Una gran valla humana recibió los restos mortales de Norberto Ronquillo en su natal Meoqui PDF Imprimir E-mail
Escrito por Valentín Ramírez Llanes   
Miércoles, 12 de Junio de 2019 10:24

Lo escoltaron en gran fila humana y acudieron en masa a la misa oficiada en el tempo de San Pablo Apóstol de la Ciudad de Meoqui. (Fotos F. Guevara)

Escoltado por una multitudinaria valla de gente de Meoqui, poblado de donde era originario, arribaron finalmente los restos del joven Norberto Ronquillo Hernández, que fuera secuestrado y arteramente asesinado en la Ciudad de México.

 

Los restos mortales de Norberto arribaron esta mañana temprano al aeropuerto de la Ciudad de Chihuahua, y al llegar a Meoqui, fue recibido por numerosa gente que en valla humana lanzaban gritos de justicia, al tiempo que avanzaba la carroza y la urna que llevaba los restos mortales de Norberto. 

 

Conforme avanzaba la caravana se veían carteles en alusión a la tristeza por el fallecimiento de Norberto, al tiempo que portaban camisetas que en el frente mostraban la imagen del joven fallecido y el letrero del pésame a la familia al tiempo que gritaban ¡Justicia, Justicia, Justicia! 

El recorrido llegó a su fin cuando llegaron a la puerta de la Iglesia de San Pablo, donde se ofreció una misa, ante una multitud que abarrotó el templo.

 

La madre de Norberto, tal como lo venía señalando desde que estaban en la Ciudad de Médico, daba las gracias a todos los presentes y se dirigió a sus captores perdonándolos, pero antes que eso pidiendo a Dios que intercediera y limpiara de pecado a los captores de la pena que seguramente les embargaba.

 

Justo es dar a conocer que la Fiscalía capitalina daba a conocer que por el secuestro de Norberto los plagiarios pidieron inicialmente 5 millones y terminaron aceptando 500 mil, que fueron entregados y a pesar de eso lo asesinaron.

 

Agradeció a los presentes y a los amigos y compañeros de Norberto en la Ciudad de México por su apoyo y solidaridad, por la gran pena que los embargaba.

 

El Clima