No con el dedo, pero sí con firmas, adelante el alumbrado de Juárez y Chihuahua PDF Imprimir E-mail
Opinión - Devenir
Escrito por Mario Alfredo González Rojas   
Viernes, 05 de Julio de 2019 17:56

Mario Alfredo González Rojas.

 

Las modas nunca serán desoídas por los listos, o los fáciles de conducir. Ahora están de moda las votaciones del dedo, las de la "dedocracia", impulsadas por López Obrador, las que son una forma exorbitada de manipular las conciencias. Es la psicología de las multitudes, de que hablaba Gustavo Le Von, en su libro del mismo nombre. Si decimos digan A, todos van a decir A, según la convocatoria tendenciosa en diversas formas.

 

Es muy difícil erradicar esas prácticas, sobre todo en masas no desarrolladas políticamente. Y el mal ejemplo cunde como las oleadas de abejas, todos se van en bola, tras el cencerro, por usar esta imagen, sin ánimo ofensivo, que quede claro. En el presente, basados en la democracia fácil, no de dedito, pero sí de firmitas, los Ayuntamientos de Juárez y Chihuahua están empecinados en poner alumbrado costoso, para iluminar el camino noctámbulo de los atormentados vecinos. No estamos para andar gastando lo que no tenemos, en aras de labores de proselitismo en vías de la renovación de la gubernatura de Chihuahua.

 

Que no se aprovechen la señora Campos y el señor Cabada de la apatía de los chihuahuenses, para hacerse propaganda con esos medios. La Ciudad de Chihuahua está hecha un mar de baches por todos lados, en la periferia, en la menos periferia, en el centro, etc. Los automovilistas nada más echamos maldiciones cuando pasamos por un bache, pero con tal pasividad, no ganamos nada. Hay que ir a exigir a las puertas de la Presidencia, que tapen los hoyos, que esa es una de las responsabilidades de los Municipios.

 

Hace tiempo me decía un vecino: oiga que bárbara Maru, es la mejor que hemos tenido comparada con los presidentes municipales. Le dije: ¿por qué?  Pues mire se agarró comprando patrullas, muchas patrullas. No le aclaré nada, para qué, prefiero que sigamos siendo buenos vecinos. Pero con buenas y modernas patrullas no nos ganamos nada, lo que queremos es que haya buen comportamiento de los elementos de esa corporación, que sean eficaces y que respeten los derechos humanos. Hay mucho que hablar sobre la policía, de todos los niveles. Vale recordar las famosas certificaciones que se otorgan a las instituciones de gobierno, para soltar la carcajada. Se publica a ocho columnas siempre que sucede esto, como si fuera un acierto en la realidad. Dicen, se evaluó la alta tecnología, el armamento (hablando de la policía municipal, cuando ha sucedido tal reconocimiento), pero no se califica el desempeño, que es lo que nos importa a los "sufridos hijos de Eva".

 

Pobre de mi vecino, que estaba muy satisfecho con los gastos hechos por la señora alcaldesa, al comprar un chorro de patrullas. Tanta ingenuidad ciudadana nos tiene sumidos en el oscurantismo.

 

Volviendo a las luminarias, será un enorme gasto, pero la cosa va muy en serio, porque se hará una labor de juntar 3 mil 400 firmas aquí en el municipio, y 5 mil 400 en Juárez, para pasar enseguida a hacer una votación avalada por el IEE. ¿Cómo la ve? Decía mi padre: "de que los hay los hay".

 

El gobernador anda emocionado haciendo su promoción, con el apoyo a esta intención de Campos y Cabada. Esta es obviamente una jugada política en vísperas del 2021. Y a propósito, se ha comentado en las calles, plazas, cafés, oficinas, en donde circulan la verdad y las mentiras, mescladas, como el aire puro y el bióxido de carbono, que habrá muchos millones de por medio, ideal para hacer las campañas respectivas para gobernador. Le aconsejaba don Quijote a Sancho Panza, que habría que andar por el mundo para darse cuenta de las trampas y los arreglos misteriosos, porque encerrado en su casa, ignoraría los alcances de los aprovechados.

 

Eso de los milloncitos se comenta, no tengo pruebas de que así sea. Sólo que el ser humano conoce al ser humano en lo individual y en conjunto, más cuando uno no nació ayer. Los que hablan de costos y acusan, deben comprobar que eso valen las famosas luminarias; los que son acusados, también deben comprobar lo contrario. Los que emitimos un comentario, a veces ponemos en el aire las versiones. No tenemos en nuestras manos la verdad, pero hacemos preguntas sobre los asuntos que pululan en la comunidad.

 

Los baches sí se ven, por eso hablo de su existencia, y con base en el artículo 115 Constitucional acerca de las obligaciones del Municipio.

 

Para juntar las firmas que den píe para hacer la votación, se logra hasta jugando. Basta en nuestra ciudad, con agarrar un bonche de panistas y de otros que no "capisquen", como dicen los italianos, para juntar en un abrir y cerrar de ojos las firmas. A Cabada le sobran recursos, para imaginar cómo hacerle para juntar la inmensa cantidad de 5 mil 400 firmas.

 

¡Qué botana!

¡Y pobres de nosotros!

 

El Clima