merecedor de múltiples premios por su destacada obre. El reconocimiento decretado líneas arriba, fue otorgado el seis de agosto de ese mismo año, en Sesión Solemne, mediante la entrega de una medalla diseñada especialmente para tal evento.

“Ahora bien, mediante el propio Decreto No. 280/08 II P.O. paralelamente se instituyó el reconocimiento denominado ‘Medalla al Mérito Cultural del Estado de Chihuahua, Víctor Hugo Rascón Banda’, con el PROPÓSITO DE RECONOCER DE PERSONAS QUE SE HAYAN DESARROLLADO INDISTINTAMENTE EN TODAS LAS DISCIPLINAS DE LAS BELLAS ARTES (mayúsculas mías), mismo que desde entonces de manera anual se ha otorgado en Sesión Solemne durante el mes de agosto, a la persona chihuahuense que se distinga por sobresalir en el ámbito cultural y que se haya inscrito para tal efecto a partir de la Convocatoria Pública que emita la Junta de Coordinación Política de esta Alta Representación Popular.

“[…] En ese tenor este Órgano Técnico del Congreso, considera como oportuno atender el contenido del decreto antes mencionado, por  lo que con fundamento en lo dispuesto por los artículos 57 y 58 de la Constitución Política del Estado de Chihuahua; y los demás relativos y aplicables de la Ley Orgánica y del Reglamento de Prácticas Parlamentarias ambos ordenamientos del Poder Legislativo; y en cumplimiento al Artículo Segundo del Decreto No. 280/08 II P.O. los integrantes de la Junta de Coordinación Política, sometemos a la consideración de esta Asamblea el siguiente proyecto de:

DECRETO

ARTÍCULO ÚNICO.- En cumplimiento al Decreto No. 280/08 II P.O., se expide la Convocatoria para otorgar la “MEDALLA AL MÉRITO CULTURAL DEL ESTADO DE CHIHUAHUA, VÍCTOR HUGO RASCÓN BANDA” 2017. AL TENOR DE LAS SIGUIENTES:

BASES:

Primera.- Podrán ser inscritas todas las personas originarias del estado de Chihuahua, por sí o por tercera persona, que tengan una destacada y amplia trayectoria en el desarrollo cultural del Estado, ya sea en áreas como Teatro, Arquitectura, Danza, Escultura, Literatura, Humanidades, Música, Artes Plásticas, Gestión Cultural, entre otras..

Segunda.- A partir de la expedición [y publicación] de la presente Convocatoria y hasta el día 7 del mes de agosto del año en curso, se recibirán las propuestas en cualquier formato o medio electrónico […], mismas que deberán contener:

Cédula de Registro conforme al formato aprobado por la Junta de Coordinación  Política y disponible en la página electrónica del H. Congreso del Estado www.congresochihuahua.gob.mx

Aviso de privacidad debidamente firmado, en el que autoriza el tratamiento de sus datos personales para los fines previstos en el presente procedimiento.

Relación de actividades desarrolladas en cuanto a teatro, arquitectura, danza, escultura, literatura, humanidades, música o pintura y, en su caso, relación de premios y/o reconocimientos recibidos.

Documentación en copia simple o en medio electrónico de constancias, materiales y testimonios que demuestren los motivos por los cuales se considera que la persona propuesta puede merecer la Medalla y, en su caso, documentos de otras instituciones que avalen sus méritos y reconocimientos […]”

Así  que, apreciable lector, tiene en sus manos y a la vista esa INVITACIÓN para que se inscriba y participe en tan importante y necesario evento cultural-educativo.  

Antes de cerrar la presente colaboración, permítame compartirle (por su trascendencia) las siguientes líneas escritas por el Dramaturgo en comento, en su obra póstuma “¡Viva el Teatro! Tres obras, tres momentos”: “Qué sueño tan compartido; como dice Carmen Maura en una película de Almodóvar: ¿Qué hice yo para merecer esto?

“Hace apenas 25 años un gobernador de Chihuahua prohibió en el estado mi obra EL BAILE DE LOS MONTAÑESES, producida por el Festival Cervantino, sólo porque en ella aparecía un guerrillero; si supiera que este año me senté a la mesa con él, para protestar por los crímenes de Atenco.

“Hace 25 años los gobernantes de Chihuahua veían un escritor y le sacaban la pistola o se cambiaban de acera; hasta que llegó Saúl González Herrera, hombre culto y sensible que rompió con el maleficio. Llegó el gobernador Fernando Baeza, quien dialogó con los escritores y proyectó el Instituto Chihuahuense de la Cultura; llegó Patricio Martínez y luego el gobernador Reyes Baeza para cumplir promesas de campaña.

“Ahora los gobernadores de Chihuahua visitan a los escritores condenados a muerte en el Hospital Inglés de la ciudad de México, crean festivales de las artes, convierten un antiguo cine en un moderno teatro en la capital y construyen dos magníficos teatros en Ciudad Juárez […] y al otro teatro le ponen el nombre de un dramaturgo nacido más allá de las Barrancas del Cobre, en la Baja Tarahumara, un dramaturgo que nació respondón, según mi madre; que debió haber sido minero, según mi padre; o inmigrante, vaquero, político, sacerdote o guerrillero, según las circunstancias vividas.

“Pero sólo fui un escritor, un guerrillero de la palabra, según me dicen”.

Sin duda, en todo nuestro extenso estado de Chihuahua, habitan grandes talentos, por lo que serán bastantes  las personas que concursen atendiendo el llamado de la citada convocatoria.

 

El Clima

Más información sobre el tiempo en Chihuahua