Confrontación por baja salarial con la SCJN podría generar crisis constitucional: Dresser PDF Imprimir E-mail
Escrito por Redacción   
Lunes, 10 de Diciembre de 2018 10:51

El Poder Judicial es ‘burocracia dorada’: Aguayo.

 

Por su parte, el historiador Lorenzo Meyer alertó que en México, la confrontación entre poderes "... es casi inevitable y se va a seguir dando, porque es parte de las transformaciones".

 

La disputa que mantienen líderes de la cuarta transformación y el Poder Judicial por el tema la baja salarial está generando “una posibilidad de crisis constitucional”, por lo que es necesario que lleguen a “un punto medio”, afirmó la politóloga Denise Dresser. 

 

En el programa de Aristegui, observó que los líderes de la cuarta transformación “han cometido un error al tratar de embestir a las instituciones de esta manera”.

 

El problema no es exigir la reducción de los sueldos sino la manera en la cual se ha hecho. Quienes han revisado la Ley Federal de Remuneraciones, los expertos, señalan que está mal hecha, mal redactada, no contiene una técnica legislativa básica, parecen no conocer la normatividad que regula al gobierno ni la Constitución”, añadió.

 

En ese sentido, destacó la importancia de encontrar un punto medio, “en el cual veamos, por parte del Poder Judicial, un verdadero esfuerzo por reducir problemas sistémicos que viene cargando la burocracia, de privilegios, sueldos desmedidos, nepotismo, influyentismo y falta de austeridad, y al mismo tiempo, un esfuerzo de autocontención por falta de los dirigentes de la cuarta transformación“.

 

Al respecto, el historiador Lorenzo Meyer comentó que hay elementos del Poder Judicial que cuentan con una prima de riesgo, pese a que en México es riesgoso vivir para todos, no sólo para los jueces.

 

Si bien observó que en otros países, como en Estados Unidos, hay jueces de la Corte Suprema “formidables”, que tienen una vida profesional muy aceptable, en México existe la sospecha de que “llegan ahí, no por ser los mejores juristas sino por conexiones que tienen”.

 

En este sentido, agregó, “la confrontación es casi inevitable y se va a seguir dando”, porque es parte de las transformaciones”.

 

En tanto, el analista político Sergio Aguayo percibió un choque entre la élite política que quiere atender un problema gigantesco, con ajustes al salario, y otra judicial, que defiende su independencia y sus privilegios.

 

Señaló que el Poder Judicial es una burocracia dorada y “los ministros faltan a la verdad cuando no reconocen que están mucho mejor pagados que el resto de los empleados públicos”.

 

“Los reto a compararse con los profesores de tiempo completo, que hemos dedicado nuestra vida a la enseñanza y a la investigación, y que estamos muy lejos de los privilegios que tienen los jueces”, abundó.

 

Asimismo, criticó la terna que envió el presidente Andrés Manuel López Obrador al Senado para elegir al próximo ministro de la Suprema Corte, ya que está integrada por personajes cercanos a él.

 

“Estamos un viendo una réplica de ‘envío a mi amigos o a gente muy cercana a mí’, cuando lo que debería privar es la independencia y el profesionalismo”, añadió.

 

Sobre este tema, Dresser observó que Morena tenía la oportunidad de buscar entre magníficos juristas mexicanos a tres que no fueran cercanos al presidente, al partido, ni candidatos, pero terminó por reproducir lo que tanto criticó.

 

Al hablar sobre la presidencia de la Corte, la politóloga destacó que el ministro Arturo Saldívar es el ministro más progresista y liberal.

 

“Públicamente ha dicho que la Corte necesita analizar cómo opera y ser más cercana a la sociedad, entender la coyuntura y revisar temas de nepotismo, influyentismo y austeridad“, abundó.

 

El Clima