Más de 30 mil observadores vigilarán el proceso electoral más violento de la historia PDF Imprimir E-mail
Escrito por Redacción   
Sábado, 30 de Junio de 2018 13:29

 

Será el que menos presupuesto oficial ha destinado a la observación electoral, el más violento en la historia democrática del país y el más expuesto al fraude electoral “tradicional” y cibernético. 

 

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Aunque según el consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova, el proceso electoral del 1 de julio “será el más observado de la historia democrática de México” con más de 30 mil observadores nacionales y 907 extranjeros, también será el que menos presupuesto oficial ha destinado a la observación electoral, el más violento en la historia democrática del país y el más expuesto al fraude electoral “tradicional” y cibernético. 

 

Ese es el análisis que ofrecen observadores nacionales y extranjeros, acreditados y no acreditados, que advierten cómo los comicios, que en el discurso oficial se anuncian como los más libres y confiables, están al mismo tiempo afectados por el asesinato, la intimidación, la compra de votos y la diseminación de información falsa y tendenciosa. Todavía más importante aún, dicen los observadores entrevistados por Proceso, la amenaza de un fraude electrónico masivo a favor del candidato oficial del PRI, no puede descartarse. 

 

Pocos recursos y mucha violencia

 

En el Foro Informativo para Visitantes Extranjeros que organizó la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE) el 28 y 29 de junio, el consejero presidente del INE explicó que las cifras totales de organizaciones e individuos que participarán en las tareas de observación rebasan sustancialmente las de elecciones anteriores.

 

Aunque en la elección de 2012, por ejemplo, se inscribieron 38 mil 547 ciudadanos mexicanos para observar los comicios, sólo 21 mil 114 de ellos participaron realmente en la jornada electoral. A nivel internacional, en 2012 se contó con 696 observadores procedentes sobre todo del continente americano y Europa, seguidos de Asia, África y Oceanía. 

 

Para las elecciones de este 1 de julio el INE acreditó a casi 31 mil observadores nacionales y 907 extranjeros procedentes de 60 países, es decir, una diferencia de más de 10 mil observadores con respecto de la elección de 2012. La tarea de observación de este domingo se extenderá por 156 mil 899 casillas. En las casillas habrá un total de 1.4 millones de ciudadanos acreditados como funcionarios para llevar a cabo la votación.

 

En total, este domingo se votará por un total de 18 mil 299 cargos públicos, lo que hace de esta elección la más grande en la historia democrática del país. Además del presidente, se disputará la totalidad del congreso federal: 500 diputados y 128 senadores de la República. Están inscritos en las listas nominales del padrón electoral 89 millones 123 mil 355 ciudadanos que podrán votar este domingo.

 

El Clima