El del INSABI, otro clown de la Cuarta Transformación PDF Imprimir E-mail
Opinión - Columnas
Escrito por Mario Alfredo González Rojas   
Sábado, 11 de Enero de 2020 17:59

Mario Alfredo González Rojas.

El 19 de enero de 1943 se creó el Instituto Mexicano del Seguro Social, siendo presidente de la república, Manuel Ávila Camacho. Desde su creación enfrentó muchos problemas para dar un servicio adecuado, como sigue hasta la fecha. Y en abril de 2003, se determina crear el Seguro Popular, el que a la par con el IMSS, también cumplió a medias.

Ante el deficiente servicio el señor López, presidente de la república echó a andar hace días el insabi, el que hasta la fecha no ha podido arrancar como dice el propio mandatario. En su gira de esta semana por Ciudad Juárez, el señor López aseguró que el Instituto de Salud para el bienestar, el Insabi, es completamente gratuito, lo que es también completamente falso, ya que hay testimonios de que se ha cobrado a mucha gente. Usted lo habrá visto ya en los medios televisivos.

Esta viene a ser otra más de las falsedades del actual presidente, el que de paso muy seguido asevera cosas contrarias a lo que manifiestan sus empleados o la misma opinión pública. El viernes 10 de enero (ayer), el director de ese Insabi, ya famoso, por defectuoso, expresó en un noticiero de Milenio, que en ciertos caso sí se cobra en tal instancia de salud, a lo que le rebatió la conductora del programa, con la información que ya estaba en boca de medio mundo, de que según López la cosa es gratuita.

Se hizo bolas Juan Antonio Ferrer, el susodicho funcionario, con que se cobra, no se cobra, y ante tal actuación cantinflesca, la conductora, le resumió: el presidente dijo que es gratis, pero se está cobrando y usted, dice que sí pero no. El asustado empleadito, siguió en su discurso, en su galimatías, en su Torre de Babel, bueno quién sabe cuál será el calificativo correcto. Mucha gente impreparada, como Juan Antonio, forma parte de este gobierno, al que López llama la Cuarta trasformación, que al estilo del primer mandatario, son unos bobos ante el micrófono.

Qué va a saber, el señor López, de argumentaciones, de mayéutica, el método socrático para llegar a la verdad, si se han dado a conocer tanto él como la mayoría de los integrantes del equipo, como unos verdaderos ignorantes. No saben eso, de que dos cosas contrarias no pueden constituir a la vez, una y otra, la verdad. Aunque dijera López, que gobernar no tiene ciencia, se ha mostrado como el más ignaro de los gobernantes. y pues para gobernar como él, no se necesita ningún gramo de ciencia, sólo tener el poder en la mano. ¿No lo cree usted?

Total, que en la entrevista al del Insabi, los qua salimos con ganancia fuimos los televidentes porque fue pura "botana", un buen rato de mucha risa, con los argumentos de Juan Antonio, otro personaje más de la vida real, bueno de la realidad de otro mundo, no el de usted y el mío, respetable lector.

Claro que en el mitin de López no faltaron los embobados, que levantaban su cara al cielo como agradeciendo, a quién sabe quién, la fortuna de tener un presidente así. La interpretación es muy clara, objetiva: el actual gobierno ha comprado millones de voluntades con sus programitas asistenciales.

Sin embargo, a los que no ha comprado es a los que no tienen un empleo. ¿Usted que preferiría, un buen empleo, o ir a cobrar cada mes, cada dos meses, esa mínima cantidad que muchos cobran?

El destino, el crecimiento, el desarrollo de un país, ¿cómo se construye?