Cavilaciones en torno al mes patrio PDF Imprimir E-mail
Opinión - Aída María Holguín Baeza
Escrito por Aída María Holguín Baeza   
Martes, 05 de Septiembre de 2017 04:28

Aída María Holguín Baeza.

Por causalidades del destino, septiembre es un periodo en el que se desarrollaron varios hechos que marcaron la historia de México. Estos hechos, coinciden en torno a la larga y ardua lucha para construir y fortalecer un país libre y soberano. Es por esto, que al mes de septiembre se le denomina “mes patrio”.

Como suele suceder, desde mediados del mes de agosto el espíritu patriótico invade a los mexicanos y, con ello, se incrementan las ventas de artículos para celebrar la ocasión; sin embargo, conforme pasan los años, incrementa el número de mexicanos que no saben por qué septiembre es denominado el mes patrio; es decir, cada vez son menos las personas que saben que en septiembre se conmemoran cuatro hechos particularmente relevantes en la historia de México: el inicio de la lucha en busca de la independencia (15 de septiembre de 1810), la consumación de la independencia (27 de septiembre de 1821), la heroica defensa del Castillo de Chapultepec (13 de septiembre de 1847), y la primera interpretación del Himno Nacional Mexicano (15 de septiembre de 1854).

Sin duda alguna, se trata de cuatro acontecimientos que deben ser recordados año con año porque, en ellos, se refleja el esfuerzo de quienes contribuyeron a crear la patria mexicana. Son pues, sucesos que -de una u otra forma- fortalecieron el vínculo del pueblo con la tierra que los vio nacer: México. 

Por todo lo anterior, resulta necesario comprender que el significado de patria va mucho más allá del lugar o ciudad en la que se nació. Patria es la nación con la que se genera un vínculo afectivo que se debe fortalecer con los aspectos jurídicos e históricos de la misma. Entonces, patriotismo no es vestirse con trajes típicos, ondear la bandera, pintarse o colocarse bigotes “arremangados”, usar sombrero ancho, o gritar a todo pulmón “Viva México” cada 15 de septiembre. El patriotismo, implica que el pueblo sienta, todos los días, un verdadero amor por su patria y que dicho sentimiento se refleje en conductas que procuren el bien de la nación.

De todas las fechas históricas que se conmemoran en el mes patrio, es innegable que el 15 de septiembre es el día idóneo para manifestar alegremente el orgullo de ser mexicano; no obstante, sigue quedando para la reflexión lo que hace mucho tiempo dijo Octavio Paz: “Pobres mexicanos, que cada 15 de septiembre gritan por un espacio de una hora, quizá para callar el resto del año”.

En consideración a lo expresado de manera tan acertada por Octavio Paz, es imprescindible aprovechar este mes de la patria para cavilar respecto a la función que como mexicanos tenemos en la nada fácil tarea de reconstruir la patria, lo cual conlleva el hecho de vencer todos los obstáculos y enfrentar las dificultades que se presenten. Dicho de otro modo, asumir el valor patriótico para defender y reforzar la independencia y soberanía de la nación mexicana, sin importar que los enemigos sean extraños o conocidos. Esto último, tomando en cuenta que, aún y cuando el Himno Nacional Mexicano hace énfasis en los extraños enemigos (refiriéndose a los extranjeros), hay enemigos conocidos (refiriéndome a los “de casa”) que le han hecho mucho daño a México.

En esta ocasión, concluyo con lo dicho alguna vez por el abogado, político y militar argentino, Manuel Belgrano: “Me hierve la sangre al observar tanto obstáculo, tantas dificultades que se vencerían rápidamente si hubiera un poco de interés por la patria.”

Aída María Holguín Baeza Correo electrónico:  Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

 

 

El Clima