21 de marzo: para recordar el surgimiento del estado laico en México PDF Imprimir E-mail
Opinión - Columnas
Escrito por Mario Alfredo González Rojas   
Miércoles, 14 de Marzo de 2018 07:31

Mario Alfredo González Rojas.

Mucho tienen de anecdóticos los grandes personajes de la historia, lo que se ha de ver como un adorno o un barniz de su verdadera figura. Poco me importa a mí o a usted, que de Miguel Hidalgo digan que fue un mujeriego y jugador; o que Pancho Villa tuvo muchas mujeres y un montón de hijos; o que Emiliano Zapata era muy mujeriego. Al diablo con tantas simplezas de la vida de cualquier ciudadano del mundo, lo importante es la obra, y más que eso la trascendencia de quienes ocupan un lugar privilegiado en el recuerdo de los pueblos.

Compete a los maestros en la escuela, algo, que muchos no han cumplido:  hacer hincapié en las grandes ideas y en los grandes hechos que marcaron la pauta para que México fuera otro. Este 21 de marzo llegamos al 212 aniversario del natalicio de Benito Juárez, el Benemérito de las Américas, y con tal motivo tenemos que reconocer que cada vez se pierden más entre las páginas polvosas de la historia, los renglones que mencionan todo lo que construyó este personaje, de quien lo primero que conocimos cuando apareció ante nuestra infantil apreciación de las cosas, fue que era pastorcito allá en la sierra de Oaxaca. Y como pastorcito lo recuerdan muchos, y como el genial estadista lo recuerdan pocos, muy pocos. Como sucede con los grandes postulados de la Revolución Mexicana de 1910, los aciertos de don Benito también se van diluyendo, que viene muy bien a modo reconocer esto de que, "si Juárez no hubiera muerto...ya se habría muerto".

Y a propósito de los días feriados, se contribuye más a que se olviden los objetivos de celebrar las grandes fechas de nuestro calendario patrio; las suspensiones de clase son principalmente, para que haya un mayor flujo comercial, nada que sirva para hacer análisis o cuando menos, citar el motivo del día de asueto.  El 21 de marzo significaba para los estudiantes, el nacimiento de la primavera y el nacimiento del pastorcito que llegó a ser presidente. Hoy, hoy, si usted le pregunta a muchos, casi todos le contestarán que no saben por qué no hubo clases, o que no están seguros de la razón de la ausencia al trabajo. En la fase actual de ignorancia de la historia, es fácil que pasen desapercibidas las funciones precisas que dependen del gobierno y de las cuales, mucha gente ignora. Y así, funcionarios de gobierno de distintos niveles hacen a un lado sus compromisos con la Constitución, en la que se hayan impresos los principios que defendió don Benito Juárez.

Hablar del Estado laico es tema desconocido por millones de mexicanos, lo que favorece la flagrante violación de nuestros derechos y del ejercicio honesto y legal del poder. Antes se aprovechaba cada 21 de marzo, principalmente para recordar la trascendencia de las Leyes de Reforma, así como de la caída del imperio de Maximiliano. Y en pocas palabras, se subrayaba la importancia de la separación de la Iglesia y el Estado, que fue un fruto esencial de las citadas Leyes de Reforma; y también el orgullo nos hacía gritar ¡Viva México!, al repasar la victoria del gobierno republicano sobre el de Maximiliano. Y pues vale sacar de la memoria, que hace años, hasta se hacían radio novelas de carácter histórico que dejaban una gran huella en la gente, incluidos los niños, como esa que llevó por nombre La Quimera de un imperio, sobre el sueño de Maximiliano y Carlota de gobernar un país lejano y ajeno; como tal fue el caso de estos ilusos, quienes creyeron que serían felices gobernando a México, sólo porque el gobierno del francés Napoleón Tercero y los traidores mexicanos, entre los que brillaba la Iglesia católica de nuestro país, así lo demandaban.

El matrimonio civil, el registro civil, la ley de cementerios, el culto religioso en los templos, la no intromisión del clero en asuntos del gobierno, fueron entre otros, grandes resultados del gobierno encabezado por Juárez. Y una coronación de su obra, cinco años antes de su muerte, fue hacer que se respetara la soberanía de México al acabar con la Intervención Francesa.  Esto festejaríamos, lo haremos?, el 21 de marzo de 2018.

Lo sabemos todos, empezando por el gobierno en todos sus niveles? 

 

El Clima

Más información sobre el tiempo en Chihuahua