Se va borrando la memoria deportiva de Chihuahua PDF Imprimir E-mail
Opinión - Devenir
Escrito por Mario Alfredo González Rojas   
Jueves, 22 de Noviembre de 2018 15:10

Mario Alfredo González Rojas.

 

El día que vino el presidente Adolfo López Mateos al estado de Chihuahua en 1961, tuvo importantes asuntos que atender de su agenda. En Cuauhtémoc, me refirió en cierta ocasión el profesor Marcelino Sánchez Martínez, cronista entonces de la ciudad, inauguró el gimnasio José "Pistolas" Meneses, llamado así en honor del gran basquetbolista olímpico, que estuvo en Helsinki, Finlandia en 1952 representando a México.

 

Fue el 24 de noviembre, y también inauguró el presidente, que ha pasado a la historia por haber sido el creador de los Libros de Texto Gratuitos, los que aparecieron en las escuelas primarias del país, en 1959, el ferrocarril Chihuahua al Pacífico en Témoris. El secretario de Educación Pública en ese sexenio lopezmateísta era Jaime Torres Bodet, un intelectual de muy altos vuelos y que junto con el presidente había sido del equipo de campaña de José Vasconcelos, cuando este contendió en 1929, por la primera magistratura del país con Pascual Ortiz Rubio, en elecciones extraordinarias, luego del asesinato del presidente electo Álvaro Obregón.

 

El encargado de la Comisión Nacional que hizo los libros, fue el chihuahuense Martín Luis Guzmán. Volviendo al tema del gimnasio, hemos de decir que muy pocos saben, incluso en el mismo Cuauhtémoc, lugar de nacimiento del deportista, por qué se llama así el citado gimnasio. La memoria deportiva se ha ido perdiendo, las generaciones actuales, (adultos, jóvenes, niños) no están informadas del rico historial que poseemos los mexicanos. En el caso de Chihuahua, hay que reconocer que prevalece una notoria ignorancia acerca de los valores deportivos; se identifican mejor los delincuentes que cualquier personaje de los que han dado brillo a la entidad. Si usted le pregunta a alguien de la Ciudad de Chihuahua, quién fue "Pistolas" Meneses, le dirán que así se llama una unidad deportiva de la salida a Juárez, etc., pero no saben más. En Cuauhtémoc, el gimnasio se nombra así, porque así le pusieron, dirán muchos.

 

Yo tuve el honor de conocer a don José Meneses, porque lo entrevisté para incluirlo en mi libro "Olímpicos Chihuahuenses", editado en 2012 por cuenta de Gobierno del Estado.  Me narró su vida y de cómo llegó a figurar entre los grandes basquetbolistas de México, y en sus recuerdos estaban los enormes sacrificios que tuvo que hacer para llegar a donde llegó. Así se hacen las grandes estrellas de cualquier actividad, y es lo que deben valorar las personas; esas vidas nos enseñan mucho y vale la pena enterarnos, enterar a los niños y a los jóvenes, de la lucha que algún día produce sus frutos. Mejor se sabe de lo que hicieron el Chapo Guzmán o Escobar, el de Colombia, que lo que fue un paisano, un vecino, un deportista como el "Pistolas" Meneses.

 

Recuerdo las palabras de don José, al término de la entrevista, en el último día cuando cerramos la serie de sesiones en su casa, allá por el rumbo de la Peni vieja, que ahora es la Unidad de Bajo Riesgo, aquí en la Ciudad de Chihuahua. Se dirigió a su esposa y a una hija, que estaban presentes al momento en que me despedía. Expresó: "Les encargo, por si ya no vivo, cuando salga el libro del amable escritor, que estén pendientes, para que lo conserven en la casa".

 

Si se le concedió al basquetbolista, tenerlo en vida. El miércoles 24 de abril de 2013, pereció en la madrugada, veinte días después de que su esposa doña Josefina, pasara a mejor vida.

 

Conozcamos a los hombres, que han vivido positivamente y que han puesto en alto el nombre de nuestra ciudad y de México.

 

El Clima