Cambio climático. Agua y saneamiento para todos. Retos a superar en el Día Mundial del Agua PDF Imprimir E-mail
Cultura - Arte y Cultura
Escrito por Viviana Mendoza   
Domingo, 22 de Marzo de 2020 06:19

Viviana Mendoza Hernández.

 

El Día Mundial del Agua se celebra cada 22 de marzo para recordar la relevancia de este líquido esencial. A pesar de que todas las actividades sociales y económicas dependen en gran medida del abastecimiento de agua dulce y de su calidad, 2 200 millones de personas viven sin acceso a agua potable. Esta celebración tiene por objetivo concienciar acerca de la crisis mundial del agua y la necesidad de buscar medidas para abordarla de manera que alcancemos el Objetivo de Desarrollo Sostenible No 6: Agua y saneamiento para todos antes de 2030.

 

La campaña muestra cómo el uso que hagamos del agua puede ayudar a reducir las inundaciones, las sequías, la escasez y la contaminación, así como a combatir el cambio climático. Al adaptarnos pulatinamente a los efectos que el cambio climático puede ocasionar sobre el agua, protegeremos la salud y salvaremos vidas.

 

Ante el reto del cronavirus COVID 19 la ONU agregó un comentario al tema del día:

 

Lavarse las manos es esencial para contener la propagación de COVID-19 y muchas otras enfermedades infecciosas.

 

Por desgracia, casi tres mil millones de personas en el mundo no tienen cómo lavarse las manos contra el coronavirus. Si tú tienes acceso a agua de calidad y jabón, sigue los pasos y únete a la campaña #ManosLimpias (#SafeHands en inglés). Por tu comunidad y por ti. Recuerda lavarte las manos regularmente con agua y jabón o un desinfectante para manos a base de alcohol.

 

“Lavarse las manos con jabón es una de las formas más baratas y eficaces de protegerse a uno mismo y a los demás, tanto del coronavirus como de muchas otras enfermedades contagiosas. Sin embargo, hasta la medida más básica está fuera del alcance de miles de millones de personas”, afirmó Sanjay Wijesekera, Director de Programas de UNICEF. “No es en absoluto un remedio mágico, pero es importante para que la gente sepa qué pasos han de seguir para protegerse a sí mismos y a sus familias mientras nosotros seguimos trabajando incansablemente para que la higiene básica y el saneamiento estén a disposición de todo el mundo”.

 

Un 40% de la población mundial, o, lo que es lo mismo, 3.000 millones de personas, no disponen de instalaciones para lavarse las manos con agua y jabón en su hogar. Casi tres cuartas partes de las personas que viven en los países menos desarrollados carecen de instalaciones básicas para lavarse las manos en su hogar.

 

En un 47% de las escuelas no hay instalaciones para lavarse las manos con agua y jabón, lo cual afecta a 900 millones de niños en edad escolar. En más de una tercera parte de las escuelas de todo el mundo y en la mitad de las escuelas de los países menos desarrollados ni siquiera existe un lugar destinado a que los niños puedan lavarse las manos.

 

En un 16% de los centros de salud, o en uno de cada seis, no hay retretes funcionales ni instalaciones para lavarse las manos en ninguno de los puntos de atención donde los pacientes reciben tratamiento.

 

 Mensaje del Secretario General António Guterres:

 

"Los recursos hídricos mundiales se enfrentan a una amenaza sin precedentes. En la actualidad, unos 2.200 millones de personas no tienen acceso al agua potable y 4.200 millones viven sin saneamiento adecuado. Se prevé que los efectos del cambio climático incrementarán esas cifras, a menos que actuemos con urgencia. Para el año 2050, entre 3.500 y 4.400 millones de personas tendrán acceso limitado al agua, de las cuales más de 1.000 millones vivirán en ciudades.

 

Este año, el Día Mundial del Agua se centra en el agua y el cambio climático. Dado que 2020 es un año decisivo para la acción climática, este enfoque es oportuno. El agua es el principal medio en el que percibimos los efectos de la perturbación del clima, desde los fenómenos meteorológicos extremos, como las sequías e inundaciones, hasta el derretimiento de los glaciares, la intrusión de agua salina y el aumento del nivel del mar.

 

El calentamiento global y el uso insostenible crearán una competencia sin precedentes por los recursos hídricos, lo que provocará el desplazamiento de millones de personas. Esto tendrá un efecto negativo en la salud y la productividad y actuará como multiplicador de amenazas para la inestabilidad y los conflictos. La solución es clara. Debemos aumentar con urgencia las inversiones en cuencas hidrográficas e infraestructuras hídricas sanas y mejorar drásticamente la eficiencia en el uso del agua. Debemos prever los riesgos climáticos en todos los niveles de la gestión del agua y responder a ellos de manera acorde. Es necesario redoblar urgentemente los esfuerzos para reforzar la resiliencia y la adaptación de quienes se vean afectados por los trastornos climáticos. Y, sobre todo, debemos aprovechar este año y la COP26 de Glasgow a fin de controlar la curva de emisiones y crear una base segura para la sostenibilidad del agua.

 

En el Día Mundial del Agua, todos tienen un papel que desempeñar. Exhorto a todos los interesados a que redoblen las medidas climáticas e inviertan en sólidas medidas de adaptación para la sostenibilidad del agua. Si se limita el calentamiento global a 1,5 grados centígrados, el mundo estará mejor plantado para gestionar y resolver la crisis del agua que todos enfrentamos".

 

Fuentes:

https://www.un.org/es/observances/water-day

https://www.unicef.org/es/comunicados-prensa/lavarse-manos-jabon-contra-coronavirus-fuera-alcance-miles-millones-personas

 

El Clima