Apatía y corrupción en las Juntas de Conciliación y Arbitraje PDF Imprimir E-mail
Opinión - Columnas
Escrito por Pablo Lozoya Pinedo   
Martes, 02 de Octubre de 2018 19:26

 

Pablo Lozoya Pinedo.

 

Cientos de afectados, principalmente los niños y adolescentes que estudian en diferentes niveles de aprendizaje, son directamente afectados por los empresarios coludidos con las juntas de conciliación arbitraje, y las especiales, ya que estos empresarios prepotentes y abusones violentan la Ley Federal del Trabajo, respaldados por las autoridades locales, pues es cuestionable la actitud por parte de quienes deben de impartir justicia, éstos funcionarios “impartidores de justicia” hacen lo contrario al no exigir a los patrones que abusan del capital para no pagar indemnizaciones a los trabajadores que despiden por no convenir a sus burdos intereses, de tener al ciudadano trabajador en una forma de esclavitud. Estos ya mencionados “empresarios” todavía no se conforman con pagar el mísero famoso salario mínimo, sino que también niegan los derechos federales de la gente trabajadora, sin que ninguna autoridad haga algo, e incluso al adulto mayor lo discriminan al no hacerle valer sus derechos, principalmente los profesionistas licenciados en derecho que ocupan un puesto como servidores públicos de este Gobierno del “Nuevo Amanecer” que encabeza Javier Corral Jurado, ¡ah!, pero siempre se paran el cuello las autoridades de que hacen muy buenas políticas para el bien común de la sociedad, al informar por parte del ex diputado Víctor Quintana Silveyra, que los adultos mayores están bien protegidos por las leyes.

 

Cabe mencionar que los principales funcionarios de Gobierno niegan los derechos laborales al trabajador por medio de razonamientos falsos, asimismo, y como información adicional, es preciso referir que hasta la fecha no se ha visto ninguna obra por parte de este Gobierno, nomás se observa que ha beneficiado a unos cuantos empresarios que tuvieron compromisos con el actual gobernador en el tiempo de campaña. Este Gobierno ha afectado no solo a ciudadanos paganos, sino también a mucha gente trabajadora del Gobierno, que fue despedida por no convenir a los intereses políticos y personales de los nuevos funcionarios públicos, los cuales no tienen escrúpulos, saben que llevan su “mochada” al no obligar a los empresarios a pagar las indemnizaciones a que tienen derecho los trabajadores, sin importarles si dejan sin el sustento diario a las familias de los trabajadores mientras éstos consiguen otro empleo, con lo cual les están aplicando una forma de tortura económica y psicológica, porque al no contar los trabajadores con el dinero de su indemnización los perjudican a ellos y a sus familias, deteriorando física y anímicamente a su integridad personal, por falta de alimento. Asimismo, los dejan desprotegidos con otros satisfactores indispensables como la vestimenta y el calzado, así como materialmente, al no contar los trabajadores con los recursos necesarios para adquirir los artículos correspondientes que los niños y jóvenes deben llevar a la escuela, para su aprendizaje.

 

Los empresarios tienen muchos privilegios con este Gobierno del “Nuevo Amanecer”, ya que son favorecidos por la Junta Local de Conciliación y Arbitraje, que le niega las indemnizaciones a los trabajadores, por medio de razonamientos falsos de sus funcionarios que son individuos sin escrúpulos.

 

Deberían de hacer los ineptos diputados una ley para que sean protegidos los menores y estudiantes, y por supuesto los padres afectados por los despidos injustificados que generan las empresas y maquiladoras, a fin de que se vite el sufrimiento de estos durante el proceso de tramitación de las demandas laborales, que lo alargan para luego pagar la miseria que ellos quieren. Asimismo, siempre se están quejando los líderes empresariales, quienes por supuesto violan día con día los derechos de los trabajadores indicando que no están de acuerdo a que haya sindicatos. Y un servidor está de acuerdo en que existan los sindicatos, porque estos exigen buenos salarios para que los trabajadores gocen de un buen empleo, digno, bien remunerado y con prestaciones de seguridad social.

 

El Clima