Guardia nacional, Educación con valores más la aplicación de la ley receta para combatir la inseguridad PDF Imprimir E-mail
Opinión - Columnas
Escrito por Ing. Renán Arciniega Jáuregui   
Miércoles, 06 de Febrero de 2019 22:20

Ing. Renán Arciniega Jáuregui.
 
La seguridad es una pesadilla que nos han dejado los gobiernos neoliberales producto de la descomposición social y el desarrollo de las organizaciones de la mal llamada delincuencia organizada por el número de muertes que en sexenio tras sexenio  a aumentado.


Toda esta descomposición social traducido en la falta de valores en la formación de nuestra sociedad en los últimos 36 años.

 

Muchas generaciones se han formado en una sociedad violenta a lo cual ya no asombra el número de muertos ya sea por el narco o grupos criminales de extorsión, secuestro, violaciones  sexuales, robo a mano armada etc.

 

Hechos que han mermado la capacidad de asombro entre la vida y la muerte de tal grado, que nos hemos acostumbrados a vivir en medio de la inseguridad.

 

Gran Reto del nuevo gobierno, para lo cual ha propuesto para el combate a la inseguridad la creación de la guardia nacional, lo que desde mi punto de vista es acertado, ya que los militares, y en especial la marina, son los únicos con capacidad y armamento con inteligencia táctica para combatir el crimen organizado y que estas organizaciones criminales de delitos de todo tipo y de alto grado rebasan para su combate a las policías municipales, estatales y federales.

 

Pero fíjate bien, si la guardia nacional preparada militarmente y especialmente dedicada al combate del delito que atenta con la seguridad del país, no se acompaña con un cambio de conducta en una educación con valores para las futuras generaciones, de nada sirve atacar la inseguridad nada más con enfrentamientos.

 

Es clave que se transforme a la sociedad desde niño y en todo su proceso de educación basado en los valores.

 

La mente si recibe mensajes buenos va tener la persona conducta buenas. de esa manera poco a poco educando a tu pueblo basado en los valores de honestidad, Amor, Respeto, y conocimiento moral de lo que es bueno qué le hace daño y de respeto por su semejante.

 

Con todos estos valores en la formación, se va lograr un mexicano con mejor calidad de vida, y por supuesto los niveles de inseguridad irán bajando, todo esto también debe ir acompañado de leyes más drásticas, y un cambio verdadero y justo en nuestro sistema de justicia, que también está enfermo de corrupción y, ojo, también se requiere de medios de comunicación pública, más profesionales, con libertad, pero sin caer en el libertinaje que ayuden con su labor de enlace con la población.  

 

Con programas con sentido social y de contenido con valores para que la sociedad rechace los medios Chayoteros y que lucran con la pobreza y la pobreza extrema.


Es increíble, que los medios y la cámara de senadores, los diputados y los que impulsaron está mal llamada reforma educativa, no se enfoquen de manera urgente en la educación con valores, y que todavía defiendan la mal llamada reforma educativa.

 

Urge que a la par con la guardia nacional inicie la educación con valores para tener avances.


La calidad de la educación no esta en la capacitación de los maestros, está en la formación de nuestra niñez y juventud, y lo demás viene como consecuencia.

 

De que te sirve un profesionista tranza. la educación con valores deberíamos estar impulsando por todos los medios.


La formación educativa es la clave para la calidad de vida, los conocimientos son la parte complementaria para lograr una verdadera transformación en el ser humano y, a la vez, resultados positivos en el tejido social.

 

Con la educación con valores, tendríamos un eficaz combate a la inseguridad y a la corrupción.


Apoyemos a nuestro Presidente, el está impulsando todos estos cambios, que son parte de la cuarta transformación, pero no es tarea de un solo hombre. Tenemos líder y tenemos pueblo capaz de cambiar.


En educación se capacita mucho al maestro en muchas técnicas de aprendizaje para el conocimiento, y se deja de lado el fomento a la formación a la educación en valores necesarios para convivir en una sociedad.


Yo así lo creo, y Tú.

 

El Clima