Independientes rumbo a Los Pinos PDF Imprimir E-mail
Opinión - Aída María Holguín Baeza
Escrito por Aída María Holguín Baeza   
Martes, 17 de Octubre de 2017 05:09

Aída María Holguín Baeza.

Por primera vez en la historia de México, existe la posibilidad de que un “independiente” (sin que eso signifique no tiene relación con algún partido político o grupo de poder) se instale en Los Pinos.

De acuerdo con el INE, al cierre del plazo establecido para tal fin (14 de octubre), fueron 86 los ciudadanos (7 mujeres y 79 hombres) que presentaron (en tiempo) sus respectivas cartas de intención para contender como candidatos independientes a la Presidencia de la República durante el Proceso Electoral Federal 2017-2018.

Debido a que 8 de los interesados no cumplieron con los requisitos y otros 38 no obtuvieron la constancia de cumplimiento (por falta u omisión en la documentación entregada) por parte del INE, solo 40 pudieron iniciar este lunes 16 (fecha establecida por el INE) la etapa para recabar el apoyo ciudadano (firmas).

Antes de continuar, cabe aclarar que los datos anteriormente expuestos, son los que el INE publicó el domingo 15 (fecha establecida para expedir las constancias); no obstante, según Benito Nacif, Consejero Electoral del INE, el número de aspirantes independientes a la Presidencia podría aumentar en función del número de solicitudes (de las 38 pendientes) que posteriormente, dentro un plazo de 48 horas, hayan resultado procedentes.

El caso es que la carrera de los independientes rumbo a Los Pinos, comenzó el lunes y, para poder seguir su camino, lo que sigue es que cada uno de los aspirantes recabe 866 mil 593 firmas (correspondientes al 1% de la lista nominal) de apoyo distribuidas en -al menos- 17 entidades federativas.

Considerando lo expuesto en los dos párrafos inmediatos interiores, entonces estamos hablando de que, si es que todos los aspirantes quieren concretar su candidatura, es necesario conseguir -al menos- 34 millones 663 mil 720 firmas de mexicanos que tienen credencial para votar vigente.

En ese sentido, es interesante (e importante) tomar en cuenta que, de acuerdo al informe final del IFE (ahora INE), en la elección presidencial pasada inmediata los candidatos obtuvieron 49 millones 61 mil 92 votos. Con esto, resulta más fácil comprender las implicaciones de la etapa de recolección de firmas; sobre todo, si adicionalmente se considera que si una firma está duplicada, el INE contará como válido el primer apoyo registrado en sus sistemas informáticos y, que solo si ese primer aspirante no cumple con las firmas necesarias, los apoyos repetidos se sumarán al segundo aspirante al que se le brindó el apoyo.

Con todo lo anterior, queda claro que el camino que deben recorrer los aspirantes a una candidatura independiente es muy difícil. Más cuando el primer triunfo verdadero depende -irónica y directamente- de que logren que un gran número de mexicanos que integran la lista nominal les otorguen su firma. Y para que eso suceda, es imprescindible que los aspirantes convenzan (cosa que tampoco es fácil) a los potenciales votantes de que la independencia (de partidos y otros grupos de poder) que han agarrado de bandera, es real.

A modo de resumen, en esta ocasión concluyo con lo dicho alguna vez por el escritor y terapeuta argentino, Jorge Bucay: “Para ser independiente habría que ser autosuficiente, y nadie lo es. Nadie puede prescindir de los demás en forma permanente. Necesitamos de los otros, irremediablemente, de muchas y diferentes maneras”.

Aída María Holguín Baeza Correo electrónico: Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

 

El Clima