AMLO, dispuesto a revocación de mandato; quiere gobernar como Juárez y Cárdenas PDF Imprimir E-mail
Noticias - El Mundo
Escrito por Redacción   
Viernes, 16 de Marzo de 2018 14:54

Plantea reformar el Artículo 108 constitucional, para poder juzgar al Presidente en funciones por delitos electorales y de corrupción.

El candidato de la coalición “Juntos Haremos Historia” a la Presidencia de la República, Andrés Manuel López Obrador, sostuvo que aspira a convertirse “en el mejor presidente de la historia de México”, y estar a la altura de ex presidentes como Benito Juárez, Francisco I. Madero y Lázaro Cárdenas.

“Tengo una legítima ambición: quiero pasar a la historia como uno de los mejores presidentes de México”, dijo, “aspiro a estar a altura de Benito Juárez. Aspiro a estar a la altura de Francisco I. Madero, el apóstol de la democracia, y aspiro a estar a la altura del presidente popular y patriota, Lázaro Cárdenas del Río”.

Luego de entregar su solicitud de registro como candidato ante el Instituto Nacional Electoral (INE), el líder de Morena planteó, en caso de ganar la contienda del 1 de julio, reformar el Artículo 108 constitucional, para poder juzgar al presidente en funciones por delitos electorales y de corrupción.

El ex jefe de Gobierno capitalino adelantó que estaría dispuesto a someterse a la revocación de mandato y afirmó que cada dos años se consultaría a los ciudadanos si quieren que continúe en el cargo.

Se requiere justicia, no venganza

Aseguró que, de resultar electo, no habrá represalias, ni persecución o destierro para nadie; “lo que se necesita es justicia, no venganza“, añadió.

En su discurso, el también contendiente por los partidos del Trabajo y Encuentro Social dio a conocer cinco compromisos básicos y agregó que la elección de 2018 “será la última que se realice bajo la sospecha de un fraude”.

Afirmó que, si gana, habrá un Estado democrático, con elecciones libres y limpias y que su gobierno no utilizará presupuesto para beneficiar a un partido político o candidato.

En su segundo compromiso proyectó acabar con la corrupción, impunidad y “lujos en el gobierno”, para liberar recursos suficientes para financiar el desarrollo sin aumentar impuestos y sin endeudar el país.

En cuanto a la economía del país, indicó que los habrá salarios dignos, se fortalecerá el mercado interno y que México producirá todo lo “que se pueda producir para ser autosuficientes“.

Sueño que debe convertirse en realidad

“Este es el sueño que quiero que se convierta en realidad, los mexicanos podrán trabajar y aspirar a la felicidad, a ser felices, en donde nacieron, en donde están sus familiares, donde están sus costumbres, sus culturas. Quienes quieran emigrar, que lo hagan por gusto y no por necesidad”, expresó.

Reiteró que, de ocupar la silla presidencial, se reunirá todos los días desde las 7:00 de la mañana con su gabinete de seguridad, para recibir el parte policiaco militar y tomar decisiones. “Se trata del problema más difícil de resolver, porque en sucesivos gobiernos dejaron que se agravara en extremo”, agregó.

En su último compromiso planteo la elaboración de una Constitución moral, “como una expresión de los valores fundamentales que nos hermanan”.

“Con terquedad, con necedad, con perseverancia, rayando en la locura, de manera obcecada, voy a acabar con la corrupción, lo mismo con perseverancia, con convicción, con intransigencia, vamos a promover el desarrollo de México”, concluyó en su discurso ante el INE.

El tabasqueño estuvo acompañado de su esposa Beatriz Gutiérrez Müller, y su coordinadora de campaña, Tatiana Clouthier, así como de los dirigentes nacionales de Morena, Yeidckol Polevsky; del Partido del Trabajo (PT), Alberto Anaya; y del Partido Encuentro Social (PES), Hugo Eric Flores.

 

El Clima