Iluminemos chihuahua ¿quién decide?, ¿quién paga? PDF Imprimir E-mail
Opinión - Devenir
Escrito por Javier Félix Muñoz   
Viernes, 28 de Junio de 2019 06:52

Javier Félix Muñoz.

 

 

Juárez y Chihuahua juntas, tienen la mayoría de la población del Estado, los 2 municipios acordaron renovar su sistema de iluminación, iniciativas ciudadanas lograron que el Instituto Estatal Electoral tomara el acuerdo, de iniciar los trámites para efectuar un plebiscito, éste es un instrumento de participación ciudadana, un derecho que tenemos los chihuahuenses, a ser consultados según lo define la ley de participación ciudadana del Estado de Chihuahua.

 

De acuerdo al Art. 40 de dicha ley, el plebiscito es: “un instrumento de participación política, mediante el cual se someten a consideración de la ciudadanía, decisiones del poder ejecutivo del estado y de los ayuntamientos.

 

El siguiente paso, es que quienes promovieron la iniciativa de plebiscito en ambos municipios, reúnan el número mínimo de firmas requeridas para que el plebiscito se pueda realizar, en el caso de Chihuahua: 3,424, en el caso de Juárez: 5,422, lo cual no se ve difícil de lograr.

 

Para que el resultado de la votación del plebiscito sea de cumplimiento obligatorio para las autoridades, es indispensable que vote un mínimo del 10% de los electores registrados en cada municipio, aproximadamente 70 mil en Chihuahua y 100 mil en Juárez, de votar menos del 10% del padrón electoral, los resultados no son obligatorios.

 

Es un ejercicio de democracia participativa, a lo que hemos estado acostumbrados es a una democracia representativa, votamos por nuestros representantes, sean Presidentes Municipales, Diputados, Gobernadores, etc. ellos nos representan y toman decisiones por nosotros, en este nuevo modelo de democracia participativa, que es complementario, no excluyente de la democracia representativa, se trata de hacer efectivo la soberanía popular, algunos dicen que este tipo de decisiones solamente las pueden tomar los expertos, técnicos altamente calificados, no el pueblo ignorante, quien sólo  servimos para pagar el costo de las obras públicas, no para decidirlas.

 

Es cierto que son asuntos complejos, pero bien estudiados por especialistas, se pueden presentar al pueblo en forma sencilla, comprensible, en lenguaje llano, con argumentos tanto a favor como en contra.

 

Estamos hablando de que un servicio público, de un gobierno municipal como la iluminación, para concesionarlo a una empresa privada, ¿a qué costo?, ¿a pagar en cuánto tiempo?, ¿Qué nos garantiza que el servicio vaya a ser mejor que el actual?, ¿Qué pasa si la empresa privada quiebra?, son muchas preguntas, esperemos que el Instituto Estatal Electoral organice debates en pro y en contra de los proyectos, para que el asunto sea ampliamente debatido y la ciudadanía tenga los elementos de información esenciales, para tomar una decisión que sea la mejor para Chihuahua y para Juárez.

 

De paso será un termómetro de cómo anda el rating de 2 posibles aspirantes a la gubernatura: Maru Campos y Armando Cabada.

 

El Clima