Pedro Joaquín Coldwell nuevo presidente nacional del PRI PDF Imprimir E-mail
Escrito por Redacción   
Viernes, 09 de Diciembre de 2011 05:45

 

Exige el PRI a Calderón no más injerencia en procesos electorales: Coldwel; el gobierno panista recurre a artimañas para agredir a quienes le disputan el poder, afirma; desde Los Pinos se lanzan acusaciones temerarias y se utiliza la justicia sólo para ganar votos

 

Ante la debilidad de sus precandidatos, el gobierno panista recurre a toda suerte de artimañas para agredir a las fuerzas políticas que, como el PRI, le disputan el poder, acusó el nuevo dirigente nacional de este partido, Pedro Joaquín Coldwell, y exigió al presidente Felipe Calderón ajustar su conducta al mandato de la ley y no entrometerse en el proceso electoral de 2012, como lo hiciera –para beneficiarlo a él– su antecesor, Vicente Fox, hace seis años.  

 

Denunció que desde la Presidencia se lanzan acusaciones temerarias y la procuración de justicia se utiliza de forma facciosa, pues todo se vale con el objeto de descalificar al adversario si esto sirve para ganar elecciones, sin importarle que los costos de tales acciones los pague la sociedad.

 

Con Enrique Peña Nieto, virtual candidato presidencial del tricolor, y junto a él, Manlio Fabio Beltrones, quien aspirara también a esa posición, el nuevo dirigente hiló un discurso sin ambages hacia la actuación del jefe del Ejecutivo federal.

 

Señaló que Felipe Calderón Hinojosa, quien como candidato fue el principal beneficiario de la injerencia gubernamental en las elecciones, tiene hoy, como Presidente, el deber de evitarla por el bien de México.

Y le exigió ajustar su conducta al mandato de la ley y actuar con imparcialidad, y que evite dañar el proceso electoral con su intromisión.

 

De ese modo, en menos de cinco minutos, Joaquín Coldwell envió la respuesta del PRI a las acusaciones lanzadas desde Los Pinos por la presunta intervención del narcotráfico en favor del tricolor en los comicios celebrados el pasado 13 de noviembre en Michoacán.

 

Puntual, exigió al gobierno federal no hacer de este tema un arma para minar la confianza en las autoridades electorales, socavar el proceso o agredir a partidos y candidatos.

 

Ante estas expresiones, la reacción de los integrantes del Consejo Político Nacional (CPN) del PRI fue una aclamación de pie, luego de que hace apenas una semana recibieran la renuncia de Humberto Moreira. (La Jornada)