Chihuahua está del lado correcto de la historia con respuesta enérgica a COVID-19: Doctor de Harvard PDF Imprimir E-mail
Escrito por Redacción   
Lunes, 20 de Abril de 2020 11:55

Uso del cubrebocas medida universal de salud, todas las personas que estén en espacios públicos deben llevarlo. 

 

Héctor Carrasco, médico chihuahuense con maestría en la Universidad Johns Hopkins y doctorado en la especialidad en Harvard, participa como invitado en el programa ¡Chihuahua Adelante! del gobernador Javier Corral.

 

Uso del cubrebocas se ha convertido en medida universal de salud y todas las personas que estén en espacios públicos deben llevarlo; no hay justificación para no hacerlo, advierte el especialista.

 

Con la aplicación de las medidas sanitarias que se han impuesto en Chihuahua para combatir al COVID-19, el Gobierno del Estado ha dado una respuesta enérgica y está del lado correcto de la historia, consideró el Doctor en Salud Pública, Héctor Carrasco Magallanes.

 

Este chihuahuense, médico cirujano del Tec de Monterrey con Maestría en la Universidad Johns Hopkins de Estados Unidos y doctorado en la especialidad en Harvard, fue invitado en el programa ¡Chihuahua Adelante! que condujo hoy el gobernador Javier Corral Jurado.

 

"En Chihuahua hemos decidido pecar del lado de la precaución, en vez de equivocarnos del lado de la omisión y lamentarlo después", manifestó el especialista oriundo de la pequeña comunidad de Paso de San Antonio, municipio de Manuel Benavides.

 

Luego, cuestionó qué es lo que le toca hacer a la población para cuidarse ante la presencia de la pandemia y no hay otra cosa que adoptar las medidas de salud como las que se han implementado y que se sabe, funcionan y  han adoptado países a quienes mejor les ha ido: China, Corea del Sur, Singapur, Taiwan y Japón.

 

"Aunado a otras medidas de higiene y sana distancia, como las que se están implementando en Chihuahua, esos países han impuesto un uso universal de mascarillas y cubrebocas", indicó.

 

Y aprendiendo esa lección, añadió, estas recomendaciones se están practicando en Estados Unidos y países de Europa.

 

Advirtió que todas las personas deben llevar cubrebocas mientras estén en espacios públicos. No hay justificación para no hacerlo. En caso de traer la enfermedad sin saberlo, con un cubrebocas se cuida a los demás.

 

Mencionó que las personas confirmadas de COVID-19 o con los síntomas de la enfermedad (fiebre, tos, fatiga y dolores musculares) deben usar cubrebocas en todo momento, incluso, dentro de su hogar. Quienes cuidan a otras personas, también deben llevar cubrebocas, incluso, dentro de su hogar.

 

Por eso, el doctor Carrasco aprobó la publicación del Acuerdo 064/2020 que ayer dio a conocer el gobernador, porque es muy explícito en sus medidas y recomendaciones.

 

En referencia al acuerdo, indicó que los cubrebocas N95 son usados exclusivamente por profesionales de la salud. Son extremadamente caros y no ofrecen ningún beneficio la población en general.

 

Los cubrebocas médico-quirúrgicos, agregó, deben ser utilizados por profesionales de la salud y la población de alto riesgo: gente en condiciones médicas que incrementan el riesgo de complicaciones cuando la persona se infecta, como mayores de 60 años, personas con enfermedades renales, enfermedades hepáticas, embarazo, hipertensión, diabetes problemas de sistema inmunitario y enfermedades del corazón.

 

También deben llevar cubrebocas las personas con alguno de los síntomas cardinales (fiebre, tos, fatiga y dolores musculares) y las personas que están cuidando de las personas con síntomas o casos confirmados.

 

Los cubrebocas caseros (común y corriente) deben ser utilizados por la población saludable, por la población sin condiciones médicas que los pongan en riesgo y por todas las personas menores de 60 años.

 

Algo importante es, que existe el riesgo de usar los cubrebocas mal, y esto trae consigo otro problema, porque van a servir como fómites, objetos que transmiten una enfermedad de una persona a otra.

"Si ustedes salen a espacios públicos donde están expuestos a otras personas con la enfermedad. Luego regresan a la casa y lo tiran en la mesa. Alguien ahí lo toma, se lleva las manos a la boca y ya contaminó del virus y eso es muy riesgoso en el hogar", señaló Carrasco.

 

Recomendó que antes de ponerse el cubrebocas, se deben lavar las manos con una sustancia a base de alcohol o con agua y jabón y lo mismo se hace cuando se retira.

 

El uso correcto de un cubrebocas médico quirúrgico tiene una vida media de ocho horas, hay que ponerse las ligas a cada lado y cubrir nariz, boca y barbilla y no tocarlo; si se toca, hay que volverse a lavar las manos, cuando está húmedo hay que volverlo a cambiar.

 

"Al quitarse, también, antes se lavan las manos, se deposita en una bolsita y se cierra con un nudo, se desecha y ya no se vuelve a usar. Entonces es importante desecharlo de la manera correcta", dijo.

 

Las mascarillas reutilizables se lavan con agua caliente a más de 60 grados y con detergente.

 

"Hay varias medidas de Salud Pública que sabemos que funcionan para cuidarnos los unos a los otros, como las que se han implementado en el estado: resguardo domiciliario responsable, lavarse las manos frecuentemente, estornudar y toser aplicando la etiqueta respiratoria, evitar el contacto físico, no saludar de beso, mano o abrazo y todas las demás medidas de higiene y sana distancia que se les ha venido comunicando", indicó.

 

"En resumen -expresó el especialista en Salud Pública-, hoy más que nunca debemos cuidarnos los unos a los otros. Ahí radica la fuerza del pueblo chihuahuense y es como le vamos a hacer frente al Coronavirus".

 

El Clima