Ya son 69 muertos por la erupción del Volcán de Fuego en Guatemala PDF Imprimir E-mail
Noticias - El Mundo
Escrito por Redacción   
Martes, 05 de Junio de 2018 05:13

 

El presidente Jimmy Morales declara el estado de emergencia y decreta tres días de luto; No hubo advertencias de desalojo, acusan residentes.

 

Cuerpos de rescate aún no pueden ingresar a zonas que quedaron carbonizadas. Sólo 17 cuerpos han sido identificados.

 

El Rodeo, Guatemala.- Cuadrillas de rescatistas usaban este lunes maquinaria pesada para buscar sobrevivientes de la erupción del Volcán de Fuego de Guatemala que el pasado domingo sorprendió a los residentes y dejó al menos 69 muertos, cifra que las autoridades temen que podría incrementarse.

 

El presidente de Guatemala, Jimmi Morales, decretó tres días de duelo nacional por la irreparable pérdida de vidas humanas.

 

También declaró el estado de emergencia en Sacatepéquez, Chimaltenango y Escuintla –los departamentos más afectados–, que deberá ser confirmado por el Congreso.

 

El diario local La Prensa reportó que el Volcán de Fuego, uno de los más activos en Centroamérica y ubicado al oeste de Ciudad de Guatemala, aún presenta explosiones en el domo y las columnas de humo alcanzan 10 mil metros de altura.

 

Se registran continuos flujos piroclásticos (mezcla de agua y lodo hirviendo) moderados que toman dirección de descenso sobre las barrancas Seca, Ceniza, Mineral, Taniluya, Las Lajas y Barranca Honda, informó la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred).

 

El Volcán de Fuego expulsó ceniza caliente mezclada con agua y otros materiales que bloquearon las carreteras y dejaron varias viviendas en llamas, en lo que los expertos consideran la explosión más violenta en 40 años.

 

La zona carbonizada estaba aún demasiado caliente para ingresar a buscar los cuerpos de las víctimas, pues incluso derritió los zapatos de los rescatistas. Los socorristas dijeron que encontraron cuerpos cubiertos de cenizas que parecían estatuas. La inhalación de cenizas o gases volcánicos calientes puede provocar asfixia.

 

El director de la Conred, Sergio Cabañas, informó que la cifra de fallecidos se elevó a 69 y que este lunes lograron rescatar a 10 personas tras sobrevolar la zona en helicópteros. Señaló que 3 mil 265 personas fueron desalojadas de la región y hay 1.7 millones de habitantes afectados. En albergues se encuentran mil 800 personas.

 

Mirna Zeledón, vocera del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) indicó que fueron reportados ocho muertos en Alotenango, en el departamento de Sacatepequéz, y otros seis fueron ubicados en la morgue del sureño departamento de Escuintla, donde fueron agrupados 48 cadáveres en la aldea de Hunahpú, reportó La Prensa.

 

De los 69 cadáveres, 17 ya fueron identificados dijo el director del Inacif, Fanuel García.

 

Nos está costando mucho identificarlos, porque algunos perdieron las huellas digitales. Vamos tener que recurrir a otros métodos antropológicos, añadió García.

 

En San Miguel Los Lotes, en el flanco del volcán, se localizaron 18 cadáveres.

 

Estábamos en una fiesta, celebrando la llegada de un bebé, cuando una vecina nos llamó a gritos para que fuéramos a ver la lava que ya venía. No le creímos, pero cuando salimos a ver, el lodo caliente ya venía por la calle, dijo Hilda López, vecina de San Miguel de los Lotes, y añadió: allá se quedó mi mamá, no pudo salir.

 

Joel González, esposo de Hilda, también perdió a su padre. Se quedó enterrado en la casa, ubicada en el camino de uno de los ríos de flujo piroclástico.

 

Eso estaba cubierto de arena. Las casas, los animales, la gente, todo se quemó, no tenemos nada, lamentó el hombre, quien aseguró que en ese lugar vivían numerosas familias.

 

Eddy Sánchez, director del Instituto de Sismología y Vulcanología Nacional, explicó que los flujos piroclásticos alcanzaron temperaturas de 700 grados centígrados.

 

En la aldea El Rodeo, soldados cubiertos con máscaras para protegerse del polvo montaban guardia detrás de una cinta amarilla que acordonaba la escena, mientras trabajadores operaban una retroexcavadora. Un grupo de residentes llegó a la escena con palas y botas de trabajo para ayudar.

 

Algunos lugareños dijeron que nunca se enteraron del peligro y criticaron a las autoridades. Conred nunca nos dijo que teníamos que irnos. Cuando la lava ya estaba ahí pasaron en sus camionetas y nos avisaron que nos fuéramos, pero los carros no se detuvieron para auxiliar a la gente, dijo Rafael Letrán en El Rodeo. El gobierno es bueno para robar, pero no para ayudar a las personas.

 

Entre los muertos figura un funcionario de la agencia de desastres, cuya casa estaba en El Rodeo, dijo el director Cabañas, de Conred.

 

Un video mostró un brazo de lava y lodo que avanzó rápido y destruyó parcialmente un puente en una carretera entre Sacatepéquez y Escuintla.

 

Las cenizas del volcán alcanzaron la capital, así como los departamentos de Sacatepéquez, Chimaltenango, Escuintla y la turística ciudad colonial de Antigua. Este lunes se reportó que comenzaron a llegar a Honduras.

Las autoridades reabrieron el aeropuerto internacional que fue cerrado el domingo por el peligro de la ceniza.

 

En ese contexto, el Servicio Geológico de Estados Unidos informó que un sismo de 5.2 remeció la costa guatemalteca un día después de la erupción del Volcán de Fuego, que alcanza una altitud de 3 mil 763 metros sobre el nivel del mar. (La Jornada)

 

El Clima