Elecciones presidenciales, fraude cantado, ¿qué hacer? PDF Imprimir E-mail
Opinión - Devenir
Escrito por Javier Félix Muñoz   
Lunes, 05 de Marzo de 2018 12:29

Javier Félix Muñoz.

Segunda parte.

Después de las elecciones presidenciales de 1910, que dieron origen a la Revolución Mexicana ante el fraude monumental, las elecciones de este 1º de Julio pueden ser las más importantes, faltan 129 días, algunos pensamos que no solamente se prepara, sino que ya está en marcha un gran fraude electoral.   Antecedentes hay varios posteriores al de 1910, en 1928, el fraude contra José Vasconcelos de las elecciones que nombraron presidente al Gral. Obregón, en 1940, el fraude contra el Gral. Juan A. Almazán en donde resultó electo el Gral. Manuel Ávila Camacho, en 1988 contra el Ing. Cuauhtémoc Cárdenas, resultando electo Carlos Salinas de Gortari,  en el 2006 contra Andrés Manuel López Obrador, favoreciendo a Felipe Calderón, todos estos fraudes quedaron hasta la fecha impunes, ¿Qué hacer para que esto no siga siendo así y ser respete la voluntad ciudadana?, expresada en votos conforme al Art. 39 Constitucional.

A quienes pensamos la posibilidad inminente de este fraude electoral, por parte del PRI y sus aliados, con el fin de auto perpetuarse en el poder, algunos nos critican diciéndonos: ¿Qué caso tiene participar en las elecciones, si ya sabemos que va a haber fraude?, mi respuesta es que, precisamente, porque sabemos que el fraude está cantado, es necesario acudir masivamente a votar, por el candidato de nuestra preferencia.   La otra opción, es abstenernos de votar o nulificar nuestro voto, estas opciones son las que le convienen al sistema podrido de la élite del 1%, no basta con votar, necesitamos defender  el voto, no en forma simbólica sino efectiva, ¿Cómo hacer esta defensa en forma efectiva?, no hay una respuesta fácil, recordemos que está en juego un botín, el presupuesto nacional de 5 trillones de pesos, presupuesto del cual, organismos internacionales aseguran que aproximadamente, un 10%: 500 mil millones de pesos anuales, desaparecen en el drenaje de la corrupción institucionalizada, y solapada por las instituciones del Estado, que se supondría tendrían que combatirla.

Organizar y poner en práctica un plan nacional ciudadano antifraude, mediante el conteo y difusión de los resultados de la elección presidencial, en un mínimo del 70% de las casillas del país, y difundir los resultados aproximadamente a las 11:00 de la noche del 1º de Julio, en mi opinión, puede ser la mejor respuesta y antídoto al veneno del fraude electoral, tradicionalmente los partidos políticos con cobertura nacional, concentran el conteo de votos en sus comités nacionales de campaña, y los difunden por los medios a su alcance, esto no es novedad, lo nuevo sería que se pudiera organizar, un centro ciudadano – no partidista – de conteo rápido, aprovechando las nuevas tecnologías de celulares con cámara, para tomar fotografías de los resultados, que las casillas tienen obligación de desplegar, en las llamadas sábanas con los resultados, si de esto hacemos digamos 3 ensayos generales, y se concentra la información, en un centro de cómputo diseñado, operado por técnicos de la UNAM y el IPN, como testigos de honor a éste centro ciudadano de cómputo (CCC), se pueden invitar observadores internacionales de reconocido prestigio, como el centro Carter, fundado por el Ex Presidente norteamericano Jimmy Carter, y otros organismos similares.

Si los 2 frentes, Morena, PT, PES y PAN, PRD, Movimiento Ciudadano, pudieran unificarse, solo para este objeto de conteo ciudadano independiente de votos, y avalar los resultados, el fraude del PRI y sus aliados difícilmente se impondría a una ciudadanía que salga masivamente a votar y a defender su voto.

¿Quién dice yo me apunto a este plan nacional antifraude?

No hay más democracia que la que se hace.

 

El Clima

Más información sobre el tiempo en Chihuahua