Falleció el eminente científico británico Stephen Hawking PDF Imprimir E-mail
Noticias - El Mundo
Escrito por Redacción   
Martes, 13 de Marzo de 2018 20:10

“Los hoyos negros no son tan negros como los pintan. No son prisiones eternas… Hay una salida”: Stephen Hawking.

El científico británico nacido el 8 de enero de 1942 y considerado uno de los más influyentes desde Albert Einstein falleció el martes 13 de marzo.

En 2015 el científico británico Stephen Hawking dio varias conferencias para la BBC sobre los agujeros negros. Recordó cómo en 1974 concluyó que los agujeros negros pueden emitir radiación térmica y habló sobre la posibilidad de que la materia absorbida por un agujero negro pudiera salir de éste.

“El mensaje de esta clase es que los hoyos negros no son tan negros como los pintan. No son prisiones eternas como se pensó alguna vez. Las cosas pueden salir de un agujero negro, hacia afuera y también hacia otro universo. Entonces, si sienten que están en un hoyo negro, no se rindan. Hay una salida“. Entre risas y aplausos Hawking, fallecido el martes 13 a los 76 años de edad, concluyó su segundoa conferencia desde la Real Institución de Londres mostrando su afán por acercar al público a la ciencia utilizando el humor.

Nació el 8 de enero de 1942 en Oxford, Reino Unido, falleció el martes 13 de marzo de 2018, y es considerado uno de los científicos más influyentes desde Albert Einstein, no sólo por sus descubrimientos y teorías en campos como el de los agujeros negros o la relatividad, sino también por las circunstancias de su vida personal.

De acuerdo con BBC Mundo, cuando Hawking tenía 21 años comenzó a notar que sus movimientos eran cada vez más torpes y fue diagnosticado con Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA), una enfermedad motoneuronal. Los médicos le dieron dos años de vida como máximo.

Desafió todos los pronósticos aunque la enfermedad fue paralizándolo lentamente, dejándolo con movimiento sólo en dos dedos y algunos músculos faciales, razón por la que utilizaba un sintetizador de voz para comunicarse y una silla de ruedas controlada por el movimiento de cabeza y ojos.

“Una de sus afirmaciones más osadas”, recuerda el medio británico, “fue la de considerar que la Teoría General de la Relatividad formulada por Einstein implicaba que el espacio y el tiempo tuvieron un principio en el Big Bang y que tienen su fin en los agujeros negros“.

En 1976, y siguiendo los enunciados de la física cuántica, Hawking concluyó en su “Teoría de la Radiación” que los agujeros negros -esas regiones con tal fuerza de gravedad que ni la luz puede escapar- eran capaces de emitir energía y perder materia. En 2004 desbarató su propia teoría y concluyó que los agujeros negros no lo absorben todo.

“El agujero negro sólo aparece en silueta pero luego se abre y revela información sobre lo que ha caído dentro. Eso nos permite cerciorarnos sobre el pasado y prever el futuro”, dijo el científico.

De acuerdo con la emisora británica, su libro Una breve historia del tiempo, escrito en 1988, vendió más de 10 millones de ejemplares en todo el mundo, pero Hawking publicó Una más breve historia del tiempo, para hacer su contenido más accesible.

 

 

El Clima