Jaime García Chávez: Reward, Wanted;15 millones por el Diego PDF Imprimir E-mail
Opinión - Jaime García Chávez
Jueves, 16 de Junio de 2011 05:07

 Varias preguntas recorren nuestro adolorido territorio. Tiene que ver con la recompensa ofrecida por la Fiscalía General del Estado y la Procuraduría General de la República a quienes proporciones información que conduzca a la captura de José Antonio Acosta, por cuya cabeza ofrecen ahora 15 millones de pesos. Tan peligroso es este ex agente de la policía ministerial que su Reward ha crecido exponencialmente en muy poco tiempo. La pregunta es si los 15 millones incluyen los gastos de funeral del informante y la condonación del pago de derechos de su acta de defunción. Reconozco que los 15 millones son muy buena guita  —como dicen los argentinos—, pero son tan malagradecidos los herederos que pudiera darse el caso que alguien cobre la suma millonaria y se olvide de pagar los gastos funerarios y la correspondiente acta.  

 

En el fondo lo que pretenden Calderón y Duarte es convertir a todos los ciudadanos en policías, en delatores de alto riesgo. En otras palabras que desde la sociedad se haga lo que el Estado debiera hacer y que además cuesta a los mexicanos muchísimo. Pagamos en funcionarios el Producto Interno Bruto de países enteros del tamaño de Uruguay y otros.

 

El gobierno sabe todos los seudónimos del perseguido, tiene su hoja de   servicios, a quienes ha mandado matar y a cuantos ha masacrado,  sabe a que cartel y a que capo sirve, incluso señalan que ronda por esta ciudad de Chihuahua que ya registra en grandes espectaculares el rostro del llamado Diego o Blablazo. Saben todo eso, menos como aprenderlo; pero no se quedan inmóviles: también le avisan que esta plaza puede ser insegura para que  se vaya de aquí y se dificulte mucho más su detención.

 

¿A qué juegan estos funcionarios? ¿No habían dicho que realizarían empresas de inteligencia?

 

Nunca he estado de acuerdo con la política del mal menor con que se justifica la tortura. Soy adversario del terrorismo y de todas maneras me parece que lo que hicieron con Osama Bin Laden es un crimen, que lo correcto hubiera sido llevarlo a un tribunal internacional como al que han ido a parar los criminales de guerra. Y todo esto lo digo, en aparente circunloquio, para decir simple y llanamente que al presidente  Obama jamás se le habría ocurrido y vaya que tiene medios, plagar de espectaculares Paquistan para avisarle a Bin Laden  que andaban en su búsqueda en el barrio mismo donde había fijado su residencia.  O pagar al muecín de la mezquita más cercana que propalara la búsqueda, que haría las veces de espectacular Vendor.

 

Sera que Duarte se quedó tan encampañado que la manía de pagar espectaculares  se le acendró como patología grave. ¿Quién lo sabe?

 

Y esto es lo de menos, lo demás es que nos digan en que partida del presupuesto se previo este gasto y como el mismo puede subsidiar al crimen  cuando 15 millones de pesos puedan ir a las manos de un traidor tan malvado como el Diego. 

 

¡Ya solo falta que el montaje de espectaculares le llamen alta inteligencia, o el cómo hacerlo  que les vendió Uribe el colombiano!

 

El Clima