Dialoga Estado con iglesias sobre restricciones de apertura a templos y centros de culto PDF Imprimir E-mail
Escrito por Redacción   
Viernes, 14 de Agosto de 2020 12:33

Hicieron propuestas para implementar medidas que les permitan avanzar en la apertura de los templos y centros de culto.

 

Llama gobernador Javier Corral a representantes de las distintas denominaciones a que sean aliados estratégicos en la difusión del mensaje de responsabilidad social, para generar conciencia en la feligresía frente a la pandemia.

 

“Lo que más nos interesa en el caso de los templos es proteger a nuestros adultos mayores, que son los más vulnerables ya que son quienes tienen un alto riesgo no solo de contagio y de enfermarse, sino de fallecer”, destaca el mandatario

 

El gobernador Javier Corral informó que desde el jueves se inició un diálogo con los obispos de las diócesis católicas y se tendrán próximos encuentros con pastores de distintas iglesias evangélicas, para explicarles cuál es la razón de las restricciones y decisiones que ha tomado el Consejo Estatal de Salud para evitar que aumente la velocidad de contagios de COVID-19.

 

En el programa Chihuahua Adelante, dedicado a detallar el alcance del acuerdo 102/2020 para hacer frente a la pandemia, el mandatario adelantó que los representes religiosos hicieron propuestas para implementar medidas que les permitan avanzar en la apertura de los templos y centros de culto, lo que será revisado por las autoridades de Salud.

 

“Les hemos planteado que sean aliados estratégicos en la difusión del mensaje de responsabilidad social. Si vamos a abrir de nuevo el culto, ayúdenos a generar una conciencia de responsabilidad entre la feligresía, para asumir la única medida que puede complementar o que puede atajar la velocidad de la transmisión del virus hoy por hoy, que es la sana distancia”, indicó.

 

Javier Corral dijo que se les informó que la discusión sobre el tema será llevada ante el Consejo Estatal de Salud, para articular una propuesta en donde la base fundamental, de entrada, es que se limite el acceso a adultos mayores.

 

Señaló que este sector de la población es el que más concurre al templo, no está relacionado con las nuevas tecnologías de la información y siente la necesidad de ir presencialmente al templo.

 

Destacó que de nuevo cuenta, así como se determinaron los lineamientos en el  Acuerdo 102, será el Consejo Estatal de Salud el que realice el análisis técnico para determinar las características, condiciones y protocolos para una posible reapertura, privilegiando el criterio médico o de vigilancia epidemiológica.

 

“Lo que se determine al respecto será en base en una discusión técnica y no de carácter ético, moral o religioso, porque nadie de nosotros va a dejar de reconocer, incluso ni el agnosticismo podría hacerlo, que las iglesias cumplen una función esencial en la vida de las personas. No está ahí la discusión”, expresó.

 

El mandatario recordó cómo, en la decisión de mantener cerrados los templos y centros de culto todos, los integrantes del Consejo Estatal de Salud estuvieron de acuerdo, hecho que ya se explicó a los representantes de las distintas denominaciones religiosas, porque no se trató del criterio personal del gobernador.

 

“En esta primera ocasión todos estuvimos de acuerdo en que no debían abrirse todavía los templos, porque son espacios de concentración de personas, en donde hay una concurrencia masiva y en donde tenemos que tomar medidas muy cuidadosas”, expresó.

 

Javier Corral consideró que ante el análisis que se abre a partir del acercamiento de las distintas iglesias, se debe destacar la importancia de implementar un protocolo muy estricto en el que se evalúen diversos factores como horarios, edades y niveles de transmisión, que son distintos en las diferentes regiones del estado.

 

“Lo que más nos interesa en el caso de los templos es proteger a nuestros adultos mayores, que son los más vulnerables ya que son quienes tienen un alto riesgo no solo de contagio y de enfermarse, sino de fallecer”, indicó.

 

“Estaría limitado ese acceso, yo creo que de entrada es una medida que tendríamos que tomar”, y lo que acordemos abierta y transparentemente, deberá  mantener el principio de protección de la salud, agregó el gobernador.

 

Adelantó que podría empezarse en algunas diócesis con un aforo del 15 o del 20 por ciento, en tanto que en otras podría ser mayor.

 

Por ello, indicó, se integrará un grupo de trabajo con representante de cada una de las diócesis y de las iglesias evangélicas para diferenciar regiones, en términos de nivel de transmisión o de formas de diseminación del virus.

 

 “Les hemos hecho esa propuesta”, dijo el titular del Ejecutivo estatal.

 

“Creo que bajo esta visión, se privilegia la salud, sin dejar de reconocer la libertad que toda persona tiene de practicar un culto”, destacó.

 

Señaló que hay una exigencia de que se reconozca la actividad de acompañamiento espiritual como una actividad esencial “y yo creo que lo es en sentido estricto, si concebimos que la persona humana está formada por cuerpo material y alma espiritual”

 

“Por lo tanto –explicó–si cobramos dimensión de esa doble configuración humana, por supuesto que el acompañamiento espiritual es fundamental, pero no podemos nunca dejar de lado este otro tema de la salud”.

 

El mandatario estatal estuvo acompañado por el secretario general de Gobierno, Jesús Mesta Fitzmaurice, así como por los integrantes del Consejo Estatal de Salud, el secretario de Salud, Eduardo Fernández Herrera, y los doctores Rodolfo Chávez Chávez, director del Hospital Ángeles y Sergio Enrique Modesto Terrazas, presidente del Colegio de Médicos Generales.

 

El director del Hospital Ángeles, Rodolfo Chávez Chávez, comentó que indudablemente se debe privilegiar a la comunidad, evitando en todo lo que sea posible el contagio, si bien es cierto que el culto es uno de los valores inherentes de las personas.

 

“Yo sí creo en Dios, yo soy católico y estoy a favor de todo lo que implica la religión, pero también soy médico y debo de privilegiar el bien común, la baja tasa de transmisión”, expresó.

 

“Estoy totalmente abierto a escuchar las propuestas, incluso yo tengo algunas que pudieran servir, me parecen muy prudentes el acercamiento y la comunicación, si podemos llegar a una conclusión en que se privilegie a nuestra sociedad y la meta común de bajar la transmisión y poder llegar a un acuerdo en ciertos lugares, encantado”, agregó.

 

En su participación, el presidente del Colegio de Médicos Generales, consideró como muy buena noticia el que los representantes de las distintas iglesias se acerquen con sus propuestas respecto a lo que marca el decreto.

 

“Esto va en beneficio de toda la población. La diseminación en esos centros es tremenda, entonces sí habría que poner mucha atención en ese protocolo y ver qué es lo que ellos están sugiriendo”, indicó.

 

Dijo que los obispos, sacerdotes y pastores de las iglesias tienen que ayudar a concientizar a la gente, con el uso del cubrebocas y deben contar con materiales sanitizantes como son gel, tapetes con cloro para desinfectar las áreas y bancas, además de muchas otras medidas que deben ser incorporadas.