El temor a la muerte por Coronavirus PDF Imprimir E-mail
Opinión - Columnas
Escrito por Francisco Flores Legarda   
Lunes, 25 de Mayo de 2020 09:40

Francisco Flores Legarda.

 

"A veces las cuestiones son complicadas y las respuestas son sencillas".  Jodorowsky

 

El COVID-19, más conocido como coronavirus, fue declarado como enemigo de la humanidad por la OMS. Muchos son ya los países que se han visto en la obligación de cerrar sus fronteras y declarar cuarentena absoluta para prevenir los contagios y las muertes. Países en estado límite como Italia, quienes han tenido que elegir dejar morir a adultos mayores por falta de personal y tiempo, sumado a la falta de cementerios para despedir a las víctimas de este virus.

 

Todo esto ha llevado a generar un pánico colectivo, en donde muchas personas han adquirido productos de higiene en altas cantidades en supermercados. Países con diferentes políticas han tomado diferentes medidas y toda esta pandemia ha reflejado que regiones están menos y más preparadas para asumir este tipo de catástrofes.

 

Sin duda en los últimos días no hay quien no esté hablando sobre coronavirus y la cuarentena. Los sitios web y las redes sociales están plagadas de noticias y de memes en torno a este nuevo estilo de vida que muchos ciudadanos han tenido que adoptar: estar recluidos en sus casas.

 

7 cosas que nos ha enseñado el temor a morir de coronavirus (COD-19):

 

1. No subestimar a ninguna pandemia

 

Definitivamente si algo nos ha enseñado esta contagiosa enfermedad es a ser más precavidos. Desde los ciudadanos hasta las autoridades gubernamentales han aprendido esta lección. Ninguna medida es excesiva si lo que se busca es evitar muertes. El uso de mascarillas, lavarse las manos y estornudar de la manera correcta pueden salvarle la vida a alguien. Así como cada hogar debería contar con provisones para estados de emergencia. Y a su vez, como los gobiernos se están dando cuenta de lo importante que es invertir en salud y tener una rápida capacidad de respuesta frente a estas situaciones. Muchas ciudades tuvieron que paralizar su funcionamiento normal, porque comprenden que en estos minutos es más importante salvar vidas humanas que mantener un determinado equilibrio económico.

 

2. Replantearse la idea de la seguridad humana

 

Probablemente muchas personas y en muchos Estados se mantenía una concepción de cierta segurar con respecto a la humanidad. Probablemente los avances tecnológicos y la globalización nos hayan llevado a creer que como seres humanos somos invencibles. Basta con que un solo virus, invisible ante nuestros ojos, haya puesto en jaque el foco de atención y el funcionamiento del mundo entero. Probablemente, la humanidad entera se encuentre en situación de stand-by.

 

3. Es importante conocer a tu comunidad

 

En estos minutos muchas personas que viven con miedo están dándose cuenta de que su principal apoyo son sus familias, amigos y vecinos. Debemos cambiar esa idea del individualismo y empezar a darnos cuenta de que vivimos con otras personas y que cada una de ellas forma parte de esta humanidad. En minutos de desesperación e incertidumbre siempre es bueno contar con alguien para acompañarse y contenerse mutuamente en momentos de crisis.

 

4. Cada acción cuenta

 

No hay una mejor forma de crear consciencia que entender que cada uno de nosotros puede afectar a un elevado número de personas. Si piensas en los primeros casos de corona virus fuera de China, entenderás lo importante que es lo que cada persona hace. Basta con que solo un individuo no haga caso a las normas de sanidad para que el virus se propague hacia un gran número de personas. Esto nos lleva a que como mínimo prestemos atención a las decisiones que tomamos y comencemos a entender cómo ellas pueden afectar a los demás. Cada elección cuenta.

 

5. La salud es lo más importante

 

El corona virus es transversal y ha afectado a personas de diferentes países con diferentes situaciones sociales. Esta enfermedad no hace distinción de fenotipo, nacionalidad, creencia religiosa, posición social ni mucho menos bienes materiales. Puedes prescindir de muchas cosas en tu vida, pero sin salud no puedes disfrutarla. Muchas personas se sentarán a reflexionar cuan valioso es estar sanos y tener la oportunidad de vivir en un mundo que te permita estar sano.

 

6. Aprovechar el teletrabajo

 

Además de las enseñanzas filosóficas y morales también hemos obtenido un aprendizaje práctico. Estar encerrados en casa y con necesidades monetarias que cubrir, ha llevado a mucha gente a descubrir el teletrabajo. A día de hoy las empresas y los trabajadores han descubierto una nueva modalidad de producción: el trabajo a distancia a través de internet. Cuando todo pase, el teletrabajo podría ser alguno de los nuevos cambios que podrían incluirse a la vida cotidiana. Quizás es una buena idea para disminuir el trabajo innecesariamente presencial y que las personas tengan más tiempo para pasar en casa con sus familias.

 

7. Que el virus somos nosotros

 

No podemos hacernos los ciegos y negar los sucesos que están pasando, no solo a nosotros los seres humanos. También son el resto de los animales quienes se han visto afectados por el corona virus. La diferencia está en que para ellos ha sido algo positivo. En muchas cuidades ha disminuido la emisión de gases, se han clarificado las aguas y se ha visto como la fauna ha vuelto a transitar por lugares en donde ya no están los humanos. Todas son imágenes son hermosas. Esto también nos enseñará a ser más respetuosos con el medio ambiente y entender que hay espacios que estamos tomando como nuestros cuando la verdad es que son espacios de todos los seres vivientes.

 

Ciertamente todos estamos esperando que esta pandemia simplemente sea un capítulo oscuro del cual podamos al menos sacar útiles enseñanzas que podamos poner en práctica en el futuro para construir una mejor sociedad a nivel mundial.

 

Salud y larga vida y luchar para vivir

 

Profesor por Oposicion de la Facultad de Derecho de la UACH.

@profesor_F