Perder, perder, la estrategia de corral PDF Imprimir E-mail
Opinión - Ernesto Avilés Mercado
Escrito por Ernesto Avilés Mercado   
Sábado, 28 de Noviembre de 2020 20:07

 

Ernesto Avilés Mercado.

 

Hablando y escribiendo

 

Lo que se pensaba podría ser el mayor descalabro de la política panista en Chihuahua, con el cumplimiento de la orden de aprehensión en contra de la alcaldesa María Eugenia Campos Galván, puede dar un giro de 180 grados y dejar a Maru Campos en calidad de imputada, pero pudiendo llevar su proceso en libertad.

Lo anterior, después de que abiertamente la jefa de la comuna retara al Gobernador a tratar de detenerla a escasos días de cumplirse el plazo para retirarse de la Presidencia Municipal y participar como aspirante a la gubernatura del Estado, por su partido Acción Nacional.

El evidenciar las acciones ciertamente inusitadas tanto de la propia Fiscalía del Estado como por parte de la Fiscalía Anticorrupción, de buscar anexar a sus propósitos a ex empleados de la alcaldesa, ofreciéndoles de manera indirecta criterios de oportunidad para que revelaran las fuentes externas de recursos que gastó la presidenta municipal, para eventualmente fincarle responsabilidad de corrupción, además de la ya tan comentada, recepción de recursos estatales por parte del ex gobernador Cesa Duarte, le generó una reacción mediática muy favorable para ella, mientras que le puso los dedos en la puerta al gobernador Javier Corral.

Es evidente que además de sagaz, también fue osada, aunque ya encarrerada, no vio limites en cuanto a medir a todos los varones con el mismo rasero, cuando lo que importa es que hable en primera persona y no a nombre de todas las mujeres que participan en política o han sufrido alguna violencia familiar o política.

El hecho es que Javier Corral inició esta bola de nieve desde la cresta del cerro, y ahora cuando viene cuesta abajo adquiriendo mas fuerza y volumen, se enfrenta a sus propias decisiones; es decir, pudo haber hecho efectiva la orden de aprehensión cuando iniciaba su gobierno Municipal, o bien cuando buscaba repetir por tres años más, pero la dejó continuar y ahora, cuando ve el gran monstruo electoral en que se convirtió, entiende que continuar es lo que tiene que hacer, pero el impedirle que participe, le puede representar también a él, la terminación de su vida política.

La contratación del abogado Francisco Javier Molina Ruíz, que pertenece al grupo de abogados panistas, que han estado al frente de instituciones nacionales de procuración de justicia y que fueron rechazados por Corral para que pudieran representar a las vacas sagradas del Duartismo que se encuentran con prisión preventiva, están viendo la posibilidad real de quitarle la joya de la corona a Corral, además de que también se vengaría Molina por los señalamientos de incapacidad, falta de profesionalismo y  ofensas de corrupción y vida de dispendio vertidas por Carlos Olson, cuando aquel fue despedido del órgano administrativo del Poder Judicial y su lugar fuera ocupado por el también suplente de Gustavo Madero.

En un caso hipotético donde la escenografía sea que le libren la orden de aprehensión, y que por medio del amparo que se promovió, sí le hagan válida la suspensión provisional, se presente ante el juez de control, declare y no le dicten prisión preventiva, los bonos de la alcaldesa subirían hasta las nubes, porque la jurisprudencia de la Corte si permite realizar campaña, aun teniendo auto de formal prisión. 

El detener a Maru Campos si podría traer consecuencias graves incluso para el propio PAN y estarían entregando el Estado a la oposición, por lo que poniendo en la balanza la gubernatura y el caso de Maru, optarían por la gubernatura porque esa decisión no es local sino del centro (CEN del PAN).

Gustavo Madero no podría incorporar los apoyos sociales a su eventual campaña.