En el Zócalo, miles de mujeres protestan contra la violencia PDF Imprimir E-mail
Noticias - El Mundo
Escrito por Redacción   
Viernes, 08 de Marzo de 2019 18:27

“Otra vez decimos basta. Exigimos el fin de la violencia feminicida”.

 

Ciudad de México. Miles de mujeres marcharon al Zócalo capitalino en el contexto del Día Internacional de la Mujer.

 

El contingente estuvo encabezado por familiares de víctimas de Feminicidio así como jóvenes desaparecidas. Le siguen la batucada y colectivos feministas; más atrás están las organizaciones y sindicatos.

La marea se pintó de morado y verde los colores que representan las dos demandas feministas principales: el rechazo a la violencia contra las mujeres y el derecho a decidir sobre sus cuerpos.

 

“No quiero ser valiente sino libre”, “nunca podrán arrebatarnos la resistencia”, “no somos princesas, somos guerreras”, y “si no es seguro es clandestino, aborto legal”, son algunas de las consignas que gritan y portan en pancartas las manifestantes.

 

“No dejaremos que más derechos de las mujeres sean pisoteados”, advirtieron las organizadoras mientras avanza el continente sobre Paseo de la Reforma. Ello por la resiente penalización del aborto en Nuevo León.

 

Entre el río de mujeres están universitarias, académicas, activistas y trabajadoras, así como madres con sus hijos, muchas con pañuelos, camisas u accesorios verdes y morados.

 

Luego de una hora y 30 minutos, un primer contingente llegó al Zócalo capitalino, ahí, frente a la puerta principal de Palacio Nacional, colocaron un templete en donde iniciaron su pronunciamiento principalmente los sindicatos y las organizaciones.

 

“No hay cuarta transformación sin las mujeres. No queremos más simulación”, dijeron, y demandaron claridad en las políticas públicas así como alto a la violencia institucional.

 

En tanto, cerca de una hora después, llegó el resto de la marcha principalmente de jóvenes que se dispersaron en la plancha del Zócalo. A su llegada pidieron alto a los feminicidios y aborto legal.

 

Ahí exigieron a las mujeres sindicalistas darles espacio para que hablaran y ante la indiferencia empezaron los empujones, un par de hombres que se identificaron como personal de sonido intentaron intervenir pero fueron rechazados.

 

Entre gritos de “fuera sindicatos”, “queremos hablar”, y “este espacio es de todas”, integrantes de crianza feminista logran subir pero les cortaron el audio. Señalaron la importancia del trabajo en el hogar no remunerado.

 

Colectivos feministas, que prefirieron el anonimato, se detuvieron frente al Palacio de Bellas Artes para colocar un antimonumento con el símbolo del poder feminista para crear consciencia sobre los feminicidios. Con esta acción, añadieron “otra vez decimos basta. Exigimos el fin de la violencia feminicida”. (La Jornada)

 

El Clima