Nadia Murad, esclava sexual y ginecólogo africano Denis Mukwege, ganan el Premio Nobel de la Paz 2018 PDF Imprimir E-mail
Noticias - El Mundo
Escrito por Redacción   
Viernes, 05 de Octubre de 2018 06:09

 

El Comité Noruego señaló que entregaba el premio "por sus esfuerzos para poner fin al uso de la violencia sexual como arma de guerra y conflictos armados".

 

La activista yazidí Nadia Murad y el ginecólogo congoleño Denis Mukwege fueron galardonados este viernes con el Premio Nobel de la Paz 2018 por su labor en la lucha contra la violencia sexual.

 

El Comité Noruego del Nobel en Oslo señaló que entregaba el galardón a Murad y Mukwege “por sus esfuerzos para poner fin al uso de la violencia sexual como arma de guerra y conflictos armados“.

 

La activista y defensora de derechos humanos, Nadia Murad, es una joven de 25 años quien en de agosto de 2014 fue secuestrada por soldados el Estado Islámico (ISIS) en el  pueblo de Kojo, al norte de Irak.

 

Junto a cientos de mujeres, fue vendida como esclava sexual, fue sometida y lastimada por varios hombres hasta que en noviembre de ese mismo año logró escapar de sus captores y llegar a un campo de refugiados donde pudo entrar a un programa que la llevó a Alemania.

 

“Ella ha mostrado un valor extraordinario al relatar sus propios sufrimientos y hablar en nombre de otras víctimas”, reconoció el Comité Noruego, pues desde entonces la joven ha llevado su caso a diversas ONGs internacionales, entre ellas la Organización de las Naciones Unidas (ONU), para pedir ayuda para todas aquellas mujeres que siguen siendo víctimas de lo que ella vivió.

 

En octubre de este año, el Parlamento europeo también reconoció la labor de la joven al otorgarle el Premio Sájarov junto a otra sobreviviendo de los abusos de ISIS, Lamiya Aji Bashar. 

 

En tanto, el médico Denis Mukwege, de 63 años, ha dedicado gran parte de su vida a curar a mujeres que han sido abusadas sexualmente en la República Democrática del Congo.

 

Fue a partir del apoyo de ONGs internacionales que en 1999 fundó el hospital Panzi, ubicado en la ciudad de Bukavu, y desde entonces, junto a su equipo han atendido a más de 40,000 mujeres víctimas de violencia sexual.

 

Luego de haber dado un discurso en la ONU en 2012, en el que demandó a la organización una “condena unánime” contra los grupos rebeldes responsables de actos de violencia sexual, Mukwege fue víctima de un atentado en 2012 en el que perdió a uno de sus colaboradores. 

 

“El doctor Mukwege ha condenado repetidamente la impunidad por violaciones masivas y ha criticado al Gobierno congoleño y a otros países por no hacer lo suficiente para detener el uso de la violencia sexual contra las mujeres”, celebró el Comité Noruego.

 

Este año, el Comité recibió 331 candidaturas, la segunda mayor cifra de la historia tras la edición de 2016. (AN)

 

El Clima