¡Por fin! PDF Imprimir E-mail
Opinión - Luis Javier Valero
Escrito por Luis Javier Valero Flores   
Jueves, 09 de Julio de 2020 06:13

Luis Javier Valero Flores.

 

No hay coincidencias, el presidente norteamericano decidió efectuarle un regalo de último momento al presidente López Obrador: La detención del exgobernador César Duarte en el curso de la visita del tabasqueño a Donald Trump.

 

Las consecuencias de esta detención van más allá de los límites chihuahuenses pues puede dar pie a las revelación de dos grandes asuntos, ambos de trascendencia nacional y que podrán incidir seriamente en los comicios del próximo año: La develación de la operación financiera del PRI, para llevar a la presidencia a Enrique Peña Nieto y, además, los distintos procesos electorales de la mayor parte de los mandatarios estatales priistas y, la revelación de la red integrada por varios exgobernadores en la compra fraudulenta de medicinas en las administraciones estatales por ellos dirigidas.

 

Acusado de infinidad de delitos, todos contra el patrimonio público estatal, a César Duarte se le imputa el desvío de mil 550 millones de pesos. que motivaron la expedición de 21 órdenes de aprehensión.

 

El ex mandatario chihuahuense tiene ante sí un dilema: O presenta en primera instancia el litigio en los tribunales norteamericanos o en los mexicanos.

 

La detención pondrá a Duarte bajo la tutela del Poder Judicial de los EU y éste deberá resolver acerca de la procedencia de la extradición, litigio que se desarrollará en dos bandas:

 

Por un lado, la de la de la existencia de elementos que les haga presumir a los jueces norteamericanos la comisión de los delitos que se le imputan y, por otro, el de los elementos que opongan los defensores de Duarte acerca del respeto al debido proceso, los que alegarán se violó en repetidas ocasiones por la administración de Javier Corral, y por éste, personalmente, hasta el grado de que, como ya lo han hecho valer en distintos momentos a partir de la emisión de la primera orden de aprehensión, de acreditar una presunta persecución del gobierno de Chihuahua.

 

De acuerdo con lo realizado hasta ahora por la defensa de Duarte, se avizora un fuerte litigio en las cortes norteamericanas; no es previsible que decidiera enfrentar a la justicia chihuahuense mientras ocupe la gubernatura Javier Corral y, probablemente, preferirá intentar demostrar las ilegalidades cometidas en su contra en las cortes de EU.

 

Para quienes dudaran de la independencia de los tribunales norteamericanos y la posibilidad de que el presidente Trump presionara a fin de acelerar la extradición, es posible que presione, si le interesa, pero de que obtenga éxito en esas gestiones no hay certeza, de tal modo que se puede prever un medianamente prolongado juicio de extradición.

 

De cualquier modo, el litigio no le quita la euforia a los chihuahuenses desatada en la entidad a partir de las primeras informaciones de la detención, que ahora recordarán los aciagos momentos vividos por muchos en aquel gobierno, causados por las erróneas acciones gubernamentales de la administración del ballezano, sufridas en mayor o menor medida por la mayoría de los chihuahuenses.

 

Quizá sean los habitantes de la capital de menores recursos económicos quienes sufrieron más de manera directa sus equivocaciones.

 

Tal aserto tiene una explicación: La puesta en vigor del nuevo sistema de transporte urbano en la capital del estado -Vivebús- ocasionó un serio trastorno del transporte, con serias consecuencias para la movilidad diaria de más de 300 mil capitalinos que se vieron afectados en el traslado a trabajos y escuelas, con el agravante que los costos se elevaron y las distancias de los sitios de abordaje de las unidades aumentaron y en muchos casos desaparecieron las tradicionales rutas del traslado de los trabajadores de menores ingresos de Chihuahua.

 

Eso tuvo gravísimas consecuencias para César Duarte, su partido y sus candidatos en 2016, lo perdieron casi todo y Javier Corral recibió un inesperado regalo (como el de hoy) que era una mayoría ciudadana harta del gobernador y dispuesta a cobrársela en las urnas.

 

Así lo hicieron.

 

Hoy, Duarte espera su enjuiciamiento en una prisión norteamericana.

 

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla