Ciudad de México, (SinEmbargo).- El formato lo permitió y los moderadores también. Era esperado que Andrés Manuel López Obrador recibiera la mayor parte de los ataques, aunque en esta ocasión, el político tabasqueño no se quedó callado y actuó más a la ofensiva. AMLO recibió el 44 por ciento de los ataques (37 de 84) pero embistió en 22 ocasiones a sus adversarios.

 

Ricardo Anaya Cortés fue quien más propuestas hizo (21 en total) y quien más atacó a López Obrador, a quien no bajó de “mentiroso”, “farsante” y de proponer “locuras”. En respuesta, el tabasqueño lo llamó “canallita” y “Ricky Riquín Canallón”. Incluso, en algún momento, AMLO se sacó la espina del primer debate y se dio tiempo para chistosear: hizo como si Anaya fuera a robarle la cartera.

 

Meade intentó desmarcarse con sus propuestas y entre sus ataques acusó de secuestradora a la defensora de derechos humanos Nestora Salgado, quien le respondió en Twitter que mostrara las pruebas. “El Bronco”, en cambio, atacó en 10 ocasiones a todos los partidos políticos, y en general, fue el que más ofensivas dedicó a sus adversarios (23 en total).