2018 Oportunidad y riesgo PDF Imprimir E-mail
Opinión - Devenir
Escrito por Javier Félix Muñoz   
Lunes, 09 de Abril de 2018 10:58

Javier Félix Muñoz.

Las Crisis, dice la sabiduría china, son al mismo tiempo, un riesgo, y una oportunidad.

La actual crisis de modelo neoliberal, de capitalismo salvaje, que desde hace décadas padecemos en México, nos da una oportunidad, en las próximas elecciones del 1º de Julio del presente año, para renovar la Presidencia de la República, la Cámara de Diputados y la Cámara de Senadores,  ambas elecciones son igual de importantes, aunque los reflectores casi todos se enfocan a la Presidencia, por vivir en un sistema presidencialista, todo cambio estructural, de leyes, de instituciones, pasa por el Congreso, el Presidente tiene la facultad de proponer leyes, el Congreso de aprobarlas tal cual, modificarlas o rechazarlas, por eso, para un nuevo proyecto de nación, es importante no solo ganar la Presidencia, sino la mayoría en ambas cámaras.

Hay muchas definiciones de democracia, para el objeto del presente artículo, me quedo con la definición clásica de Abraham Lincoln: La democracia es el gobierno del pueblo, para el pueblo, por el pueblo.    Andrés Manuel ha insistido en múltiples ocasiones en este punto, lo reitera en su programa de gobierno, con su propuesta de someterse a la voluntad popular cada 2 años, para que sea la ciudadanía quien lo ratifique o destituya, y poniendo a votación nacional, ratificar o rectificar las reformas estructurales, neoliberales, es decir, la privatización del estado, sus instituciones, hoy por hoy, al servicio del 1% de la población.

La propuesta de Andrés Manuel es clara, no obstante, la historia tiene una inercia, en la que necesariamente convive, compite, lo nuevo con lo viejo, el nuevo proyecto de nación competirá con el viejo proyecto, durante todo el sexenio y varios más, en este flujo y reflujo de propuestas y de intereses económicos y políticos, en el tablero de la República Mexicana,moverán sus fichas, los factores reales de poder: el imperio USA – OTAN -  empresas trasnacionales, grandes empresas nacionales, partidos políticos, medios de comunicación, clase media, sindicatos corporativos e independientes, organizaciones obreras y campesinas, fuerzas armadas, jerarquías eclesiásticas, ciudadanos independientes organizados y desorganizados.

Ningún sistema económico y político, por obsoleto que sea o que parezca, se hace haraquiri, es decir, se suicida, el nuevo proyecto de nación será el resultado de muchas batallas, encuentros y desencuentros entre todos estos diversos intereses, será una oportunidad para el diálogo, y para definir, nosotros los mexicanos, - únicamente nosotros - nuestro proyecto de nación diferente y mejor, no será una tarea fácil ni rápida, nunca ha sido así, ahora, a más de 100 años de la Revolución Mexicana, nuevamente estamos en posibilidades reales de hacer una nueva revolución, ahora no armada, si un cambio radical de fondo, de instituciones, no solo de personas.

Si el nuevo proyecto de nación, que representa Andrés Manuel, como candidato a la Presidencia de la República, gana la mayoría del Congreso: en la Cámara de Diputados y de Senadores, la transición a un sistema con democracia participativa, será más armoniosa y eficiente, si este proyecto no gana la mayoría del congreso en ambas cámaras, con toda seguridad, se le pondrán,por los factores reales de poder, todas las trabas y obstáculos, que usted amable lector se quiera imaginar, y otras más que no nos imaginamos, pero que seguramente inventarán los creativos de las trasnacionales y sus aliados nacionales del PRIAN.

El riesgo es que todo cambie (aparentemente) para que todo siga igual, no les demos ese gusto, ganemos la Presidencia y ganemos el Congreso, salgamos a votar masivamente y a defender el voto, como dicen los chinos, esta crisis nos presenta esa oportunidad, saquémosle el máximo provecho posible.

 

El Clima