“Más que amigos”, vivencias de un aldamense PDF Imprimir E-mail
Opinión - Devenir
Escrito por Redacción   
Viernes, 09 de Marzo de 2018 15:29

Benito Abraham Orozco Andrade.

Cuántas veces hemos tenido el deseo de escribir nuestras opiniones, aspiraciones, fantasías, experiencias…, dejándolo sólo en un bosquejo imaginario, pasando los años –incluso la vida- y nos quedamos con la inquietud o la frustración por no haberlo llevado a cabo, pensando que pudimos haber compartido algún potencial que pervive dentro de nosotros.

Indudablemente “lo que no se cuenta se olvida, compartir algo nuestro no es fácil, que guste a los demás, tampoco”, es lo que menciona el autor del libro “Más que amigos” (LARIPSE, Chihuahua, 2018), obra en la que el aldamense Ing. Francisco Javier Villegas Villa describe sus vivencias de juventud, “mezcladas con un poco de magia y fantasía”, como él lo señala.

Para quienes de una u otra manera mantienen un cariño especial hacia esa tierra noble de nuestro estado de Chihuahua, el otrora poblado de Aldama –ahora ciudad-, y que allá por los años setentas del siglo próximo pasado tuvieron la oportunidad de recorrer sus calles; disfrutar del sonido y de la frescura que proporcionaba el agua que fluía por las acequias que atravesaban esa localidad; el poder convivir con los amigos y/o con la familia entre los árboles de las orillas de la población, particularmente  en el “bosque de Aldama”; o el poder participar en los bailes que se organizaban alrededor del quiosco de la plaza principal, o en el conocido salón “Las Palmeras”, seguramente el libro que nos ocupa los transportará a través de lo que se narra en sus líneas, a esa época de niñez o de juventud de la que se tienen muy gratos recuerdos.

Con un vocabulario muy de la región y de esos años nostálgicos, Villegas Villa nos platica amenamente de las convivencias que tuvo con sus amigos, entre otros personajes a los que no llama por su nombre real pero que, en una suerte de especulación, para muchos surgirán sus nombres y sus rostros reales, al relacionarlos con situaciones de las que se ha tenido un conocimiento directo o a través de referencias.

Pues bien, el pasado sábado 3 de marzo tuve la oportunidad de asistir junto con mi familia a la presentación del valioso libro multicitado, atendiendo a la invitación que nos hizo el propio autor junto con su esposa, Mtra. Rosa Elba Arzate González, matrimonio al que conocemos y apreciamos desde hace décadas, pues además de existir un lazo familiar con ellos, nos honraron con ser padrinos de su hija Ilse, a quien guardamos un cariño sumamente especial.

Dicho evento se llevó a cabo en la Casa de la Cultura “Arturo Norte” de esa ciudad de Aldama, en donde familiares y amigos abarrotamos el lugar, con la expectativa sobradamente satisfecha de pasar una tarde amena.

La presentación del libro estuvo a cargo de la Lic. Cinthia Idalí Piñón y de la Dra. Romelia Hinojosa Luján, quienes destacaron las amplias virtudes contenidas en la obra, compartiendo la segunda de ellas el momento en que le dieron a conocer el texto, preguntándole si valía la pena publicarlo, respondiéndoles inmediatamente y sin titubeos al Ing. Villegas y a su esposa que sí, acompañando desde ese momento con su experiencia al autor, hasta la edición del libro.

También participó en el evento el Profr. Alberto Vázquez Solís, Presidente Municipal de Aldama, quien destacó el valor cultural que aporta el libro “Más que amigos”, identificándose gratamente con situaciones contenidas en el mismo, incluso mencionando que algunos de los personajes ficticios, posiblemente se encontraban presentes en el evento.

Si bien las palabras de Ilse, su hija, en representación de sus hermanos Javier y Luis Alberto, así como de su madre, demostraron el gran amor y admiración que sienten hacia el autor -lo que emocionó al público en general-, cuando al Ing. Villegas Villa le tocó el turno de participar, compartiendo entre otras cosas los motivos que lo llevaron a escribir su libro (por cierto, el primero),  los asistentes no pudimos evitar conmovernos ante las situaciones “adversas” por las que ha pasado en los últimos años –provocadas por la enfermedad de Parkinson-, y que con el apoyo incondicional de su familia ha podido salir adelante, dejando de lado su temporal aislamiento de la sociedad.

Fue precisamente en ese afán transitorio de alejamiento, cuando tuvo un amplio refugio en la lectura, lo que lo animó a poner en papel y letras sus añoradas vivencias de juventud.

Mi respeto, reconocimiento, admiración y cariño para el Ing. Francisco Javier Villegas Villa y para su familia. Éxito en este y en su próximo libro.

 

El Clima