Los arrepentidos PDF Imprimir E-mail
Opinión - Aída María Holguín Baeza
Escrito por Aída María Holguín Baeza   
Martes, 26 de Marzo de 2019 06:27

Aida María Holguín Baeza.

 

Conforme pasan los días, la esperanza que muchos tenían en el gobierno encabezado por Andrés Manuel López Obrador disminuye, y el número de arrepentidos por haberle otorgado su voto de confianza aumenta.

 

Es -principalmente- a través de las redes sociales donde puede observarse claramente que, conforme pasa el tiempo (y eso que no ha pasado mucho), el número de manifestaciones de arrepentimiento y remordimiento por haber confiado en López Obrador es cada vez mayor.

 

Es cierto que, según algunos sondeos efectuados en el marco de los primeros 100 días de gobierno del presidente López Obrador, el nivel de aprobación es -en términos generales- alto. Sin embargo, también es cierto que hay un gran número de arrepentidos (que probablemente no fueron parte de los sondeos) que no aprueban varias (o ninguna) de las acciones y decisiones impuestas por el presidente López Orador y su gobierno. Por ejemplo, la cancelación definitiva del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México, el desabasto de combustible causado por el cierre de ductos de Pemex, quitar el apoyo a las guarderías o el aumento del precio de la gasolina -entre otros-.

 

Por otra parte, temas como el de otorgar perdón (borrón y cuenta nueva) a los funcionarios corruptos del pasado, la cancelación de apoyos a las organizaciones de la sociedad civil, la eliminación o modificación de programas sociales, la serie de contrataciones públicas evadiendo la licitación correspondiente y el autoritarismo con ha hecho eso, también han contribuido a que muchos electores se hayan arrepentido.

 

Pero el presidente López Obrador no ha decepcionado a muchos de sus seguidores solo con esos temas. También otras de sus ocurrentes, absurdas, imprudentes o soberbias conductas e ideas que solo ridiculizan a México, han contribuido a provocar el arrepentimiento que ahora muchos sienten. Tal es el caso de la más reciente de ellas: enviarle una carta al Rey de España, Felipe VI, solicitando que se haga un relato de los agravios que se cometieron durante la Conquista y pida perdón por ello.

 

Por eso y muchas cosas más, arrepentidos ya hay muchos y, sin duda alguna, con el paso del tiempo habrá muchos más (aunque algunos no lo manifestarán públicamente).

 

Finalizo en esta ocasión, citando lo dicho alguna vez por el escritor, filósofo y moralista francés, François de La Rochefoucauld: “El arrepentimiento no es tanto el pesar por el mal hecho, sino el temor al mal que puede sobrevenir como consecuencia”.

 

Aída María Holguín Baeza

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

 

El Clima