Nos autoengañaremos otra vez los mexicanos, en el 2018? PDF Imprimir E-mail
Opinión - Columnas
Escrito por Valentín Ramírez   
Miércoles, 09 de Agosto de 2017 05:06

Mario Alfredo González Rojas.

Muy buena pregunta se hacía un comentarista en la televisión, al tratar de echar a volar la imaginación sobre lo que pasaría si el PRI vuelve a ganar la siguiente elección presidencial. Se decía, si así estamos ya en una situación de hartazgo, a dónde podríamos llegar más abajo. No obstante la campaña de la presidencia de la república, "de que lo bueno cuenta y cuenta mucho", y en la que salen profesores paleros, campesinos paleros, etc, a la que se agregan otras, como la última de que: el p...Peña Nieto es el causante de que la inflación no crezca más (según ellos, porque la realidad es que la real inflación es pavorosa), de que nunca como ahora se ha llevado a más gobernadores a la cárcel (según ellos, con la faramalla de Javier Duarte), de que el peso está fuerte (habían dicho que la gasolina subía su precio por problemas con el peso por culpa de Trump, ja ja ja, y que era cosa nada más temporal), de que nunca como ahora, etc., toda una bola de disque adelantos, pero la realidad es otra.  En fin, con campañitas que son mitad mentira y mitad verdad, o sin campañitas, los mexicanos ya estamos hartos.

Eso de que el "p...Peña Nieto", no nos convence en nada, que no se gaste más en esa publicidad porque así está peor la cosa, ya hay otro elemento más que criticar y que llevar a la lista de acusaciones. El 2018, se va aclarando más día con día. Eso de crear un frente amplio para no dejar que llegue el PRI  a la presidencia de la república y para que AMLO, no gane las elecciones, suena a desesperación de los que han detentado siempre el poder. El pueblo ya está hasta el copete, y en tal circunstancia va a dar su voto a cualquiera, nada más que no sea PRI o PAN, ese es el propósito de la gran mayoría. Sucede como en los matrimonios mal avenidos, en donde no hay una felicidad aunque sea chiquita, y pues a la mera hora ella se va con el primero que le cante al oído, o a la inversa. Cuántos hogares hay también, que propician el que los hijos se casen a temprana edad, debido a las condiciones que prevalecen al interior de los mismos. En esta vida a veces no se trata de hacer la mejor selección, sino que obligados por las circunstancias, condiciones, causas como se le llame, se escoge la opción que está enfrente.

Cuál será el destino de los más de 55 millones de pobres que hay en México, si el siguiente gobierno es más de los mismo? Por lo pronto, la gente desesperada va a hacer la prueba con otra alternativa, eso es un hecho, y por eso se presenta la desesperación de los poderosos, que temen perder lo que han atesorado de muchas formas durante bastantes años. Como le contestó al comentarista aludido una compañera de ocasión, "no me alcanza la imaginación para ver hasta dónde llegaría México si vuelve a ganar el PRI", así podríamos pensar la mayoría.  Los que escribimos estos comentarios de los comentarios, somos como cualquiera que sufre las condiciones tan problemáticas en que vivimos un altísimo porcentaje de mexicanos; no estoy descubriendo nada, ni inventando nada, sólo soy un repetidor más de las letras que decimos de muchas formas en distintos sectores de la sociedad. Es "el pueblo pueblo", como decía Pablo Neruda, a los más amolados de un país, el que clama por una vida mejor.  Y en este viacrucis, el país puede ser víctima del populismo, y si no es así, está la opción de siempre, que también es populista, aunque adopte otras formas. Hacia dónde correr?

La psicología popular indica que se debe optar por el que sea, menos, por los malos conocidos, para este 2018. Aquí no checa eso, de que "vale más malo por conocido, que bueno por conocer". Yo creo son cosas muy diferentes, después de tanto tiempo  de hartazgo. El PRI no se ha querido componer, no obstante los grandes errores. El "PRI nuevo! nunca llegó a la vida nacional. En relación a un caso cercano a nosotros los chihuahuenses, vino Enrique Ochoa, con todo cinismo hace días a dar posesión al nuevo presidente del  Comité Directivo Estatal del  partido, y se presentó como si nada, muy campante, feliz por fuera, y pronunció un ridículo discurso en el que dijo que el PRI nacional no fue beneficiario de recursos del gobierno de Chihuahua. Y el señor no fue cuestionado, por ningún asistente al acto de toma de protesta, sobre su incumplimiento de la promesa de expulsar de las filas del tricolor al prófugo César Duarte, para que así la institución subiera cuando menos un peldaño en su grado de honestidad; quién lo iba a interrogar? Ochoa dijo el año pasado, que a más tardar en enero de 2017 saldría Duarte del partido.  Total, árbol que crece torcido....

 

El Clima

Más información sobre el tiempo en Chihuahua