3 de mayo, día mundial de la libertad de expresión PDF Imprimir E-mail
Opinión - Columnas
Escrito por Mario Alfredo González Rojas   
Jueves, 02 de Mayo de 2019 14:19

Mario Alfredo González Rojas.

 

En 1993 proclamó la Conferencia General de las Naciones Unidas, el 3 de mayo como el Día Mundial de la Libertad de Prensa, en respuesta al planteamiento de la UNESCO, de celebrar esta ocasión para reconocer el trabajo de los periodistas, así como el de resaltar el valor de la libertad de expresión. Según la investigación realizada por instituciones de alto prestigio, México es el segundo país en el mundo en donde se presentan más asesinatos de periodistas, siendo Afganistán quien ocupa el primer lugar.

 

Datos revelan que más del 90 % de estos crímenes en México, quedan impunes, cifra que va de acuerdo con la característica esencial que priva en el país. Se ha manifestado que casi el 98 % de los delitos cometidos, se quedan en una total impunidad. Por citar números recientes, durante el sexenio de Peña Nieto sumaron 47 asesinatos y en lo que va del actual, ya son siete.

 

Hace días estuvo en nuestro país, Michele Bachelet, Alta Comisionada de la ONU, para atender cuestiones relacionadas con la seguridad y la violencia, y antes de abandonar suelo mexicano manifestó estar muy sorprendida con el clima de terror que se vive entre los mexicanos. Dijo que parecía que estábamos en guerra, cuidando mucho su lenguaje diplomático, pero que dejó entrever una verdadera decepción al constatar la situación por la que atravesamos. Del 2000 al presente, pasan de 250 mil muertes, a lo que se agregan 40 mil desapariciones, y parémosle de contar tristezas. Y en el tema que nos ocupa del Día Mundial de la Libertad de Expresión, son 123 periodistas los que han sido asesinados en ese lapso, de muy diversas maneras. Van desde decapitados en vehículo, rafagueados en la calle, como sea.

 

Se comenta que los ataques provienen del crimen organizado y también del gobierno, principalmente los locales y estatales. En el estado de Chihuahua, sigue pendiente el esclarecimiento del asesinato de Miroslava Breach, y por lo que se ve, nunca se ha de dar con los culpables. Sócrates decía que el hombre es malo por ignorancia, pero en estos asuntos de la libertad de expresión, está claro que se mata para ocultar la verdad: allí está la raíz de la maldad.

 

La UNESCO ha enfatizado, que la libertad de prensa y la libertad de expresión forman un núcleo indivisible. Ambas libertades están consagradas en la mayoría de las constituciones del mundo. Los profesionales de la comunicación son los voceros de la verdad, y ésta no se mata asesinando periodistas, como se ha razonado insistentemente, a raíz de la acumulación de tan fatales prácticas.

 

El Clima